Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001347.htm

Lepra

Es una enfermedad infecciosa conocida desde los tiempos bíblicos. Esta enfermedad provoca úlceras cutáneas, daño neurológico y debilidad muscular que empeora con el tiempo.

Causas

La lepra es causada por la bacteria Mycobacterium leprae. No es muy contagiosa y tiene un largo período de incubación (tiempo antes de que aparezcan los síntomas), lo cual dificulta saber dónde y cuándo alguien contrajo la enfermedad. Los niños son más propensos que los adultos a contraerla.

Los expertos piensan que la bacteria se disemina cuando una persona inhala las pequeñas gotas en el aire liberadas cuando alguien con lepra tose o estornuda. La bacteria también se puede transmitir por contacto con los líquidos nasales de una persona con lepra. La lepra tiene 2 formas comunes: la tuberculoide y la lepromatosa. Ambas formas ocasionan úlceras en la piel, pero la forma lepromatosa es más grave y produce grandes protuberancias e hinchazones (nódulos).

La lepra es común en muchos países del mundo y en los climas templados, tropicales y subtropicales. En los Estados Unidos, se diagnostican aproximadamente 100 casos cada año, la mayoría de ellos en el sur, California, Hawaii y las islas de ese país, y Guam.

La mayoría de las personas que entran en contacto con la bacteria no desarrollan la enfermedad. Esto se debe a que su sistema inmunitario es capaz de combatir la bacteria.

El Mycobacterium leprae resistente a los medicamentos y el aumento del número de casos en todo el mundo han originado una preocupación global por esta enfermedad.

Síntomas

Los síntomas incluyen:

Pruebas y exámenes

Los exámenes que se llevan a cabo incluyen:

La prueba cutánea de lepromina se puede usar para diferenciar las 2 formas de la lepra, pero no se usa para diagnosticar la enfermedad

Tratamiento

Varios antibióticos diferentes se utilizan para destruir las bacterias que causan la enfermedad. Estos incluyen dapsona, rifampina, clofazamina, fluoroquinolonas, macrólidos y minociclina. A menudo se administra más de 1 antibiótico a la vez.

El ácido acetilsalicílico (aspirin), la prednisona o la talidomida se utilizan para controlar la inflamación.

Expectativas (pronóstico)

El diagnóstico temprano de la enfermedad es importante. El tratamiento oportuno limita el daño, evita que la persona propague la enfermedad y reduce las complicaciones a largo plazo.

Posibles complicaciones

Los problemas de salud que pueden derivarse de la lepra incluyen:

Las personas con lepra duradera pueden perder el uso de sus manos o pies debido a lesiones repetidas porque no tienen sensibilidad en esas zonas.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor de atención médica si tiene síntomas de lepra, especialmente si usted ha estado en contacto con alguien que tenga la enfermedad. En los Estados Unidos, los casos de lepra se reportan a los Centros de Control y Prevención de Enfermedades.

Prevención

Las personas con medicinas prolongadas se vuelven no infecciosas. Esto significa que no transmiten el microorganismo que causa la enfermedad.

Nombres alternativos

Enfermedad de Hansen

Referencias

Renault CA. Ernst JD. Mycobacterium leprae (leprosy). In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 252.

Walker SL, Withington SG, Lockwood DNJ. Leprosy. In: Farrar J, Hotez PJ, Junghanss T, Kang G, Lalloo D, White NJ, eds. Manson's Tropical Diseases. 23rd ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 41.

Actualizado 9/10/2015

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados