Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/002475.htm

Intoxicación con óxido de mercurio

El óxido de mercurio es una forma de mercurio. Es un tipo de sal de mercurio. Hay tipos diferentes de intoxicación con mercurio. Este artículo aborda la intoxicación por ingerir óxido de mercurio.

Esto es únicamente para información y no para el uso en el tratamiento o manejo de una exposición real a tóxicos. Si usted experimenta una exposición, debe llamar al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) o a un centro de toxicología local a la línea 1-800-222-1222. 

Elemento tóxico

Óxido de mercurio

Dónde se encuentra

El óxido de mercurio se puede encontrar en algunos(as):

  • Pilas de botón (sin embargo, las pilas o baterías que contienen mercurio ya no se comercializan más en los Estados Unidos)
  • Desinfectantes
  • Fungicidas

Ha habido reportes de intoxicación con mercurio inorgánico a causa del uso de cremas para aclarar la piel.

Nota: es posible que esta lista no los incluya a todos.

Síntomas

Los síntomas de la intoxicación con óxido de mercurio incluyen:

Cuidados en el hogar

Busque asistencia médica inmediata. NO le provoque el vómito a la persona, a menos que así lo indique el Centro de Toxicología o un profesional de la salud. Si la ropa está contaminada con el tóxico, intente retirarla de manera segura, protegiéndose para evitar entrar en contacto con este.

Antes de llamar al servicio de emergencia

La siguiente información es útil para la ayuda de emergencia:

  • Edad, peso y estado de la persona (por ejemplo, ¿está la persona despierta y consciente?)
  • Nombre del producto (con sus ingredientes y concentración, si se conocen)
  • Hora en que fue ingerido
  • Cantidad ingerida

Sin embargo, NO espere para buscar ayuda si esta información no está disponible de inmediato.

Centro de Toxicología

En los Estados Unidos, llame al 1-800-222-1222 para comunicarse con un centro de toxicología local. Esta línea gratuita le permitirá hablar con expertos en intoxicaciones, quienes le darán instrucciones adicionales.

Se trata de un servicio gratuito y confidencial. Usted debe llamar si tiene inquietudes acerca de las intoxicaciones o la manera de prevenirlas. NO tiene que ser una emergencia. Puede llamar por cualquier razón las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Lo que se puede esperar en la sala de emergencias

El proveedor de atención médica medirá y vigilará los signos vitales, incluso la temperatura, el pulso, la frecuencia respiratoria y la presión arterial. Los síntomas se tratarán como resulte apropiado. La persona puede recibir:

  • Soporte para las vías respiratorias, incluso oxígeno, una sonda (tubo) a través de la boca (intubación) y respirador artificial (ventilador)
  • Exámenes de sangre y orina
  • Colocación de una cámara a través de la garganta (endoscopía) para visualizar las quemaduras en el esófago y el estómago
  • Radiografía del tórax
  • ECG (electrocardiograma o rastreo cardíaco)
  • Líquidos por vía intravenosa (IV)
  • Medicinas para tratar los síntomas
  • Medicinas llamadas quelantes que remueven el mercurio del torrente sanguíneo, lo que puede reducir las lesiones a largo plazo

Cualquier persona que se haya tragado una pila o batería necesitará una radiografía de inmediato para constatar que no esté atorada en el esófago. La mayoría de las baterías ingeridas que pasan a través del esófago salen del cuerpo con las heces sin ninguna complicación. Sin embargo, las baterías que se atoran en el esófago pueden causar una perforación allí muy rápidamente. Es muy importante buscar ayuda médica inmediata después de la ingestión de una pila o batería. 

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico de la persona depende de la cantidad de tóxico ingerido y de la prontitud con que se recibe el tratamiento. Cuanto más rápido llegue la asistencia médica, mayor será la probabilidad de recuperación. La intoxicación con óxido de mercurio puede llevar a insuficiencia de los órganos y a la muerte.

Referencias

Goldfrank LR, ed. Goldfrank's Toxicologic Emergencies. 8th ed. New York, NY: McGraw-Hill; 2006.

Rusyniak DE, Arroyo A, Froberg B, Furbee B. Heavy metals. In: Vincent J-L, et al, eds. Textbook of Critical Care. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2011:chap 178.

Actualizado 1/13/2015

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados