Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/002980.htm

Reconstrucción de la cabeza y la cara

Es la cirugía para reparar o reformar las deformidades de la cabeza y de la cara (craneofaciales).

Descripción

La forma como se realiza la cirugía para corregir deformidades de la cabeza y de la cara (reconstrucción craneofacial) depende del tipo y gravedad de la deformidad y del estado del paciente.

Las reparaciones quirúrgicas involucran el cráneo, el cerebro, los nervios, los ojos, los huesos faciales y la piel de la cara. Esta es la razón por la cual algunas veces un cirujano plástico (para piel y cara) y un neurocirujano (cerebro y nervios) trabajan juntos. Los cirujanos de cabeza y cuello también pueden practicar operaciones de reconstrucción craneofacial.

La cirugía se realiza mientras usted se encuentra profundamente dormido y sin dolor (bajo anestesia general) y puede demorar de 4 a 12 horas o más. Algunos de los huesos de la cara se cortan y se reubican. Durante la cirugía, los tejidos se reubican y se reconectan los vasos sanguíneos y los nervios empleando técnicas quirúrgicas microscópicas.

Se pueden tomar pedazos de hueso (injertos óseos) de la pelvis, las costillas o el cráneo para llenar los espacios donde se han desplazado los huesos de la cara y de la cabeza. Se pueden utilizar pequeños tornillos y placas metálicas para sostener los huesos en su lugar. Las mandíbulas se pueden unir con alambre, con el fin de mantener las posiciones del nuevo hueso en su lugar. Para cubrir los orificios, se pueden tomar injertos de la mano, los glúteos, la pared torácica o el muslo.

Algunas veces, la cirugía puede ocasionar mucha hinchazón de la cara, la boca o el cuello, lo cual puede durar semanas. Esto puede bloquear las vías respiratorias. Es posible que le tengan que practicar una traqueotomía temporal. Se hace un pequeño orificio en el cuello a través del cual se coloca una sonda (sonda endotraqueal) en la vía respiratoria (tráquea). Esto permite respirar a pesar de la hinchazón de la cara y de las vías respiratorias altas.

Por qué se realiza el procedimiento

La reconstrucción craneofacial se puede hacer si hay:

Riesgos

Los riesgos de la anestesia y la cirugía en general son:

  • Problemas respiratorios
  • Reacciones a medicamentos
  • Sangrado, coágulos de sangre, infección

Los riesgos de la cirugía de la cabeza y la cara son:

  • Daño al nervio (disfunción de los nervios craneales) o al cerebro
  • Necesidad de cirugía de revisión, especialmente en los niños en crecimiento
  • Pérdida parcial o total de los injertos óseos
  • Cicatrización permanente

Estas complicaciones son más comunes en personas que:

  • Fuman
  • Se alimentan mal
  • Tienen otras afecciones, como lupus
  • Tienen mala circulación
  • Tienen daño neurológico pasado

Después del procedimiento

Posiblemente tenga que pasar los primeros dos días después de la cirugía en la unidad de cuidados intensivos. Si no tienen complicaciones, la mayoría de los pacientes puede salir del hospital al cabo de una semana. La curación completa puede llevar 6 semanas o más.

Expectativas (pronóstico)

Se puede esperar una apariencia mucho más normal después de la cirugía. Algunas personas necesitan procedimientos de seguimiento durante un período de 1 a 4 años.

Es importante que las personas que se hacen una reconstrucción facial eviten los deportes de contacto durante 2 a 6 meses después de la cirugía.

Aquellas personas que han sufrido una lesión seria con frecuencia necesitan trabajar sobre asuntos emocionales del trauma y del cambio en su apariencia. Tanto los niños como los adultos que han padecido una lesión seria pueden sufrir trastorno de estrés postraumático, depresión y trastornos de ansiedad. Consultar con un profesional en salud mental o unirse a un grupo de apoyo puede ser útil.

Los padres de niños con deformidades de la cara con frecuencia se sienten culpables o avergonzados, sobre todo cuando estas se deben a un trastorno genético. A medida que los niños más pequeños crecen y se vuelven conscientes de su apariencia, pueden aparecer o empeorar los síntomas emocionales.

Nombres alternativos

Reconstrucción craneofacial; Cirugía craneofacial orbitaria; Reconstrucción facial

Referencias

Baker SR. Reconstruction of facial defects. In: Flint PW, Haughey BH, Lund V, et al., eds. Cummings Otolaryngology: Head & Neck Surgery. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2015:chap 24.

McGrath MH, Pomerantz J. Plastic surgery. In: Townsend CM, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery. 19th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2012:chap 69.

Actualizado 4/14/2015

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.