Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001416.htm

Absceso epidural

Un absceso epidural es una acumulación de pus (material infectado) localizada entre la cubierta exterior del cerebro, la médula espinal y los huesos del cráneo o la columna vertebral. Este absceso causa hinchazón en el área.

Causas

Un absceso epidural es un raro trastorno causado por infección en la zona entre los huesos del cráneo o la columna vertebral, y las membranas que recubren el cerebro y la médula (meninges). Esta infección se denomina absceso epidural intracraneal si se encuentra en la zona del cráneo. Se llama absceso epidural raquídeo si se encuentra en la zona de la columna vertebral. La mayoría están localizados en la columna.

La infección en la columna generalmente es causada por bacterias, pero puede ser causada por hongos. Puede deberse a otras infecciones en el cuerpo (especialmente una infección urinaria) o a microorganismos que se diseminan a través de la sangre. No obstante, en algunas personas no se encuentra ninguna otra fuente de infección.

Un absceso dentro del cráneo es llamado absceso epidural intracraneal. La causa puede ser cualquiera de las siguientes:

Un absceso en la columna vertebral se conoce como absceso epidural raquídeo. Puede verse en personas en cualquiera de las siguientes situaciones:

  • Una cirugía de espalda u otros procedimientos invasivos que involucren la columna vertebral
  • Infecciones de la sangre
  • Forúnculos, especialmente en la espalda o el cuero cabelludo
  • Infecciones óseas de la columna vertebral (osteomielitis vertebral)

Las personas que se inyectan drogas también están en mayor riesgo.

Síntomas

Un absceso epidural raquídeo puede causar estos síntomas:

Un absceso epidural intracraneal puede causar estos síntomas:

  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Letargo
  • Náuseas y vómitos
  • Dolor en el sitio de una cirugía reciente que empeora (en especial si está acompañado de fiebre)

Los síntomas neurológicos dependen de la ubicación del absceso y pueden incluir:

  • Disminución de la capacidad de movimiento de cualquier parte del cuerpo
  • Pérdida de la sensibilidad en cualquier zona del cuerpo o cambios anormales en la sensibilidad
  • Debilidad

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica llevará a cabo un examen físico para buscar pérdida de funciones, como el movimiento o la sensibilidad.

Los exámenes que se pueden hacer incluyen:

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es curar la infección y reducir el riesgo de daño permanente. El tratamiento generalmente incluye antibióticos y cirugía. En algunos casos, solamente se utilizan antibióticos.

Los antibióticos generalmente se administran por vía intravenosa durante 4 a 6 semanas. Algunas personas necesitan tomarlos por un período más prolongado, según el tipo de bacteria y la gravedad de la enfermedad.

La cirugía para drenar o eliminar el absceso puede ser necesaria. Con frecuencia esta operación es necesaria para reducir la presión sobre la médula espinal o el cerebro si existe debilidad o daño en los nervios.

Expectativas (pronóstico)

El diagnóstico y tratamiento oportunos mejoran enormemente la posibilidad de un buen pronóstico. Una vez que se presenta debilidad, parálisis o cambios en la sensibilidad, disminuyen las posibilidades de recuperar la función perdida. Se puede presentar daño neurológico permanente o la muerte.

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden incluir:

Cuándo contactar a un profesional médico

Un absceso epidural es una emergencia. Vaya a la sala de emergencias o llame al número local de emergencia (911 en los Estados Unidos) si tiene síntomas de un absceso en la médula espinal.

Prevención

El riesgo de absceso epidural se puede reducir con el tratamiento de ciertas infecciones como infecciones del oído, sinusitis e infecciones del torrente sanguíneo. El diagnóstico y tratamiento oportunos son importantes para prevenir complicaciones.

Nombres alternativos

Absceso de la médula espinal

Referencias

Bartt RE. Cranial epidural abscess and subdural empyema.Handb Clin Neurolwww.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20109676

Nath A, Berger J. Brain abscess and parameningeal infections. In: Goldman L, Schafer AI, eds.Goldman's Cecil Medicine

Actualizado 12/7/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados