Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/002990.htm

Estiramiento de la frente

Es un procedimiento quirúrgico para corregir el colgamiento o caída de la piel de la frente, las cejas y los párpados superiores. También puede mejorar la apariencia de arrugas en la frente y entre los ojos.

Descripción

En un estiramiento de la frente, se retiran o cambian los músculos y la piel que causan tales signos visibles de envejecimiento, como cejas caídas, párpados "encapotados", arrugas en la frente y líneas del entrecejo.

La cirugía se puede hacer sola o con otros procedimientos tales como estiramiento facial, cirugía de párpados o rinoplastia. La cirugía puede hacerse en el consultorio del cirujano, en un centro quirúrgico ambulatorio o en un hospital. Generalmente, este procedimiento se lleva a cabo en forma ambulatoria sin pasar la noche en el hospital.

Usted permanecerá despierto, pero se le administrará anestesia local para que no sienta dolor. También se le podría dar un sedante para relajarlo. En algunos casos, se emplea anestesia general. Durante el procedimiento, usted sentirá algún estiramiento de la piel de la frente y posiblemente algo de molestia. Durante la cirugía:

  • Se apartan secciones del cabello en la zona de la cirugía. Es posible que se deba recortar el cabello que se encuentra al frente de la línea de incisión, pero no se afeitarán grandes zonas de cabello.
  • El cirujano hará la incisión a nivel de las orejas y la continuará a través de la parte superior de la frente en la línea de implantación del cabello, para que la frente no luzca demasiado alta.
  • Si usted es calvo o ya se está quedando sin cabello, el cirujano puede usar una incisión en la línea media del cuero cabelludo para evitar una cicatriz visible.
  • Algunos cirujanos usarán algunas incisiones pequeñas y llevarán a cabo la cirugía empleando un endoscopio (un instrumento largo y delgado que tiene una pequeña cámara en el extremo).
  • Después de retirar el exceso de tejido, piel y músculo, el médico cerrará la incisión con puntos de sutura o grapas. Antes de aplicar los apósitos, se lava la cara y el cabello para que la piel del cuero cabelludo no resulte irritada.

Por qué se realiza el procedimiento

Este procedimiento se lleva a cabo con mayor frecuencia en personas que están entre los 40 y 60 años de edad para retardar los efectos del envejecimiento. Esta cirugía también puede ayudar a las personas con trastornos hereditarios, tales como líneas del entrecejo por encima de la nariz o una ceja caída.

En personas más jóvenes, un estiramiento de la frente puede levantar cejas caídas que le dan a la cara una expresión "triste". El procedimiento también se puede hacer en personas cuyas cejas están tan abajo que bloquean la parte superior de su visión. 

Un buen candidato para un estiramiento de la frente tiene una o más de las siguientes características:

  • Surcos profundos entre los ojos
  • Arrugas horizontales en la frente
  • Nariz que no funciona apropiadamente
  • Cejas caídas
  • Tejido que cuelga en la parte externa de los párpados

Riesgos

Los riesgos de cualquier anestesia y cirugía en general son:

  • Reacciones a las medicinas
  • Problemas respiratorios
  • Sangrado, coágulos sanguíneos, o infección

Los riesgos de una cirugía de estiramiento de la frente incluyen:

  • Una acumulación de sangre bajo la piel (hematoma) que puede requerir drenaje quirúrgico
  • Daño a los nervios que controlan los músculos faciales (por lo general es temporal, pero puede ser permanente)
  • Heridas que no sanan bien
  • Dolor que no desaparece
  • Entumecimiento u otros cambios en la sensibilidad de la piel

En ocasiones, el estiramiento de la frente dificulta el levantamiento de las cejas o arruga la frente en uno o en ambos lados. Si esto sucede, se podría requerir una cirugía adicional para igualar ambos lados. Si usted ya ha tenido una cirugía plástica previa para levantar los párpados superiores, no se recomienda un estiramiento de la frente, debido a que podría afectar su capacidad para cerrar los párpados.

En la mayoría de las personas, la incisión para el estiramiento de la frente queda por debajo de la línea de implantación del cabello. Si usted tiene un retroceso de la línea de implantación del cabello o una implantación del cabello alta, puede ver una delgada cicatriz después de la cirugía y necesitará peinarse de manera que el cabello le cubra parcialmente la frente.

Si la piel de la frente se estira mucho o si hay demasiada hinchazón, se puede formar una cicatriz amplia. En algunos casos, puede presentarse pérdida de cabello a lo largo de los bordes de la cicatriz. Esto se puede tratar retirando quirúrgicamente el tejido cicatricial o las áreas de pérdida de cabello de modo que se pueda formar una nueva cicatriz. La pérdida permanente de cabello después de un estiramiento de la frente es poco común.

Antes del procedimiento

Antes de la cirugía, tendrá una consulta de paciente. Esto incluirá un historial médico, un examen físico y una evaluación psicológica. Es probable que quiera que alguien (como su cónyuge) vaya con usted durante su visita.

Sienta la libertad de hacer preguntas. Asegúrese de entender las respuestas a sus preguntas. Debe entender completamente las preparaciones preoperatorias, el procedimiento de estiramiento facial y la atención necesaria después de la cirugía.

Antes del día de la cirugía, es probable que le extraigan sangre y le pidan que proporcione una muestra de orina. Esto le permite al cirujano descartar complicaciones potenciales. Si no está hospitalizado, necesitará que alguien lo lleve a casa después de la cirugía.

Después del procedimiento

La zona se cubre con un apósito estéril y un vendaje elástico para prevenir sangrado e hinchazón (edema). En el sitio quirúrgico, se sentirá entumecimiento y molestia temporal, lo cual se puede controlar con medicinas.

Usted mantendrá su cabeza levantada durante 2 a 3 días después de la cirugía para prevenir hinchazón. Se presentarán hematomas o moretones e hinchazón alrededor de los ojos y las mejillas, pero estos deben comenzar a desaparecer en algunos días o en una semana.

A medida que los nervios crezcan nuevamente, el entumecimiento de la frente y el cuero cabelludo será reemplazado por prurito u hormigueo y pueden pasar hasta 6 meses para que estas sensaciones desaparezcan por completo. Los vendajes se retiran un día o dos después de la cirugía y al cabo de 10 a 14 días se retiran los puntos o ganchos en 2 etapas.

Expectativas (pronóstico)

Usted podrá caminar en 1 o 2 días, pero no podrá trabajar durante al menos 7 días después de la cirugía. Se pueda lavar con champú y ducharse 2 días después de la cirugía o tan pronto como se le retiren los vendajes.

Al cabo de 10 días, usted debe ser capaz de regresar al trabajo o al colegio, pero debe restringir la actividad física vigorosa (trotar, agacharse, trabajo doméstico pesado, sexo o cualquier actividad que aumente la presión arterial) durante algunas semanas. Evite los deportes de contacto por 6 a 8 semanas y limite la exposición prolongada al calor o al sol durante varios meses.

Los tallos del cabello serán un poco más delgados en la zona alrededor de la incisión durante unas semanas o meses, pero el cabello debe comenzar a crecer normalmente de nuevo. Peinarse hacia abajo sobre la frente ocultará la mayoría de las cicatrices.

La mayoría de los signos visibles de la cirugía deben desaparecer por completo en 2 a 3 meses. El maquillaje puede cubrir la hinchazón y los hematomas menores. Al principio, usted probablemente se sentirá cansado y decepcionado, pero esto irá pasando a medida que comience a sentirse y verse mejor.

La mayoría de las personas quedan satisfechas con los resultados de un estiramiento de la frente y lucen más jóvenes y descansadas que antes. El procedimiento reduce la apariencia de envejecimiento durante años y, aun si la cirugía no se repite en años posteriores, usted probablemente lucirá mejor que si nunca se hubiera hecho un estiramiento de la frente.

Nombres alternativos

Estiramiento temporal; Levantamiento de cejas; Frontoplastia

Referencias

Locke MB, Nahai F. Managing the cosmetic patient. In: Neligan PC, ed. Plastic Surgery. 3rd ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2013:chap 1.

McLain L. Facial cosmetic surgery. In: Hupp JR, Ellis E, Tucker MR, eds. Contemporary Oral and Maxillofacial Surgery. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2014:chap 27.

Warren RJ. In: Neligan PC, ed. Plastic Surgery. 3rd ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2013:chap 7.

Actualizado 10/13/2015

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.