Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003772.htm

Angiografía de una extremidad

La angiografía de una extremidad es un examen utilizado para observar las arterias en las manos, los brazos, los pies o las piernas. También se la conoce como angiografía periférica.

En una angiografía, se utilizan rayos X y un colorante especial para ver el interior de las arterias. Las arterias son los vasos sanguíneos por donde la sangre sale del corazón.

Forma en que se realiza el examen

Este examen se hace en un hospital. Usted se acostará en una mesa de rayos X. Puede pedir un medicamento que lo haga dormir y relajarse (sedante) si tiene ansiedad con relación al examen.

  • El proveedor de atención médica rasurará y limpiará una zona, en la mayoría de los casos la ingle.
  • Se inyecta un medicamento insensibilizador (anestesia) en la piel sobre una arteria.
  • Se introduce una aguja dentro de esa arteria.
  • Se pasa una sonda plástica delgada, llamada catéter, a través de la aguja hasta la arteria. El médico la lleva hasta la zona del cuerpo que se va a estudiar. El médico puede observar las imágenes en vivo de la zona en un monitor similar a una pantalla de TV y las utiliza como guía.
  • El medio de contraste fluye a través del catéter hasta entrar en las arterias.
  • Se toman radiografías de las arterias. 

Ciertos tratamientos se pueden realizar durante este procedimiento. Estos tratamientos incluyen:

  • Disolver un coágulo de sangre con medicamentos.
  • Abrir con un globo una arteria parcialmente bloqueada.
  • Colocar un pequeño tubo llamado stent o endoprótesis vascular para ayudar a mantenerla abierta.

El equipo médico revisará su pulso (frecuencia cardíaca), presión arterial y respiración durante el procedimiento.

Cuando se termina el examen, se retira el catéter. Se aplica presión sobre el área durante 10 a 15 minutos para detener cualquier sangrado. Luego, se coloca un vendaje sobre la herida.

Después del procedimiento, la pierna donde se colocó la aguja debe permanecer extendida durante 6 horas. Se debe evitar la actividad vigorosa, como el levantamiento de pesas, por 24 a 48 horas.

Preparación para el examen

Usted no debe comer ni beber nada durante 6 a 8 horas antes del examen.

Es posible que le recomienden dejar de tomar algunas medicinas, como ácido acetilsalicílico (aspirin) u otros anticoagulantes, durante un corto período antes del examen. Nunca suspenda ninguna medicina a menos que el proveedor de atención así se lo haya indicado.

Cerciórese de que el proveedor de atención sepa acerca de todos los medicamentos que usted está tomando, incluso los que haya comprado sin una receta. Esto incluye las hierbas y los suplementos. 

Coméntele al proveedor de atención médica:

  • Si está embarazada.
  • Si tiene alergias a algún medicamento.
  • Si alguna vez ha tenido una reacción alérgica al medio de contraste para los rayos X o a sustancias yodadas.
  • Si alguna vez ha tenido problemas de sangrado.

Lo que se siente durante el examen

La mesa de rayos X es una superficie dura y fría. Puede ser recomendable pedir que le presten una sábana o una almohada. Puede sentir algo de escozor cuando le inyectan el anestésico. También se puede sentir algo de presión a medida que se mueve el catéter.

El medio de contraste puede causar una sensación de calor y sofoco. Esto es normal y en la mayoría de los casos desaparece en unos cuantos segundos.

Después del examen, se puede presentar sensibilidad y hematomas en el sitio de la inserción del catéter. Busque atención médica inmediata si presenta: 

  • Hinchazón
  • Sangrado que no desaparece
  • Dolor intenso en un brazo o una pierna

Razones por las que se realiza el examen

Usted puede necesitar este examen si tiene síntomas de un vaso sanguíneo bloqueado o estrecho en los brazos, las manos, las piernas o los pies.

El examen también se puede hacer para diagnosticar:

  • Sangrado
  • Hinchazón o inflamación de los vasos sanguíneos (vasculitis)

Resultados normales

La radiografía muestra estructuras normales para su edad.

Significado de los resultados anormales

Un resultado anormal comúnmente se debe al estrechamiento y endurecimiento de las arterias en los brazos o las piernas a causa de la acumulación de placa (ateroesclerosis) en las paredes arteriales.

La radiografía puede mostrar una obstrucción en los vasos causada por lo siguiente:

Los resultados anormales también pueden deberse a:

Riesgos

Las complicaciones pueden incluir:

  • Reacción alérgica al medio de contraste.
  • Coágulo de sangre que viaja a los pulmones.
  • Daño al vaso sanguíneo al introducir la aguja y el catéter.
  • Sangrado excesivo o coágulo sanguíneo donde se introduce el catéter, lo cual puede reducir la circulación a la pierna.
  • Ataque cardíaco o accidente cerebrovascular.
  • Hematoma (una acumulación de sangre en el sitio de la perforación con la aguja).
  • Lesión a los nervios en el sitio de punción.
  • Daño renal a causa del medio de contraste.

Hay una baja exposición a la radiación. Sin embargo, la mayoría de los expertos cree que el riesgo de la exposición a la mayoría de los rayos X es menor que otros riesgos de la vida diaria. Las mujeres embarazadas y los niños son más sensibles a los riesgos que presentan los rayos X.

Nombres alternativos

Angiografía de una extremidad; Angiografía periférica; Angiografía de las extremidades inferiores; Angiograma periférico; Arteriografía de la extremidad

Referencias

Jackson JE, Meaney JFM. Angiography. In: Adam A, Dixon AK, Gillard JH, Schaefer-Prokop CM, eds. Grainger & Allison's Diagnostic Radiology: A Textbook of Medical Imaging. 6th ed. New York, NY: Elsevier Churchill Livingstone; 2014:chap 84.

Actualizado 12/30/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.