Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/002929.htm

Diverticulectomía de Meckel

Es la cirugía para extirpar un saco o bolsa anormal, denominada divertículo de Meckel, en el revestimiento del intestino delgado.

Descripción

Usted recibirá anestesia general antes de la cirugía, lo cual hará que se duerma y no pueda sentir dolor.

Si le realizan una cirugía abierta:

  • El cirujano hará una incisión quirúrgica grande en el abdomen para abrir la zona.
  • El cirujano examinará el intestino delgado en la zona donde está localizada la bolsa o el divertículo.
  • El cirujano extirpará el divertículo de la pared del intestino.
  • Algunas veces, el cirujano posiblemente necesite extirpar una pequeña parte del intestino junto con el divertículo. Si esto se hace, los extremos abiertos del intestino se juntaran de nuevo con suturas (puntos). Este procedimiento se llama anastomosis.

Los cirujanos también pueden realizar esta cirugía usando un laparoscopio, una cámara diminuta que se introduce en el abdomen a través de un corte pequeño. El video de la cámara aparece en un monitor en el quirófano y el cirujano lo usa para llevar a cabo la cirugía.

En la cirugía en la que se emplea un laparoscopio:

  • Se hacen de 3 a 5 incisiones pequeñas en el abdomen. La cámara y otras pequeñas herramientas se introducen a través de estas incisiones.
  • El cirujano también puede hacer una incisión de 2 a 3 pulgadas (5 a 8 cm) de largo para introducir una mano, de ser necesario.
  • El abdomen se llenará de gas para permitir que el cirujano observe la zona y lleve a cabo la cirugía con más espacio para trabajar.
  • El divertículo se opera como se describe más arriba.

Por qué se realiza el procedimiento

El tratamiento es necesario para prevenir:

El síntoma más común del divertículo de Meckel es el sangrado indoloro del recto. Las heces pueden contener sangre fresca o lucir negras y alquitranosas.

Riesgos

Los riesgos de la anestesia y de cualquier cirugía son:

Los riesgos de esta cirugía son:

  • Daño a órganos cercanos en el cuerpo.
  • Infecciones de la herida o la herida que se abre después de la cirugía.
  • Tejido que protruye a través de la incisión quirúrgica, lo cual se denomina hernia quirúrgica.
  • Los bordes de los intestinos que están suturados o sujetados con grapas (anastomosis) se pueden abrir, lo cual puede causar problemas potencialmente mortales.
  • Se puede formar tejido cicatrizal en el abdomen y puede ocasionar un bloqueo en los intestinos.
  • Se puede presentar obstrucción del intestino posteriormente a raíz de adherencias causadas por la cirugía.

Antes del procedimiento

Coméntele siempre al médico o al personal de enfermería:

  • Si está o pudiera estar en embarazo.
  • Qué medicamentos está tomando, incluso medicamentos, suplementos o hierbas que haya comprado sin una receta.

Durante los días antes de la cirugía:

  • Le pueden solicitar que deje de tomar medicamentos que dificulten la coagulación de la sangre. Algunos de ellos son ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (como Advil y Motrin), vitamina E, warfarina (Coumadin) y clopidogrel (Plavix).
  • Pregúntele al médico qué medicamentos debe tomar aun el día de la cirugía.
  • Si fuma, trate de dejarlo. Pídale ayuda al médico o al personal de enfermería para dejar de fumar.

En el día de la cirugía:

  • Siga las instrucciones de su médico acerca de cuándo dejar de comer y beber.
  • Tome los medicamentos que el médico le indicó con un pequeño sorbo de agua.
  • Llegue al hospital a tiempo.

Después del procedimiento

La mayoría de las personas permanecen en el hospital durante 1 a 7 días, según la importancia de la cirugía. Durante este tiempo, los médicos y el personal de enfermería lo vigilarán cuidadosamente.

El tratamiento puede incluir:

  • Antibióticos para prevenir o tratar una infección.
  • Analgésicos.
  • Sonda a través de la nariz hasta el estómago para vaciar su contenido y aliviar las náuseas y los vómitos.

También recibirá líquidos a través de una vena (IV) hasta que su médico o el personal de enfermería le diga que puede empezar a beber o comer. Esto puede ser tan pronto como el mismo día de la operación.

Necesitará una consulta de control con el cirujano en una o dos semanas después de la cirugía.

Expectativas (pronóstico)

La mayoría de las personas que se someten a una diverticulectomía de Meckel tienen un buen pronóstico, pero los resultados de cualquier cirugía dependen de su salud en general. Hable con el médico acerca del pronóstico esperado.

Referencias

McKenzie S, Evers BM. Small intestine. In: Townsend CM, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds.Sabiston Textbook of Surgery

Actualizado 10/25/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.