Dirección de esta página: https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/etr.html

Cómo escribir materiales de salud que sean fáciles de leer

Los conceptos y el lenguaje médicos son muy complejos. Las personas necesitan información de salud que puedan comprender fácilmente sin importar su edad, o la experiencia o nivel de lectura que tengan. MedlinePlus en español ofrece guías y recursos para ayudarle a crear materiales de salud de lectura fácil.

¿Qué son los materiales fáciles de leer (ETR en inglés)?

Los materiales de lectura fácil se escriben para el público que tiene dificultades para leer o comprender información. Estos materiales también pueden beneficiar a personas que prefieren leer información fácil de comprender.

¿Cómo crear materiales fáciles de leer?

Escribir materiales de lectura fácil incluye varios pasos importantes:

Paso 1: Planear e investigar

Conozca el público al que quiere llegar. Considere el nivel de lectura, antecedentes culturales y actitudes, la edad del grupo y su aptitud lingüística del idioma inglés (ELP).

  • Determine el público al que quiere llegar. ¿Quién espera que lea estos materiales sobre la salud?
  • Estudie a su público. Use herramientas como bases de datos, información demográfica y entrevistas para conocer las necesidades del grupo. Si su tiempo o limitaciones en el presupuesto no le permiten realizar un estudio extenso, trate de contactar a otras organizaciones que puedan tener públicos similares al suyo.
  • Incluya su público específico. Incluya a los miembros de su audiencia en las etapas iniciales de planificación. Los usuarios pueden entregar información valiosa.
  • Determine objetivos y resultados. ¿Qué quiere que su público aprenda como resultado de leer sus materiales? Por ejemplo, si su objetivo es mostrar el uso adecuado de los inhaladores para el asma, enfatice el resultado de su uso adecuado. Una oración ilustrativa puede ser: "Seguir las instrucciones para usar su inhalador de asma puede ayudarle a respirar más fácilmente".
  • Obtenga información sobre usuarios con baja comprensión de lectura. Es importante aprender sobre los desafíos cognitivos y de lectura de algunos usuarios si desea escribir materiales de salud fáciles de leer. Vea Lo que Sabemos acerca de los Usuarios con Problemas de Comprensión de Lectura (en inglés) en la publicación Alfabetización de Salud en Línea de la Oficina de Prevención de Enfermedades y la Promoción de la Salud.

Paso 2: Organizar y escribir

Puntos generales

  • Ahora que ha aprendido acerca de sus usuarios, considere cuidadosamente a su audiencia al escribir. Las diferencias culturales, de edad y de género pueden tener un impacto en su contenido. Por ejemplo, el estilo de escritura y los gráficos pueden ser diferentes en un folleto de VIH/SIDA para los adolescentes que para los adultos mayores de 50 años.
  • Mantenga el lenguaje dentro de un nivel de lectura de 7º a 8º grado.
  • Consiga la atención del lector desde el principio. Destaque las primeras frases con un lenguaje convincente y claro.
  • Estructure el material en forma lógica. Empiece indicando el tema. Incluya los puntos más importantes que quiere la gente aprenda. Luego escriba el cuerpo del material. Termine con un resumen y repita los conceptos clave.
  • Incluya acciones específicas que pueden realizar los usuarios. Enfatice los beneficios de tomar acción. Por ejemplo: "El uso correcto de inhaladores para el asma le ayuda a respirar mejor".
  • Los ejemplos y las historias ayudan a enganchar con los lectores.
  • Evite asumir cosas sobre personas que tienen un nivel de lectura bajo. No sea condescendiente. Mantenga una perspectiva adulta al usar lenguaje fácil de leer.
  • Escriba su borrador. Luego revíselo y edítelo varias veces. Borre palabras, frases o párrafos que no ayuden al lector a comprender los conceptos. Los materiales que tengan demasiadas palabras serán más difíciles de entender.
  • Considere incorporar buenas prácticas de accesibilidad de la Web. Un sitio web accesible ayuda a las personas con discapacidades de aprendizaje y lectura. Para obtener más información sobre la accesibilidad de la Web, consulte el sitio WebAIM (Web Accessibility In Mind) del Centro de las personas con discapacidad de la Universidad Estatal de Utah (en inglés).

Idioma y estilo de redacción

  • Busque alternativas para reemplazar palabras complejas, términos médicos, abreviaturas y siglas. En ocasiones puede que no haya otra alternativa o puede querer enseñarle a los pacientes aquellos términos porque sus proveedores de salud los usarán. Luego introduzca las nuevas palabras. Por ejemplo: "Un latido normal del corazón comienza en el ventrículo derecho del corazón, o atrio".
  • Evite el lenguaje abstracto al dar instrucciones para acciones. Por ejemplo, en lugar de escribir "no levante nada pesado", escriba "no levante nada que pese más de un galón de leche (más de 10 libras)".
  • Use una longitud variada de las oraciones para que el material sea interesante, pero mantenga las frases simples. Una pauta general es limitar la mayoría de las oraciones entre 10 y 15 palabras.
  • Use palabras como "usted" en lugar de "paciente". Una voz personal puede ayudar a involucrar a los lectores.
  • Donde corresponda, use listas enumeradas en vez de bloques de textos para que la información sea más leíble. Los bloques de textos densos pueden ser difíciles de leer.
  • Use voz activa y verbos vívidos. El lenguaje directo ayuda a las personas a asociar conceptos con acciones. Por ejemplo:
    Activa: Amanda usó su inhalador hoy.
    Pasiva: El inhalador fue usado por Amanda hoy.
  • Sea consistente con los términos. Por ejemplo, usar “drogas” y “medicamentos” en forma intercambiable en el mismo documentos puede causar confusión.
  • Cuando sea posible, trate de decir cosas en una forma positiva. Por ejemplo, use "coma menos carnes rojas" en vez de "no consuma tanta carnes rojas".

Presentación y representación visual

  • Use colores que atraigan a su público. Sin embargo, tenga en cuenta que algunas personas tienen discapacidades visuales. Por ejemplo, algunas personas daltónicas no pueden distinguir el rojo del verde
  • Use imágenes y fotos con lecturas concisas. Mantenga las lecturas cerca de los gráficos
  • Evite usar gráficos y tablas a menos que sean esenciales para que se entiendan los conceptos. Si las usa, asegúrese que sean simples y claras
  • Equilibre el uso de texto, gráficos y espacio vacío o "blanco". Trate de mantener un 40 o 50% de espacio vacío
  • Evite el uso de itálicas en más de algunas palabras a la vez
  • Use tipos de letras sin serifa como Arial, Verdana, Frutiger, Tahoma o Helvetica. Letras sin serifa son consideradas fáciles de leer aun en tamaños pequeños. Vea también la página sobre accesibilidad de tipos de letra en WebAIM (en inglés)
  • Use títulos y subtítulos en negritas para separar y destacar las secciones del documento
  • Justifique el margen izquierdo solamente. Esto significa que el margen izquierdo debe ser recto y el margen derecho debe ser irregular
  • Use un ancho de columnas de unos 30 a 50 caracteres de largo, incluyendo espacios
  • Texto encima de fondos sombreados, fotos, o patrones puede ser difícil de leer y también puede ser inaccesible para muchos usuarios con discapacidades

Paso 3: Evaluar y mejorar

Pruebe sus materiales en algunos individuos o un grupo representativo de su público. Probar el texto durante el proceso de redacción puede ayudarle a comprobar que su público entiende el material. Evalúe la reacción del grupo y modifique el documento si es necesario. Para más información, vea la sección de prueba preliminar y revisión de la publicación "Claro y simple" ("Clear and Simple") de los Institutos Nacionales de la Salud (disponible sólo en inglés) o vaya a la parte 6 de la Guía práctica para la realización de material escrito claro y eficaz de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (en inglés).

También pruebe el material con herramientas de evaluación de legibilidad. A continuación algunos ejemplos (todos los links están en inglés):

Programas de computación de legibilidad

A continuación se presentan ejemplos de programas de software. La legibilidad de software puede no ser adecuada para todos los proyectos ETR, pero pueden ser útil para algunos.

Si utiliza un sitio web o un programa de software para probar la legibilidad, necesitará preparar su texto. Es posible que tenga problemas con la fiabilidad y exactitud si primero no "limpia" su texto.

Asegúrese de revisar el documento y eliminar:

  • títulos
  • fragmentos de oraciones
  • listas con viñetas (si las balas son oraciones completas, se puede utilizar en su muestra)
  • puntos que no marcan el final de una frase, como números en una lista numerada (1. o 2.); abreviaturas (Jill M. Sánchez, M.D. o P. y R.); puntos en decimales (98.6 grados o 12,9%); o puntos en las horas (9 a.m.)

Si no se borra los puntos adicionales, la herramienta de prueba o software pueden "ver" muchas más oraciones de las que realmente están ahí. Esto disminuirá artificialmente la puntuación de legibilidad.

Paso 4: Informarnos y permanecer informados

Después de que usted desarrolle materiales de ETR, le sugerimos que los rotule "fácil de leer". MedlinePlus no evalúa el nivel de lectura de los materiales y solo los mostrará como fácil de leer si la organización patrocinante los identifica de esa manera.

Otros recursos

Sitio con materiales de salud de lectura fácil

Directrices y bibliografía para la preparación de materiales de lectura fácil (disponible sólo en inglés)

Tesauros para entender palabras y frases sobre salud y medicina

Nota: La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. no avala ni garantiza al mostrar ejemplos de software, herramientas en línea u otros recursos.