Dirección de esta página: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000665.htm

Retinitis por citomegalovirus

Es una inflamación viral de la retina del ojo.

Causas

La retinitis por citimegalovirus (CMV) es causada por un miembro de un grupo de los virus del tipo herpes. El CMV es muy común. La mayoría de las personas están expuestas al CMV durante su vida, pero típicamente sólo los individuos con sistemas inmunitarios debilitados resultan enfermos a causa de esta infección. Las infecciones graves por CMV se pueden presentar en personas con sistemas inmunitarios debilitados como resultado de:

  • SIDA
  • Trasplante de médula ósea
  • Quimioterapia
  • Fármacos que inhiben el sistema inmunitario
  • Trasplante de órganos

Síntomas

Algunas personas con retinitis por CMV son asintomáticas.

Los síntomas abarcan:

La retinitis generalmente comienza en un ojo, pero a menudo progresa hasta el otro ojo. Sin tratamiento, el daño progresivo a la retina puede llevar a la ceguera en un lapso de 4 a 6 meses o menos.

Incluso con tratamiento regular, la enfermedad puede empeorar hasta la ceguera. Esta progresión puede deberse a que el virus se vuelve resistente a los fármacos, de tal forma que ya no son eficaces, o debido a que el sistema inmunitario del paciente se ha deteriorado más.

Los pacientes con retinitis por CMV también tienen la posibilidad de padecer desprendimiento de retina, en el cual ésta se desprende de los nervios del ojo y causa ceguera. También se puede presentar infección sistémica por CMV.

Pruebas y exámenes

La retinitis por CMV se diagnostica a través de un examen oftalmológico estándar. La dilatación de las pupilas y una oftalmoscopia mostrarán signos de este tipo de retinitis.

El diagnostico de la infección por CMV se puede hacer con exámenes de sangre u orina en los que se buscan sustancias específicas para la infección. Asimismo, una biopsia de tejido puede detectar la infección viral y la presencia de partículas virales de CMV, pero esto rara vez se hace.

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es estabilizar o restaurar la visión y prevenir la ceguera. Con frecuencia se necesita un tratamiento prolongado. Los medicamentos se pueden administrar por vía oral, a través de una vena (por vía intravenosa) o inyectarse directamente dentro del ojo (intravítreo).

Expectativas (pronóstico)

La enfermedad algunas veces empeorará incluso con tratamiento.

Posibles complicaciones

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si los síntomas empeoran, no mejoran con el tratamiento o si se presentan nuevos síntomas.

Las personas con SIDA (especialmente aquellas con un conteo de CD4 muy bajo) que presenten problemas de visión deben solicitar una cita para un examen oftalmológico inmediato. 

Prevención

Una infección por CMV generalmente sólo provoca síntomas en personas con un sistema inmunitario debilitado. Ciertos medicamentos (como tratamiento contra el cáncer) y enfermedades (como el SIDA) pueden provocar un sistema inmunitario debilitado.

Las personas con SIDA que tengan un conteo de CD4 de menos de 250 células/microlitro deben ser examinadas periódicamente para detectar esta afección, incluso si no tienen síntomas. Si usted tuvo retinitis por CMV en el pasado, debe tomar un tratamiento preventivo para esta afección incluso si su conteo de CD4 permanece por debajo de 100. Si su conteo de CD4 ha sido superior a 100 durante 6 meses, es posible que el médico le diga que puede suspender el tratamiento preventivo sin ningún problema.

Nombres alternativos

Retinitis por CMV

Referencias

Drew WL. Cytomegalovirus. In: Goldman L, Schafer AI, eds.Goldman's Cecil Medicine

Masur H, Healey L, Hadigan C. Treatment of human immunodeficiency virus infection and acquired immunodeficiency syndrome. In: Goldman L, Schafer AI, eds.Goldman's Cecil Medicine

Actualizado 11/20/2013

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados