Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000618.htm

Erisipela

Es un tipo de infección de la piel.

Causas

La erisipela generalmente es causada por las bacterias estreptococos del grupo A. El padecimiento puede afectar tanto a niños como a adultos.

Algunas afecciones que pueden llevar a erisipela son:

  • Un corte en la piel
  • Problemas con el drenaje a través de las venas o el sistema linfático
  • Llagas (úlceras) cutáneas

La mayoría de las veces, la infección se presenta en las piernas. Igualmente, puede ocurrir en la cara. 

Síntomas

Los síntomas de erisipela son:

  • Ampollas
  • Fiebre, temblores y escalofrío
  • Dolor, mucho enrojecimiento, inflamación y calor en la piel por debajo de la úlcera
  • Úlcera cutánea con un borde elevado
  • Úlceras en las mejillas y el puente nasal

Pruebas y exámenes

La erisipela se diagnostica con base en la apariencia de la piel. Generalmente no se necesita una biopsia de piel.

Tratamiento

Los antibióticos se usan para eliminar la infección. Si la infección es grave, es posible que sea necesario administrarlos por vía intravenosa (IV).

Las personas que tengan episodios repetitivos de erisipela pueden necesitar antibióticos por períodos prolongados.

Expectativas (pronóstico)

Con tratamiento, el pronóstico es bueno. A la piel le puede tomar unas cuantas semanas retornar a la normalidad y es común que se presente descamación.

Posibles complicaciones

En algunas ocasiones, las bacterias que causan la erisipela pueden viajar hasta la sangre. Esto ocasiona una afección denominada bacteriemia. Cuando esto sucede, la infección puede diseminarse a las articulaciones, los huesos y las válvulas cardíacas.

Otras complicaciones incluyen:

  • Retorno de la infección
  • Shock séptico (una peligrosa infección en todo el cuerpo)

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor de atención médica si tiene una úlcera cutánea y otros síntomas de erisipela.

Prevención

Mantenga la piel sana evitando la piel seca y previniendo cortaduras y raspaduras, lo cual puede reducir el riesgo de sufrir erisipela.

Referencias

Millet CR, Halpern AV, Reboli A, et al. Bacterial diseases. In: Bolognia JL, Jorizzo JL, Schaffer JV, et al, eds. Dermatology. 3rd ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2012:chap 74.

Pasternak MS, Swartz MN. Cellulitis, necrotizing fasciitis, and subcutaneous tissue infections. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser JM, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 95.

Actualizado 11/12/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.