Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003183.htm

Dolor en el pie

El dolor o molestia se puede sentir en cualquier parte del pie, entre ellas el talón, el arco, el empeine, la planta o los dedos.

Ver también:

Causas

El dolor en el pie puede deberse a:

  • Envejecimiento
  • Estar de pie durante largos períodos de tiempo
  • Estar con sobrepeso
  • Una deformidad en el pie con la que usted nació o que se desarrolla posteriormente
  • Lesión
  • Zapatos que no ajustan bien o que no tienen mucha amortiguación
  • Caminar demasiado u otras actividades deportivas

Lo siguiente puede causar dolor en el pie:

  • Artritisgota: común en el dedo gordo que se vuelve rojo, hinchado y muy sensible.
  • Fracturas óseas.
  • Juanetes: una protuberancia en la base del dedo gordo del pie a raíz del uso de zapatos estrechos o por alineación anormal de los huesos.
  • Callosidades y callos: engrosamiento de la piel debido a la fricción o a la presión. Las callosidades se forman en la región metatarsiana de los pies o en el talón y los callos aparecen en la parte de arriba de los dedos del pie.
  • Dedos en martillo: dedos que se curvan hacia abajo en forma de garra.
  • Arcos caídos: también llamado pies planos. 
  • Neuroma de Morton: un engrosamiento del tejido nervioso entre los dedos del pie.
  • Daño nervioso a raíz de la diabetes.
  • Fascitis plantar.
  • Verrugas plantares: úlceras en las plantas de los pies debido a la presión.
  • Esguinces.
  • Fractura por sobrecarga.

Cuidados en el hogar

Las siguientes medidas pueden ayudar a aliviar el dolor en el pie:

  • Aplicar hielo para reducir el dolor y la hinchazón.
  • Mantener elevado el pie que presenta el dolor lo más que se pueda.
  • Reducir la actividad hasta que se sienta mejor.
  • Usar zapatos que ajusten bien al pie y que sean apropiados para la actividad que está realizando.
  • Utilizar almohadillas en los pies para evitar el roce y la irritación.
  • Emplear un analgésico de venta libre, como ibuprofeno o paracetamol. (Consulte primero con el médico si tiene un antecedente de úlcera o problemas hepáticos).

Otras medidas de cuidados caseros dependen de lo que esté causando el dolor en el pie.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al médico o al personal de enfermería si:

  • Presenta un dolor de pie súbito y fuerte.
  • El dolor en el pie comenzó después de una lesión, especialmente si hay sangrado o hematoma o usted no puede soportar peso.
  • Presenta enrojecimiento o inflamación de la articulación, una úlcera o llaga abierta en el pie o fiebre.
  • Tiene dolor en el pie y padece diabetes o una enfermedad que afecte la circulación.
  • Su pie no se siente mejor después de utilizar tratamientos caseros durante 1 a 2 semanas.

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El médico llevará a cabo un examen físico y observará con particular atención a los pies, las piernas y la espalda, al igual que a la postura y la forma de caminar.

El médico hará preguntas respecto a los síntomas y la historia clínica.

Se pueden tomar radiografías o una resonancia magnética que le ayuden al médico a diagnosticar la causa del dolor en el pie. 

El tratamiento depende de la causa exacta del dolor en el pie y puede abarcar:

  • Una férula si se fracturó un hueso.
  • Extirpación de verrugas plantares, callos o callosidades por parte de un podiatra.
  • Calzado ortopédico o plantillas para los zapatos.
  • Fisioterapia para aliviar los músculos tensos o sobrecargados.
  • Cirugía del pie.

Prevención

Las siguientes medidas pueden prevenir el dolor y los problemas en el pie:

  • Usar calzado cómodo que ajuste bien, con buena amortiguación y arco de soporte.
  • Usar calzado con mucho espacio alrededor del área metatarsiana y los dedos y un espacio amplio para los dedos.
  • Evitar los zapatos estrechos en la punta y los tacones altos.
  • Usar zapatos tenis lo más frecuentemente posible, en especial al caminar.
  • Reemplazar con frecuencia los zapatos para correr.
  • Hacer precalentamiento y refrescarse al hacer ejercicio. Haga siempre primero estiramiento.
  • Incrementar la cantidad de ejercicio lentamente con el tiempo para evitar la tensión excesiva en los pies.
  • Bajar de peso en caso de ser necesario.
  • Aprender ejercicios para fortalecer los pies y evitar el dolor. Esto puede ayudar al pie plano y a otros problemas potenciales de los pies.

Nombres alternativos

Dolor de pie

Referencias

Koenig MD. Ligament injuries. In: DeLee JC, Drez D Jr, Miller MD, eds.DeLee and Drez's Orthopaedic Sports Medicine.

Baer GS, Keene JS. Tendon injuries of the foot and ankle. In: DeLee JC, Drez D Jr, Miller MD, eds.DeLee and Drez's Orthopaedic Sports Medicine.

Brodsky JW, Bruck N. Stress fractures of the foot and ankle. In: DeLee JC, Drez D Jr, Miller MD, eds.DeLee and Drez's Orthopaedic Sports Medicine.

Klein SE. Conditions of the forefoot. In: DeLee JC, Drez D Jr, Miller MD, eds.DeLee and Drez's Orthopaedic Sports Medicine.

Hirose CB, Clanton TO, Wood RM. Etiology of injury to the foot and ankle. In: DeLee JC, Drez D Jr, Miller MD, eds.DeLee and Drez's Orthopaedic Sports Medicine.

Price MD, Chiodo CP. Foot and ankle pain. In: Firestein GS, Budd RC, Gabriel SE, et al, eds.Kelley's Textbook of Rheumatology

Silverstein JA, Moeller JL, Hutchinson MR. Common issues in orthopedics.In: Rakel RE, ed.Textbook of Family Medicine

Actualizado 3/8/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados