Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000351.htm

Seudotumor cerebral

Es una afección en la cual la presión interna del cráneo incrementa. Esto afecta el cerebro y hace que la enfermedad parezca un tumor, aunque no lo es.

Causas

La afección ocurre con mayor frecuencia en las mujeres que en los hombres, especialmente en mujeres jóvenes con obesidad de entre 20 y 40 años de edad. Es rara en los bebés, pero se puede presentar en niños.

La causa se desconoce.

Ciertos medicamentos pueden incrementar el riesgo de esta afección y entre ellos se encuentran:

  • Píldoras anticonceptivas
  • Ciclosporina
  • Isotretinoína
  • Minociclina
  • Ácido nalidíxico
  • Nitrofurantoína
  • Fenitoína
  • Esteroides (comenzarlos o suspenderlos)
  • Sulfamidas
  • Tamoxifeno
  • Tetraciclina
  • Vitamina A

Los siguientes factores también están relacionados con esta afección:

Síntomas

Los síntomas pueden incluir cualquiera de los siguientes:

  • Dolor de cabeza
  • Visión borrosa
  • Zumbido en los oídos (tinnitus)
  • Mareo
  • Visión doble (diplopía)
  • Náuseas
  • Pérdida de la visión

Los síntomas pueden empeorar durante la actividad física, especialmente al tensionar los músculos del estómago.

Pruebas y exámenes

El médico llevará a cabo un examen físico. Los signos de esta afección incluyen:

Aunque hay un aumento de la presión en el cráneo, no hay un cambio en la lucidez mental.

Los exámenes que se pueden realizar incluyen:

El diagnóstico se hace descartando otros problemas de salud. Estas incluyen afecciones que pueden causar aumento de la presión intracraneal, como:

Tratamiento

El tratamiento está dirigido a la causa del seudotumor.

Una punción lumbar puede ayudar a aliviar la presión dentro del cerebro y prevenir problemas de visión.

Otros tratamientos pueden incluir:

  • Restricción de líquidos o de sal.
  • Medicinas como corticosteroides, glicerol, acetazolamida y furosemida.
  • Procedimientos de derivación para aliviar la presión a raíz de la acumulación de líquido cefalorraquídeo.
  • Cirugía para aliviar la presión en el nervio óptico.
  • Pérdida de peso.

Se necesitará un control minucioso de la visión. Puede haber pérdida de la visión, lo cual algunas veces es permanente. Igualmente, se pueden realizar resonancias magnéticas y tomografías computarizadas de control para descartar un cáncer oculto.

Expectativas (pronóstico)

Algunas veces, la afección desaparece por sí sola dentro de los 6 meses siguientes. Sin embargo, los síntomas pueden volver en entre 10 y 20% de las personas. Una pequeña cantidad de personas presenta síntomas que empeoran lentamente y llevan a la ceguera.

Posibles complicaciones

La pérdida de la visión es una complicación grave de esta afección.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor de atención médica si usted o su hijo tienen los síntomas que aparecen en la lista de arriba.

Nombres alternativos

Hipertensión intracraneal benigna; Hipertensión intracraneal idiopática

Referencias

Ferri FF. Idiopathic intracranial hypertension. In: Ferri FF.Ferri's Clinical Advisor 2015

Pless ML. Pseudotumor cerebri. In: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme JW III, Schor NF, Behrman RE, eds.Nelson Textbook of Pediatrics.

Rosenberg GA. Brain edema and disorders of cerebrospinal fluid circulation. In: Daroff RB, Fenichel GM, Jankovic J, Mazziotta JC, eds.Bradley's Neurology in Clinical Practice.

Actualizado 2/3/2015

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados