Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000842.htm

Quiste sebáceo

Es un saco cerrado bajo la piel lleno de un material aceitoso o similar al queso.

Causas

Los quistes sebáceos con frecuencia se originan a partir de la inflamación de los folículos pilosos. Un trauma cutáneo también puede provocar que se forme un quiste. Se crea un saco de células dentro del cual se secreta una proteína llamada queratina.

Síntomas

El síntoma principal suele ser una pequeña protuberancia indolora debajo de la piel. La protuberancia por lo general se encuentra en la cara, el cuello y el tronco. Por lo regular crece lentamente y no causa dolor.

Si esta protuberancia resulta infectada o inflamada, otros síntomas pueden incluir:

  • Enrojecimiento de la piel
  • Piel sensible o adolorida
  • Piel caliente en la zona afectada
  • Salida de material blanco grisáceo, tipo queso y maloliente del quiste

Pruebas y exámenes

En la mayoría de los casos, el médico puede diagnosticar este tipo de quiste simplemente examinando la piel. En ocasiones, se puede requerir una biopsia para descartar otras afecciones.

Tratamiento

Los quistes sebáceos no son peligrosos y tienden a ser ignorados. Colocar un paño (compresa) caliente y húmedo sobre el área puede ayudar a que el quiste drene y sane.

Si usted tiene un quiste pequeño e inflamado, el médico puede inyectarlo con un medicamento esteroide que reduce la hinchazón.

Si el quiste se torna inflamado, sensible o grande, el médico puede drenarlo o llevar a cabo una cirugía para extirparlo.

Posibles complicaciones

En ocasiones, estos quistes pueden resultar infectados y formar abscesos dolorosos.

Los quistes pueden retornar después de ser extirpados quirúrgicamente.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al médico si observa nuevas tumoraciones en el cuerpo. Aunque los quistes no son peligrosos, el médico debe examinarlo para buscar signos de cáncer de piel.

Nombres alternativos

Quiste epidérmico; Quiste queratínico; Quiste epidermoide; Quiste de inclusión epidérmica

Referencias

Habif TP. Clinical Dermatology: A Color Guide to Diagnosis and Therapy. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2009:chap 20.

Lea más

Actualizado 5/15/2013

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados