Omita y vaya al Contenido

Vacuna antineumocócica conjugada (PCV7)

¿Por qué vacunarse?

La infección por la bacteria Streptococcus pneumoniae puede provocar enfermedad grave y la muerte. La enfermedad neumocócica invasiva es responsable de alrededor de 200 muertes cada año en niños de menos de 5 años. Es la causa principal de la meningitis bacteriana en los Estados Unidos. (La meningitis es una infección de la membrana que recubre el cerebro).

La infección neumocócica provoca enfermedad grave en niños de menos de cinco años. Antes de que existiera una vacuna, cada año la infección neumocócica provocaba: más de 700 casos de meningitis, 13,000 infecciones en la sangre y alrededor de 5 millones de infecciones del oído.

También puede conducir a otros problemas de salud, incluidos: neumonía, sordera, daño cerebral.

Los niños de menos de 2 años tienen un riesgo más alto de contraer una enfermedad grave.

La bacteria neumococo se transmite de una persona a otra a través del contacto estrecho.

Las infecciones neumocócicas pueden ser difíciles de tratar porque la bacteria se ha vuelto resistente a algunos de los fármacos que se han usado para tratarlas. Esto hace que la prevención de infecciones neumocócicas sea aún más importante.

La vacuna antineumocócica conjugada puede ayudar a prevenir enfermedades neumocócicas graves, como la meningitis y las infecciones en la sangre. También puede prevenir algunas infecciones del oído. Pero las infecciones del oído tienen muchas causas, y la vacuna antineumocócica es efectiva solo contra algunas de ellas.

Vacuna antineumocócica conjugada

La vacuna antineumocócica conjugada está aprobada para bebés y niños pequeños. Los niños que reciben la vacuna cuando son bebés estarán protegidos cuando estén expuestos al riesgo más alto de contraer la enfermedad grave.

Algunos niños más grandes y los adultos pueden recibir otra vacuna denominada vacuna antineumocócica de polisacáridos. Existe una monografía por separado para las personas que reciben esta vacuna. (Consulte la sección Vacuna antineumocócica de polisacáridos).

¿Quiénes deben recibir la vacuna y cuándo?

Volver al comienzo

Bebés y niños de menos de 2 años

La vacuna antineumocócica conjugada (PCV, por sus siglas en inglés) se administra periódicamente en una serie de 4 dosis, una dosis en cada una de las siguientes edades:

  • 2 meses

  • 4 meses

  • 6 meses

  • 12 a 15 meses

Los niños que omitan sus vacunas en estas edades deben, de todos modos, recibir la vacuna. La cantidad de dosis y los intervalos entre una dosis y otra dependerán de la edad del niño. Consulte a su proveedor de atención médica para obtener más detalles.

Niños de 2 a 4 años

Los niños saludables que estén en el período comprendido entre el segundo y el quinto cumpleaños que no hayan completado la serie de PCV deben recibir 1 dosis.

Los niños con afecciones médicas como:

  • enfermedad de células falciformes,

  • bazo dañado o sin bazo,

  • implantes cocleares,

  • VIH/SIDA u otras enfermedades que afectan el sistema inmunológico (como diabetes, cáncer o enfermedad del hígado), o

  • enfermedad cardíaca o pulmonar crónica,

o los niños que toman medicamentos que afectan el sistema inmunitario, como quimioterapia o esteroides, deben recibir 1 ó 2 dosis de PCV, si aún no han completado la serie de 4 dosis. Consulte a su proveedor de atención médica para obtener más detalles.

La vacuna antineumocócica conjugada puede administrarse al mismo tiempo que otras vacunas.

¿Qué niños no deben recibir la vacuna antineumocócica conjugada o deben esperar?

Volver al comienzo

No deben recibir la vacuna antineumocócica conjugada los niños que hayan tenido una reacción alérgica grave (que pone en riesgo la vida) a una dosis anterior de esta vacuna, o que tengan una alergia grave a un componente de la vacuna. Dígale a su proveedor de atención médica si el niño ha tenido alguna vez una reacción grave a cualquier vacuna, o si tiene alguna alergia grave.

Los niños con enfermedades menores, como un resfriado, pueden recibir la vacuna. Pero los niños que tienen una enfermedad moderada o grave, por lo general, deben esperar a recuperarse para recibir la vacuna.

¿Cuáles son los riesgos de la vacuna antineumocócica conjugada?

Volver al comienzo

En estudios (casi 60,000 dosis), la vacuna antineumocócica conjugada estuvo asociada solo con reacciones leves:

  • Hasta 1 de cada 4 bebés tuvo enrojecimiento, sensibilidad o inflamación en el lugar donde recibió la inyección.

  • Hasta alrededor de 1 de cada 3 tuvo fiebre de más de 100.4 °F, y hasta alrededor de 1 de cada 50 tuvo fiebre alta (más de 102.2 °F).

  • Algunos niños también se volvieron inquietos o somnolientos, o perdieron el apetito.

Hasta el momento, no se asoció ninguna reacción grave con esta vacuna. No obstante, una vacuna, como cualquier medicamento, puede provocar problemas graves, como una reacción alérgica grave. El riesgo de que esta vacuna provoque un daño grave o la muerte es extremadamente bajo.

¿Qué ocurre si se produce una reacción moderada o grave?

Volver al comienzo

¿Qué signos debo buscar?

  • Preste atención a cualquier afección inusual, como una reacción alérgica grave, fiebre alta o comportamiento inusual.

  • Las reacciones alérgicas graves son muy poco frecuentes con cualquier vacuna. Si se produjera alguna, es muy probable que aparezca en un período de unos minutos a unas horas después de la inyección. Las señales pueden incluir: dificultad para respirar, debilidad, urticaria, ronquera o sibilancia, latidos cardíacos rápidos, palidez, inflamación de la garganta, mareos.

¿Qué debo hacer?

  • Llame a un médico o lleve a la persona al médico de inmediato.

  • Dígale a su médico qué sucedió, la fecha y hora en que ocurrió y cuándo le aplicaron la vacuna.

  • Pídale a su proveedor de atención médica que presente un formulario del Sistema de Reportes de Eventos Adversos a las Vacunas (VAERS, por sus siglas en inglés) si tiene alguna reacción a la vacuna. También puede llamar usted mismo al VAERS marcando 1-800-822-7967 o visitar su sitio de Internet en http://vaers.hhs.gov.

Programa Nacional de Compensación de Daños por Vacunas

Volver al comienzo

En el raro caso de que usted o su hijo tengan una reacción grave a una vacuna, se creó un programa federal para ayudar a pagar la atención médica de quienes resulten afectados.

Si desea más información sobre el Programa nacional de compensación de daños por vacunas, llame al 1-800-338-2382 o visite el sitio de Internet del programa en http://www.hrsa.gov/vaccinecompensation.

¿Cómo puedo obtener más información?

Volver al comienzo

  • Consulte a su médico o a otro proveedor de atención médica. Ellos pueden darle el prospecto de la vacuna o recomendarle otras fuentes de información.

  • Llame al programa de vacunación de su departamento de salud local o estatal.

  • Comuníquese con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés): llame al 1-800-232-4636 (1-800-CDC-INFO) o visite el sitio de Internet del Programa Nacional de Inmunización en http://www.cdc.gov/vaccines.

Declaración informativa de la vacuna antineumocócica conjugada. Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU./Programa Nacional de Inmunización de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. 9 de diciembre de 2008.

Marcas comerciales

Volver al comienzo
  • Prevnar®

Otros nombres

Volver al comienzo
  • PCV7

Documento revisado - 01/03/2009

Logo de ASHP American Society of Health-System Pharmacists, Inc. Cláusula de Protección

AHFS® Consumer Medication Information. © Copyright, 2014. The American Society of Health-System Pharmacists, Inc., 7272 Wisconsin Avenue, Bethesda, Maryland. Todos los derechos reservados. La duplicación de este documento para su uso comercial, deberá ser autorizada por ASHP. Traducido del inglés por DrTango.