Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000508.htm

Azotemia prerrenal

Es un nivel anormalmente elevado de productos de desechos nitrogenados en la sangre.

Causas

La azotemia prerrenal es común, especialmente en personas hospitalizadas.

Los riñones filtran la sangre. También producen orina para remover los productos de desecho. Cuando disminuye la cantidad o la presión en el flujo sanguíneo a través del riñón, la filtración sanguínea también se reduce. Incluso se puede detener del todo. Los productos de desecho permanecen en la sangre. Se produce poco o nada de orina, aunque el riñón en sí está funcionando.

Cuando los desechos nitrogenados, como la creatinina y la urea, se acumulan en el cuerpo, la afección se conoce como azotemia. Estos productos de desecho actúan como tóxicos cuando se acumulan en el organismo. Dañan los tejidos y reducen la capacidad de funcionamiento de los órganos.

La azotemia prerrenal es la forma más común de insuficiencia renal en pacientes hospitalizados. Cualquier afección que produzca una reducción del flujo sanguíneo al riñón puede causarla, incluso:

  • Quemaduras
  • Afecciones que permiten el escape de líquido del torrente sanguíneo
  • Vómitos, diarrea o sangrado prolongados
  • Exposición al calor
  • Disminución de la ingesta de líquidos (deshidratación)
  • Pérdida del volumen de sangre

Las afecciones en las cuales el corazón no puede bombear suficiente sangre o la sangre se bombea a bajo volumen, también incrementan el riesgo de azotemia prerrenal. Estas afecciones incluyen:

También puede ser causada por afecciones que interrumpen el flujo sanguíneo al riñón, tales como:

Síntomas

La azotemia prerrenal puede no presentar síntomas. O pueden estar presentes los síntomas de las causas de la azotemia prerrenal.

Pueden presentarse síntomas de deshidratación, e incluir cualquiera de los siguientes:

Pruebas y exámenes

Un examen puede mostrar:

Se pueden hacer los siguientes exámenes:

Tratamiento

El principal objetivo del tratamiento es corregir rápidamente la causa antes de que se produzca daño al riñón. Las personas con frecuencia necesitan permanecer en el hospital.

Se pueden utilizar líquidos intravenosos (IV), que incluyen sangre o hemoderivados, para incrementar el volumen sanguíneo. Después de que se haya restablecido dicho volumen, se pueden emplear medicamentos para:

  • Incrementar la presión arterial 
  • Mejorar el bombeo del corazón

Si la persona tiene síntomas de insuficiencia renal aguda, el tratamiento probablemente incluirá:

Expectativas (pronóstico)

Es posible neutralizar la azotemia prerrenal si se puede encontrar y corregir la causa en cuestión de 24 horas. Si la causa no se corrige rápidamente, se puede producir daño al riñón (necrosis tubular aguda).

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden incluir:

  • Insuficiencia renal aguda
  • Necrosis tubular aguda (muerte del tejido)

Cuándo contactar a un profesional médico

Acuda al servicio de emergencias o llame al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) si tiene síntomas de azotemia prerrenal.

Prevención

El tratamiento rápido de cualquier afección que reduzca el volumen o fuerza del flujo sanguíneo a través de los riñones puede ayudar a prevenir la azotemia prerrenal.

Nombres alternativos

Disminución de la perfusión renal; Uremia

Referencias

Goldfarb DA, Poggio ED. Etiology, pathogenesis, and management of renal failure. In: Wein AJ, Kavoussi LR, Novick AC, et al., eds.Campbell-Walsh Urology

Meyer TW, Hostetter TH. The pathophysiology of uremia. In: Taal MW, Chertow GM, Marsden PA, et al., eds.Brenner and Rector's The Kidney

Actualizado 11/26/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados