Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003265.htm

Trastorno de apetito desenfrenado

Es un trastorno de la alimentación en el cual una persona ingiere, de manera regular, cantidades de comida inusualmente grandes. Durante el apetito desenfrenado, la persona también experimenta una sensación de pérdida de control y no es capaz de parar de comer.

Causas

La causa del apetito desenfrenado se desconoce. Los factores que pueden llevar a este trastorno abarcan:

  • Genes, como por ejemplo tener familiares cercanos que también tienen un trastorno alimentario.
  • Cambios en los químicos del cerebro.
  • Depresión u otras emociones, como sentirse molesto o estresado.
  • Dieta malsana, como no comer suficientes alimentos nutritivos o saltarse las comidas.

En los Estados Unidos, el apetito desenfrenado es el trastorno alimentario más común y lo sufren más mujeres que hombres. Las mujeres resultan afectadas en su etapa de adultos jóvenes mientras que los hombres se ven afectados en su mediana edad. 

Síntomas

Una persona con trastorno de apetito desenfrenado:

  • Come grandes cantidades de alimentos en un corto período, por ejemplo, cada 2 horas.
  • No es capaz de controlar la ingesta excesiva de alimentos, por ejemplo no puede parar de comer o controlar la cantidad de comida.
  • Cada vez que come lo hace de manera rápida.
  • Sigue comiendo incluso cuando está lleno (glotonería) o hasta que su llenura lo hace sentir incómodo.
  • Come aunque no tenga hambre.
  • Come solo (secretamente).
  • Se siente culpable, disgustado, avergonzado o deprimido después de comer demasiado.

Cerca de dos tercios de las personas que tienen trastorno de apetito desenfrenado son obesos.

El trastorno de apetito desenfrenado puede ocurrir espontáneamente o con otro desorden alimentario, como la bulimia. Las personas bulímicas comen grandes cantidades de alimentos ricos en calorías, generalmente de manera secreta. Después de comer de manera desenfrenada, generalmente se obligan a vomitar o a toman laxantes o realizan ejercicio vigoroso.

Pruebas y exámenes

El médico realizará un examen físico y hará preguntas relacionadas con los patrones de alimentación y con los síntomas.

Se pueden hacer exámenes de sangre. 

Tratamiento

Los objetivos generales del tratamiento son para ayudarle a:

  • Disminuir y luego ser capaz de parar los eventos de apetito desenfrenado.
  • Lograr y mantenerse en un peso saludable.
  • Recibir tratamiento para cualquier problema emocional, como superar sentimientos y manejar las situaciones que desencadenan el desenfreno.

Los trastornos de la alimentación, tales como comer compulsivamente, generalmente se tratan con asesoría psicológica y nutricional.

A la orientación psicológica también se le llama psicoterapia. Ésta implica hablar con un profesional en salud mental, o terapeuta, que entiende los problemas de las personas que comen compulsivamente. El terapeuta le ayuda a reconocer los sentimientos y los pensamientos que causan el desenfreno al comer. Luego le enseña a cambiarlos por pensamientos útiles y por acciones saludables.

La asesoría nutricional también es importante para la recuperación. Le ayuda a desarrollar planes estructurados de comidas, de alimentación saludable y de objetivos de manejo de peso.

El médico puede recetarle antidepresivos si se siente ansioso o deprimido. También se pueden recetar medicamentos para ayudar con la pérdida de peso.

Grupos de apoyo

El estrés provocado por la enfermedad puede aliviarse al unirse a un grupo de apoyo. El hecho de compartir con otras personas que tienen experiencias y problemas en común puede ayudarlo a no sentirse solo.

Expectativas (pronóstico)

El apetito desenfrenado es un trastorno que se puede tratar. La psicoterapia a largo plazo es la que parece ser de mayor utilidad.

Posibles complicaciones

Cuando padece el trastorno de apetito desenfrenado, la persona generalmente come alimentos poco saludables ricos en azúcar y grasa y pobres en nutrientes y proteínas. Esto puede llevar a que se presenten problemas de salud como colesterol alto, diabetes tipo 2 o enfermedad de la vesícula biliar.

Otros posibles problemas de salud pueden abarcar:

  • Cardiopatía
  • Presión arterial alta
  • Dolor en las articulaciones
  • Problemas menstruales

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si piensa que podría tener un patrón de apetito desenfrenado o bulimia.

Nombres alternativos

Tendencia a comer en exceso; Comer en exceso en forma compulsiva; Comer en exceso compulsivamente

Referencias

American Psychiatric Association.Diagnostic and statistical manual of mental disorders.

Lock J, La Via MC; American Academy of Child and Adolescent Psychiatry (AACAP) Committee on Quality Issues (CQI). Practice parameter for the assessment and treatment of children and adolescents with eating disorders.J Am Acad Child Adolesc Psychiatryhttp://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25901778

Thomas JJ, Mickley DW, Dereene JL, Klibanski A, Murray HB, Eddy KT. Eating disorders. In: Stern TA, Fava M, Wilens TE, Rosenbaum JF, eds.Massachusetts General Hospital Comprehensive Clinical Psychiatry.

Actualizado 3/4/2015

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados