Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/patientinstructions/000158.htm

Alta tras reparación de hipospadias

A su hijo se le practicó una reparación de hipospadias para arreglar un defecto congénito en el cual la uretra no termina en la punta del pene. La uretra es el conducto que lleva la orina desde la vejiga hasta fuera del cuerpo. El tipo de reparación que se hizo depende de cuán grave era su defecto congénito. Esta puede ser su primera cirugía para este problema o puede ser un procedimiento de control.

Su hijo recibió anestesia general antes de la cirugía para dejarlo inconsciente e incapaz de sentir el dolor.

Qué esperar en el hogar

Su hijo puede sentirse soñoliento cuando recién llegue a casa. Es posible que no tenga ganas de comer o beber. También puede sentirse enfermo del estómago o vomitar el mismo día que tuvo la cirugía.

El pene de su hijo estará hinchado y tendrá hematomas. Esto mejorará después de unas cuantas semanas. La curación completa tardará hasta 6 meses.

Durante 5 a 14 días después de la cirugía, su hijo puede necesitar un catéter urinario.

  • El catéter se puede sostener en el lugar con pequeños puntos de sutura. El proveedor de atención médica quitará estos puntos cuando su hijo ya no necesite más el catéter.
  • El catéter drenará dentro del pañal de su hijo o dentro de una bolsa que va pegada a su pierna. Se puede filtrar un poco de orina alrededor del catéter cuando su hijo orine. También puede haber una o dos manchas de sangre, lo cual es normal.

Si su hijo tiene un catéter, puede sentir espasmos en la vejiga. Pueden doler, pero no son perjudiciales. Si no le han puesto un catéter, orinar puede ser incómodo el primer o segundo día después de la cirugía.

El proveedor de atención médica de su hijo puede recetarle algunos medicamentos:

  • Antibióticos para prevenir la infección.
  • Medicamentos para relajar la vejiga y detener los espasmos vesicales, los cuales pueden llevar a que la boca de su hijo se sienta reseca.
  • Analgésico recetado para su hijo, de ser necesario. Usted también puede darle a su hijo paracetamol (Tylenol) para el dolor.

Cuidado de su hijo

Su hijo puede consumir una alimentación normal. Cerciórese de que tome muchos líquidos, ya que ayudan a conservar la orina limpia.

Se envolverá un apósito con una cubierta plástica transparente alrededor del pene.

  • Si las heces ensucian la parte externa del apósito, límpielo suavemente con agua jabonosa. Asegúrese de limpiar lejos del pene. NO lo restriegue.
  • Dele a su hijo baños de esponja hasta que el apósito se desprenda. Cuando usted empiece realmente a bañar a su hijo, sólo use agua caliente. NO lo restriegue y séquelo después de esto dando toques suaves.

Un poco de supuración del pene es normal. Se puede ver algo de manchado en los apósitos, el pañal o los calzoncillos. Si su hijo todavía usa pañales, pregúntele a su proveedor de atención médica cómo usar dos pañales en lugar de uno.

NO use polvos ni ungüentos en ninguna parte en la zona antes de preguntarle al proveedor de atención médica si está bien.

El proveedor de atención médica de su hijo probablemente le pedirá que quite el apósito después de 2 o 3 días y lo deje así. Esto puede hacerse mientras su hijo está en el baño. Tenga mucho cuidado de no jalar el catéter vesical. Usted necesitará cambiar el apósito antes de esto si:

  • El apósito se enrolla hacia abajo y está apretado alrededor del pene.
  • No ha salido nada de orina a través del catéter durante 4 horas.
  • Las heces quedan por debajo del apósito (no sólo por encima de este).

Los bebés pueden realizar la mayoría de sus actividades normales salvo nadar o jugar en un cajón de arena. Está bien llevar a su bebé a dar paseos en su cochecito.

Los niños mayores deben evitar los deportes de contacto, montar en bicicleta, sentarse como a caballo en cualquier juguete y racticar lucha durante tres semanas. Es una buena idea que su hijo se quede en el hogar y evitar que vaya al jardín infantil o a la guardería la primera semana después de la cirugía.

Cuándo llamar al médico

Llame al proveedor de atención médica si su hijo tiene:

  • Fiebre baja persistente o fiebre por encima de 101° F (38.3° C) en la semana después de la cirugía.
  • Aumento de la hinchazón, el dolor, la secreción o el sangrado de la herida.
  • Problemas para orinar.
  • Mucho escape de orina alrededor del catéter, lo cual significa que está bloqueada.

También llame si:

  • Su hijo ha vomitado más de tres veces y no puede retener líquidos.
  • Los puntos de sutura que sostienen el catéter se salen.
  • El pañal está seco cuando es tiempo de cambiarlo.
  • Usted tiene cualquier preocupación respecto al estado de su hijo.

Referencias

Snodgrass WT. Hypospadias. In: Wein AJ, ed. Campbell-Walsh Urology. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2011:chap 130.

Actualizado 1/21/2015

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados