Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000968.htm

Roséola

Es una infección viral que comúnmente afecta a bebés y niños pequeños. Implica fiebre alta y una erupción cutánea entre rosácea y roja.

Causas

La enfermedad es común en niños de 3 meses hasta los 4 años de edad y se da con mayor frecuencia entre los 6 meses y 1 año.

Es provocada por un virus denominado herpesvirus humano 6 (HVH-6), aunque se pueden presentar síndromes similares con otros virus.

Síntomas

El tiempo entre el momento de la infección y el comienzo de los síntomas (período de incubación) es de 5 a 15 días.

Los primeros síntomas incluyen:

  • Enrojecimiento de los ojos
  • Irritabilidad
  • Rinorrea
  • Dolor de garganta
  • Fiebre alta que aparece rápidamente y puede alcanzar los 105º F (40.5° C) y durar de 3 a 7 días.

Aproximadamente de 2 a 4 días después de resultar enfermo, la fiebre del niño disminuye y aparece una erupción. En la mayoría de los casos, esta erupción:

  • Comienza en el tronco y se extiende a los brazos, las piernas, el cuello y la cara.
  • Es de color rosa o rosado.
  • Tiene llagas pequeñas que están ligeramente elevadas.

La erupción dura desde unas pocas horas hasta 2 a 3 días. Por lo general no pica.

Pruebas y exámenes

El médico llevará a cabo un examen físico y hará preguntas acerca de la historia clínica del niño. El niño puede tener ganglios linfáticos inflamados en el cuello o en la parte posterior del cuero cabelludo.

Tratamiento

No existe tratamiento específico para la roséola. En la mayoría de los casos, la enfermedad mejora por sí sola sin complicaciones.

El paracetamol (Tylenol) y los baños de agua fría con esponja pueden ayudar a reducir la fiebre. Algunos niños pueden tener convulsiones cuando experimentan fiebre alta. Si esto ocurre, llame al proveedor de atención médica o acuda a la sala de emergencias más cercana.

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden incluir:

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor de atención médica si su hijo:

  • Tiene una fiebre que no baja con el uso de paracetamol (Tylenol) o ibuprofeno (Advil) y un baño frío.
  • Sigue luciendo muy enfermo.
  • Está irritable o parece muy cansado.

Acuda a la sala de urgencias o llame al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) si su hijo tiene convulsiones.

Prevención

El lavado cuidadoso de las manos puede ayudar a prevenir la diseminación de los virus que causan la roséola.

Nombres alternativos

Exantema súbito; Sexta enfermedad

Referencias

Cherry J. Roseola Infantum (Exanthem Subitum). In: Cherry J, Harrison GJ, Kaplan SL, Steinbach WJ, Hotez PJ, eds. Feigin and Cherry's Textbook of Pediatric Infectious Diseases. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 59.

Caserta MT. Roseola (Human Herpes Viruses 6 and 7). In: Kliegman RM, Stanton BF, St Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 256.

Actualizado 7/10/2015

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados