Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/patientinstructions/000277.htm

Alta tras esplenectomía en niños

A su hijo le extirparon el bazo después de aplicarle anestesia general (dormido y sin dolor).

  • Si a su hijo le practicaron una cirugía abierta, el cirujano hizo una incisión (corte) en su abdomen.
  • Si a su hijo le practicaron una cirugía laparoscópica, el cirujano le hizo de 3 a 4 cortes pequeños en el abdomen.

Qué esperar en el hogar

La mayoría de los niños se recupera rápidamente después de una extirpación del bazo. La recuperación de la cirugía laparoscópica normalmente es más rápida que la de la cirugía abierta.

Su hijo puede tener algunos de estos síntomas. Todos deben desaparecer lentamente:

  • Dolor alrededor de las incisiones durante unos cuantos días.
  • Dolor de garganta a raíz del tubo de respiración. Chupar pedazos de hielo o hacer gárgaras (si el niño tiene la edad suficiente para hacerlo) puede ayudar a aliviar la garganta.
  • Hematomas (moretones), enrojecimiento de la piel o dolor alrededor del corte o cortes.
  • Problemas para respirar profundamente.

Si al niño le extirparon el bazo por un trastorno sanguíneo o un linfoma, puede necesitar tratamiento adicional según el trastorno.

Actividad

Cuando alce a su bebé, hágalo sosteniéndole la cabeza y las nalgas al mismo tiempo durante las primeras 4 a 6 semanas después de la cirugía.

Tanto los niños que comienzan a caminar como los niños más grandes a menudo detendrán cualquier actividad si se sienten cansados. NO los presione para hacer más si parecen estar cansados.

Su proveedor de atención médica le dirá cuándo está bien que su hijo regrese a la escuela o la guardería. Esto puede ser tan solo 2 a 3 semanas después de la cirugía.

Las restricciones a la actividad de su hijo dependerán de:

  • El tipo de cirugía (abierta o laparoscópica)
  • La edad de su hijo
  • El motivo de la operación

Pregúntele a su médico sobre instrucciones y límites específicos a las actividades.

En general, caminar y subir escaleras no es problema. Puede nadar después de que las cintas quirúrgicas se hayan desprendido de las incisiones y que el médico lo autorice.

Usted le puede dar paracetamol (Tylenol) a su hijo para el dolor. El médico también puede recetar otro analgésico para usar en casa si su hijo lo necesita.

Cuidado de la herida

El médico le dirá cuándo retirar los apósitos de su hijo. Cuide las heridas de acuerdo con las instrucciones. Mantenga la zona de la herida limpia y seca. Lávela solamente si se lo indica el médico.

Usted puede retirar los apósitos (vendajes) de la herida para duchar al niño. Si se utilizaron goma o cintas quirúrgicas para cerrar la incisión:

  • Cúbrala con una envoltura de plástico antes de la ducha durante la primera semana.
  • NO trate de retirar con agua la cinta ni la goma. Se desprenderán aproximadamente en una semana.

Su hijo no debe mojarse en una bañera ni en un jacuzzi (hidromasaje) ni ir a nadar hasta que el médico diga que no hay problema.

Prevención de infecciones

La mayoría de las personas llevan una vida normal y activa sin el bazo, pero siempre hay un riesgo de contraer una infección. Esto se debe a que el bazo es parte del sistema inmunitario del cuerpo y ayuda a combatir ciertas infecciones.

Su hijo será más propenso a contraer infecciones sin el bazo:

  • El riesgo de infección es más alto en los primeros 2 años después de la cirugía o hasta cuando el niño tenga 5 o 6 años de edad.
  • Siempre coméntele al pediatra si su hijo tiene fiebre, dolor de garganta, dolor de cabeza, dolor abdominal o diarrea, o una lesión que rompe la piel. La mayoría de las veces, problemas como estos no serán serios. Pero, algunas veces, pueden llevar a infecciones serias.

Durante la primera semana después de la cirugía, revise la temperatura de su hijo todos los días.

Pregúntele al pediatra si a su hijo se le deben aplicar (o ya se le aplicaron) estas vacunas:

Su hijo posiblemente necesite tomar antibióticos todos los días durante algún tiempo. Dígale al pediatra si el medicamento le está causando algún problema. NO deje de darle los antibióticos antes de consultar con el pediatra.

Estas medidas ayudarán a prevenir infecciones en su hijo:

  • Enséñele a su hijo a lavarse las manos con frecuencia con agua y jabón. Los familiares deben hacer lo mismo.
  • Consígale tratamiento para cualquier mordedura, sobre todo de perros, inmediatamente.
  • Coméntele al pediatra si su hijo viajará fuera del país. Posiblemente necesite llevar antibióticos adicionales, tomar precauciones contra la malaria y verificar que sus vacunas estén al día.
  • Coméntele a todos los proveedores de atención médica que atienden a su hijo (odontólogo, médicos, enfermeros o enfermeros de atención primaria) que su hijo no tiene bazo.
  • Pregúntele al proveedor de atención de su hijo acerca de un brazalete especial para que el niño lo lleve puesto en donde diga que no tiene bazo.

Otros cuidados personales

Después de la cirugía, la mayoría de los bebés y niños pequeños (menores de 12 a 15 meses) pueden tomar tanta leche maternizada (fórmula) o materna como quieran. Pregúntele primero al pediatra si esto es bueno para su bebé. El proveedor de atención de su hijo puede decirle cómo agregarle calorías extra a la leche maternizada.

Deles a los niños pequeños y a los niños mayores alimentos regulares saludables. El proveedor de atención le comentará acerca de cualquier cambio que deba hacer.

Cuándo llamar al médico

Llame a su proveedor de atención médica si:

  • La temperatura de su hijo está por encima de 101° F (38.3° C).
  • Las heridas quirúrgicas están sangrando, están rojas o calientes al tacto, o supuran una secreción espesa o lechosa de color amarillo o verde.
  • Su hijo tiene dolor que no se alivia con analgésicos.
  • Su hijo tiene dificultad para respirar.
  • Su hijo tiene una tos que no desaparece.
  • Su hijo no puede beber ni comer.
  • Su hijo no está tan activo como de costumbre, no está comiendo y luce enfermo.

Nombres alternativos

Esplenectomía - niños - alta; Extirpación del bazo - niños - alta

Referencias

Brandow AM, Camitta BC. Hyposplenism, splenic trauma, and splenectomy. In: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme JF, Schor NF, eds.Nelson Textbook of Pediatrics

Rescoria FJ. Splenic conditions. In: Holcomb GW, Murphy P, Ostlie DJ.Ashcraft's Pediatric Surgery

Actualizado 2/9/2015

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados