Dirección de esta página: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001285.htm

Epispadias

Es una rara anomalía presente al nacer (congénita) que se localiza en la abertura de la uretra.

En esta afección, la uretra no se transforma en un tubo completo y la orina sale del cuerpo desde un lugar equivocado.

Causas

Las causas del epispadias se desconocen. Puede ocurrir debido a que el hueso púbico no se desarrolla apropiadamente.

El epispadias se puede presentar con una rara anomalía congénita llamada extrofia vesical. En esta anomalía congénita, la vejiga va de adentro hacia afuera y sobresale a través de la pared abdominal. El epispadias también puede ocurrir con otras anomalías congénitas.

La afección ocurre con más frecuencia en niños que en niñas y casi siempre se diagnostica en el momento del nacimiento o poco después.

Síntomas

Los hombres tienen un pene corto y ensanchado con una curvatura anormal. La uretra generalmente desemboca en la parte superior o lateral del pene, en lugar de ser en la punta. Sin embargo, la uretra puede abrirse a lo largo de toda la longitud del pene.

Las mujeres tienen un clítoris y labios vaginales anormales. La abertura generalmente está entre el clítoris y los labios, pero puede estar en el área abdominal. Ellas pueden tener problemas para controlar la orina (incontinencia urinaria).

Pruebas y exámenes

Los signos abarcan:

  • Abertura anormal del cuello de la vejiga hasta el área por encima de la abertura normal de la uretra
  • Reflujo de la orina hacia el riñón (nefropatía por reflujo)
  • Incontinencia urinaria
  • Infecciones urinarias
  • Ensanchamiento del hueso púbico

Los exámenes pueden abarcar:

  • Examen de sangre
  • Pielografía intravenosa (PIV), una radiografía especial de los riñones, la vejiga y los uréteres
  • Resonancia magnética y tomografías computarizadas, dependiendo de la afección
  • Radiografía de la pelvis
  • Ecografía del aparato genitourinario

Tratamiento

Los pacientes que tengan un caso más que leve de epispadias necesitarán cirugía.

El escape de orina (incontinencia) a menudo se puede reparar al mismo tiempo; sin embargo, puede ser necesaria una segunda cirugía.

Expectativas (pronóstico)

La cirugía puede ayudar a la persona a controlar el flujo de orina y también arreglará la apariencia de los genitales.

Posibles complicaciones

Algunas personas con esta afección pueden seguir teniendo incontinencia urinaria, incluso después de la cirugía.

Se puede presentar daño al uréter y al riñón al igual que esterilidad.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico en caso de tener preguntas o inquietudes con relación a la apariencia o funcionamiento del aparato genitourinario de su hijo.

Referencias

Gearhart JP, Mathews RI. Exstrophy-epispadias complex. In: Wein AJ, ed.Campbell-Walsh Urology

Elder JS. Anomalies of the bladder. In: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF, eds.Nelson Textbook of Pediatrics.

Actualizado 1/12/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.