Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001281.htm

Parafimosis

Es una afección que ocurre cuando el prepucio de un varón incircunciso no se puede jalar de nuevo sobre la cabeza del pene.

Causas

Las causas de la parafimosis incluyen:

  • Lesión en la zona
  • Incapacidad para devolver el prepucio a su localización normal después de la micción o el lavado (muy común en hospitales y residencias de ancianos)
  • Infección, que puede deberse a no lavar bien la zona

Los hombres incircuncisos y aquellos que posiblemente no han sido circuncidados completa o correctamente se encuentran en riesgo.

La parafimosis se presenta con mayor frecuencia en niños y ancianos.

Síntomas

El prepucio se retrae por detrás de la punta redondeada del pene (glande) y permanece allí. El prepucio retraído y el glande se inflaman. Esto dificulta el retorno del prepucio a su posición extendida.

Los síntomas abarcan:

  • Incapacidad para estirar el prepucio retraído sobre la cabeza del pene
  • Inflamación dolorosa en el extremo del pene
  • Dolor en el pene

Pruebas y exámenes

Un examen físico confirma el diagnóstico. El proveedor de atención médica generalmente encontrará una apariencia de "dona" alrededor del tallo cerca de la cabeza del pene (glande).

Tratamiento

Presionar la cabeza del pene mientras se jala el prepucio hacia adelante puede reducir la inflamación. Si esto no funciona, será necesario realizar una circuncisión quirúrgica rápida.

Expectativas (pronóstico)

Es probable que el pronóstico sea excelente si la afección se diagnostica y se trata rápidamente.

Posibles complicaciones

Si la parafimosis se deja sin tratamiento, puede interrumpir el flujo sanguíneo a la punta del pene. En casos extremos (e infrecuentes), esto puede llevar a:

  • Daño a la punta del pene
  • Gangrena
  • Pérdida de la punta del pene

Cuándo contactar a un profesional médico

Acuda a la sala de urgencias local si esto se presenta.

Prevención

Regresar el prepucio a su posición normal después de retraerlo puede ayudar a prevenir esta afección.

La circuncisión, cuando se realiza correctamente, previene esta afección.

Referencias

Elder JS. Anomalies of the penis and urethra. In: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF, eds.Nelson Textbook of Pediatrics

Link RE. Cutaneous diseases of the external genitalia. In: Wein AJ, ed.Campbell-Walsh Urology

Jordan GH. McCammon KA. Surgery of the penis and urethra. In: Wein AJ, ed.Campbell-Walsh Urology

Actualizado 1/21/2015

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados