Omita y vaya al Contenido

Insulina glargina (origen ADNr) inyectable

¿Para cuáles condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

La insulina glargina se usa para tratar la diabetes tipo 1 (afección en la que el cuerpo no produce insulina y, por lo tanto, no puede controlar la cantidad de azúcar en la sangre). También se usa para tratar a las personas con diabetes tipo 2 (afección en la que el cuerpo no usa la insulina normalmente y, por lo tanto, no puede controlar la cantidad de azúcar en la sangre) que necesitan insulina para controlar la diabetes. En los pacientes con diabetes tipo 1, la insulina glargina debe usarse con otro tipo de insulina (una insulina de acción corta). En los pacientes con diabetes tipo 2, la insulina glargina también puede usarse con otro tipo de insulina o con medicamento(s) oral(es) para la diabetes. La insulina glargina es una versión artificial de la insulina humana de acción prolongada. La insulina glargina actúa reemplazando la insulina que produce normalmente el cuerpo y ayudando a pasar el azúcar de la sangre a otros tejidos del cuerpo, donde se usa para obtener energía. También evita que el hígado produzca más azúcar.

Con el tiempo, las personas que tienen diabetes y azúcar alta en sangre pueden desarrollar complicaciones serias o mortales, incluyendo enfermedad del corazón, apoplejía, problemas renales, daño a los nervios y problemas de la vista. Usar medicamentos, realizar cambios al estilo de vida (por ejemplo, dieta, ejercicios, dejar de fumar) y verificar regularmente su azúcar en sangre puede ayudarle a controlar su diabetes y mejorar su salud. Esta terapia también puede reducir sus posibilidades de sufrir un infarto, apoplejía u otras complicaciones relacionadas con la diabetes como deficiencia renal, daño a los nervios (entumecimiento, piernas o pies fríos, disminución en la capacidad sexual en hombres y mujeres), problemas de la vista, incluyendo daños o pérdida de la vista o enfermedad de las encías. Su médico y otros proveedores de atención médica hablarán con usted sobre la mejor manera de controlar su diabetes.

¿Cómo se debe usar este medicamento?

La presentación de la insulina glargina es en una solución (líquido) que se inyecta por vía subcutánea (debajo de la piel). Se inyecta una vez al día. Debe usar la insulina glargina a la misma hora todos los días. Siga cuidadosamente las instrucciones del prospecto de su medicamento recetado y pídales a su médico o a su farmacéutico que le expliquen cualquier cosa que no entienda. Use la insulina glargina según lo indicado. No aumente ni disminuya la dosis, ni aumente la frecuencia indicada por su médico.

La insulina glargina controla la diabetes, pero no la cura. Siga usando la insulina glargina aunque se sienta bien. No deje de usar la insulina glargina sin consultar a su médico. No cambie a ninguna otra marca o tipo de insulina, ni modifique la dosis de ningún tipo de insulina que esté usando sin consultar a su médico. Siempre verifique la etiqueta de la insulina para cerciorarse de haber recibido el tipo correcto de insulina de la farmacia.

La presentación de la insulina glargina es en ampollas y en jeringas dosificadoras que contienen cartuchos de medicamento. Asegúrese de conocer el tipo de envase en que viene su insulina glargina y qué otros suministros, como agujas, jeringas o jeringas dosificadoras, necesita para inyectarse el medicamento.

Si la presentación de su insulina glargina es en ampollas, tendrá que usar jeringas para inyectarse su dosis. Pídales a su médico o a su farmacéutico que le muestren cómo inyectarse la insulina glargina usando una jeringa. Pregúnteles a su médico o a su farmacéutico si tiene dudas sobre el tipo de jeringa que debe usar.

Si la presentación de su insulina glargina es en jeringas dosificadoras, asegúrese de leer y entender las instrucciones del fabricante. Pídales a su médico o a su farmacéutico que le muestren cómo usar la jeringa dosificadora. Siga las instrucciones cuidadosamente y siempre realice la prueba de seguridad antes de usarla.

Nunca reutilice las agujas ni las jeringas, ni comparta con nadie sus agujas, jeringas o jeringas dosificadoras. Si está usando una jeringa dosificadora de insulina, siempre retire inmediatamente la aguja después de inyectarse su dosis. Deseche las agujas y las jeringas usadas en un recipiente resistente a elementos punzantes. Pregúnteles a su médico o a su farmacéutico cómo desechar el recipiente resistente a elementos punzantes.

No diluya la insulina glargina y no la mezcle con ningún otro tipo de insulina.

Puede inyectarse la insulina glargina en la parte superior del brazo, el muslo o el abdomen. Nunca se inyecte la insulina glargina en una vena o músculo. Cambie (rote) el lugar de la inyección dentro del área elegida con cada dosis; intente evitar inyectarse en el mismo lugar con más frecuencia que una vez cada 1 a 2 semanas.

Revise siempre la insulina glargina antes de inyectársela. Debe ser transparente e incolora. No use la insulina glargina si tiene color, está turbia o contiene partículas sólidas; tampoco la use después de la fecha de vencimiento indicada en el frasco.

No use la insulina glargina en una bomba de insulina externa.

Pídales a su farmacéutico o a su médico una copia de la información del fabricante para el paciente.

¿Qué otro uso se le da a este medicamento?

Volver al comienzo

A veces se receta este medicamento para otros usos; pídales más información a su médico o a su farmacéutico.

¿Cuáles son las precauciones especiales que debo seguir?

Volver al comienzo

Antes de usar la insulina glargina:

  • Informe a su médico y a su farmacéutico si es alérgico a la insulina (Humulin, Novolin, otros), a cualquiera de los ingredientes de la insulina glargina o a cualquier otro medicamento. Pregúntele a su farmacéutico o consulte la información del fabricante para el paciente, a fin de obtener una lista de los ingredientes.
  • Informe a su médico y a su farmacéutico qué medicamentos con y sin receta, vitaminas, suplementos nutricionales y productos herbarios está tomando. No olvide mencionar ninguno de los siguientes: medicamentos antivirales contra el SIDA; inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ACE, por sus siglas en inglés), como benazepril (Lotensin), captopril (Capoten), enalapril (Vasotec), fosinopril (Monopril), lisinopril (Prinivil, Zestril), moexipril (Univasc), perindopril (Aceon), quinapril (Accupril), ramipril (Altace) y trandolapril (Mavik); bloqueadores beta, como atenolol (Tenormin), labetalol (Normodyne), metoprolol (Lopressor, Toprol XL), nadolol (Corgard) y propranolol (Inderal); determinados medicamentos reductores del colesterol, como fenofibrato (Antara, Lofibra, TriCor, Triglide), gemfibrozil (Lopid) y niacina (Niacor, Niaspan, en Advicor); clonidina (Catapres, Catapres-TTS, en Clorpres); danazol; disopiramida (Norpace); diuréticos ("pastillas contra la retención de agua"); fluoxetina (Prozac, Sarafem, en Symbyax); glucagón; terapia de reemplazo hormonal; isoniazida (INH, Nydrazid); litio (Eskalith, Lithobid); medicamentos para el asma y el resfrío; medicamentos para las enfermedades mentales y las náuseas; inhibidores de la monoaminooxidasa (MAO), como isocarboxazida (Marplan), fenelzina (Nardil), selegilina (Eldepryl) y tranilcipromina (Parnate); octreotida (Sandostatin); anticonceptivos orales (píldoras anticonceptivas); medicamentos orales para la diabetes; esteroides orales, como dexametasona (Decadron, Dexone), metilprednisolona (Medrol) y prednisona (Deltasone); pentamidina (Nebupent, Pentam); pentoxifilina (Trental); pramlintida (Symlin); reserpina; analgésicos derivados de salicilatos, como aspirina, trisalicilato magnésico de colina (Tricosal, Trisalate), salicilato de colina (Arthropan), diflunisal (Dolobid), salicilato de magnesio (Doan's, otros) y salsalato (Argesic, Disalcid, Salgesic); somatropina (Nutropin, Serostim, otros); antibióticos derivados de las sulfas; sulfinpirazona (Anturane); y medicamentos para la tiroides. Es posible que su médico deba cambiar las dosis de sus medicamentos o controlarlo cuidadosamente por si presentara efectos secundarios.
  • Informe a su médico si tiene o alguna vez ha tenido un daño en los nervios causado por la diabetes o por cualquier otra afección médica, incluidas las enfermedades del hígado o del riñón.
  • Informe a su médico si está embarazada, si planea quedar embarazada o si está dando el pecho. Si queda embarazada mientras usa insulina glargina, llame a su médico.
  • Si se va a realizar una cirugía, incluso una cirugía dental, informe a su médico o a su dentista que está usando insulina glargina.
  • El alcohol puede alterar las concentraciones de azúcar en la sangre. Pregúntele a su médico si puede consumir bebidas alcohólicas de manera segura mientras está usando insulina glargina.
  • Pregúntele a su médico qué hacer si se enferma, si tiene estrés inusual o si cambia su dieta, ejercicio o cronograma de actividades. Estos cambios pueden afectar las concentraciones de azúcar en la sangre y la cantidad de insulina que necesitará.
  • Pregúntele a su médico con qué frecuencia deben medirse las concentraciones de azúcar en la sangre. Tenga en cuenta que la hipoglucemia puede afectar su capacidad para realizar tareas como conducir vehículos, y pregúntele a su médico si necesita medirse las concentraciones de azúcar en la sangre antes de conducir u operar maquinaria.

¿Qué dieta especial debo seguir mientras tomo este medicamento?

Volver al comienzo

Asegúrese de seguir todas las recomendaciones en cuanto a dieta y ejercicio que le hagan su médico o su dietista. Es importante que siga una dieta saludable y que coma aproximadamente las mismas cantidades de los mismos tipos de alimentos, aproximadamente a las mismas horas todos los días. Dejar pasar o retrasar sus comidas o modificar la cantidad o el tipo de alimentos que come puede causarle problemas con el control de las concentraciones de azúcar en la sangre.

¿Qué tengo que hacer si me olvido de tomar una dosis?

Volver al comienzo

Antes de comenzar a usar insulina glargina, pregúntele a su médico qué hacer si olvida usar una dosis o si usa una dosis adicional en forma accidental. Anote esas instrucciones para que pueda consultarlas más tarde.

¿Cuáles son los efectos secundarios que podría provocar este medicamento?

Volver al comienzo

Este medicamento puede alterar las concentraciones de azúcar en la sangre. Debe saber cuáles son los síntomas de las concentraciones altas y bajas de azúcar en la sangre y qué debe hacer cuando tiene esos síntomas.

La insulina glargina puede provocar efectos secundarios. Informe a su médico si alguno de estos síntomas es intenso o no desaparece:

  • enrojecimiento, inflamación, dolor o comezón en el lugar de la inyección

  • cambios en el aspecto de la piel, engrosamiento de la piel (acumulación de grasa) o pequeña depresión en la piel (degradación de grasa)

  • inflamación de los manos o de los pies

  • aumento de peso

  • estreñimiento

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si presenta alguno de estos síntomas, llame a su médico de inmediato o pida tratamiento de emergencia:

  • sarpullido, urticaria o comezón en todo el cuerpo

  • sibilancia (dificultad para respirar)

  • falta de aire

  • pulso rápido

  • sudoración

  • presión arterial baja

  • inflamación de los ojos, la cara, los labios, la lengua o la garganta

  • ronquera

  • dificultad para tragar

  • debilidad

  • calambres musculares

  • latidos cardíacos anormales

La insulina glargina puede provocar otros efectos secundarios. Llame a su médico si tiene algún problema inusual mientras usa este medicamento.

Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet [http://www.fda.gov/Safety/MedWatch] o por teléfono al 1-800-332-1088.

¿Cómo debo almacenar o desechar este medicamento?

Volver al comienzo

Almacene las ampollas y las jeringas dosificadoras de insulina glargina sin abrir en el refrigerador. Nunca permita que la insulina glargina se congele; no use insulina glargina que se haya congelado y descongelado. La insulina glargina refrigerada sin abrir puede almacenarse hasta la fecha que se muestra en la etiqueta de la compañía.

Si no hay un refrigerador disponible (por ejemplo, cuando está de vacaciones), almacene las ampollas o las jeringas dosificadoras a temperatura ambiente y alejadas de la luz solar directa y el calor extremo. Las ampollas o las jeringas dosificadoras sin refrigerar pueden usarse en el término de 28 días o, después de ese período, deben desecharse. Las jeringas dosificadoras de insulina glargina que se usaron deben almacenarse a temperatura ambiente y pueden usarse durante un máximo de 28 días después del primer uso. Deseche cualquier resto de insulina que haya estado expuesta al calor o frío extremos.

Deseche todos los medicamentos que estén vencidos o que ya no necesite. Consulte a su farmacéutico acerca de la eliminación correcta de sus medicamentos.

¿Qué debo hacer en caso de una sobredosis?

Volver al comienzo

En caso de una sobredosis, llame a la oficina local de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. Si la víctima está inconsciente, o no respira, llame inmediatamente al 911.

Puede sufrir una sobredosis de insulina glargina si usa demasiada cantidad de esta o si usa la cantidad correcta de esta, pero come menos que lo habitual o se ejercita más que lo habitual. La sobredosis de insulina glargina puede provocar hipoglucemia. Si tiene síntomas de hipoglucemia, siga las instrucciones de su médico para saber qué debe hacer si desarrolla hipoglucemia. Otros síntomas de sobredosis:

  • pérdida del conocimiento

  • convulsiones

¿Qué otra información de importancia debería saber?

Volver al comienzo

No falte a ninguna cita, ni con su médico ni con el laboratorio. Mida con regularidad las concentraciones de azúcar en la sangre y hemoglobina glucosilada (HbA1c) para determinar su respuesta a la insulina glargina. Además, su médico le indicará cómo comprobar su respuesta a este medicamento midiendo en el hogar sus niveles de azúcar en la sangre. Siga esas instrucciones cuidadosamente.

Use siempre un brazalete de identificación de diabético para asegurarse de recibir el tratamiento adecuado en caso de emergencia.

No deje que ninguna otra persona use sus medicamentos. Pregúntele a su farmacéutico cómo puede volver a surtir su receta.

Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

Marcas comerciales

Volver al comienzo
  • Lantus®

Documento actualizado - 15/02/2014

Logo de ASHP American Society of Health-System Pharmacists, Inc. Cláusula de Protección

AHFS® Consumer Medication Information. © Copyright, 2014. The American Society of Health-System Pharmacists, Inc., 7272 Wisconsin Avenue, Bethesda, Maryland. Todos los derechos reservados. La duplicación de este documento para su uso comercial, deberá ser autorizada por ASHP. Traducido del inglés por HolaDoctor.