Dirección de esta página: https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/vitamind.html

Vitamina D

Introducción

La vitamina D ayuda al cuerpo a absorber el calcio que los huesos necesitan para crecer. Una deficiencia de la vitamina D puede llevar a enfermedades de los huesos como la osteoporosis o el raquitismo. La vitamina D juega un papel importante en los sistemas nervioso, muscular e inmunitario.

Puede obtener vitamina D de tres maneras: a través de la piel, de la dieta y de suplementos. Su cuerpo forma la vitamina D naturalmente después de la exposición al sol. Sin embargo, demasiado sol puede llevar al envejecimiento y el cáncer de la piel, así que muchas personas tratan de obtener su vitamina D de otras fuentes.

Los alimentos ricos en vitamina D incluyen yemas de huevo, pescado de agua salada e hígado. Otros alimentos, como la leche y el cereal, muchas veces están enriquecidos con vitamina D.

Usted puede tomar suplementos de vitamina D. Consulte con su proveedor de servicios de salud para saber la cantidad apropiada para usted. Las personas que pueden necesitar vitamina D extra incluyen:

  • Personas mayores
  • Bebés que son amamantados
  • Personas de piel oscura
  • Personas con ciertas condiciones como enfermedades del hígado, fibrosis quística y enfermedad de Crohn
  • Personas obesas o las que han tenido una cirugía de derivación gástrica

NIH: Oficina de Suplementos Dietéticos

Comience aquí

Diagnósticos/Síntomas

Asuntos relacionados

Condiciones específicas

Estadísticas e investigación

Adolescentes