Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001424.htm

Miotonía congénita

Es un trastorno hereditario que afecta la relajación de los músculos. Es congénito, lo cual significa que está presente al nacer.

Causas

La miotonía congénita es causada por un cambio (mutación) genético. Se transmite ya sea de uno o de ambos padres a sus hijos (hereditaria).

La miotonía congénita es causada por un problema en la parte de las células musculares que se necesitan para que los músculos se relajen. Se presentan descargas eléctricas repetitivas y anormales en los músculos, causando una rigidez llamada miotonía.

Síntomas

El signo característico de esta afección es la miotonía, en la cual los músculos son incapaces de relajarse rápidamente después de contraerse. Por ejemplo, después de un apretón de manos, la persona sólo es capaz de abrir la mano y retirarla muy lentamente.

Los primeros síntomas pueden abarcar:

  • Dificultad para deglutir
  • Náuseas
  • Movimientos rígidos que mejoran al repetirlos
  • Dificultad respiratoria u opresión en el pecho al comienzo del ejercicio

Los niños con miotonía congénita tienden a lucir musculosos y bien desarrollados y es posible que no presenten síntomas de esta enfermedad hasta la edad de dos o tres años.

Pruebas y exámenes

El médico puede preguntar si hay antecedentes familiares de miotonía congénita.

Los exámenes abarcan:

Tratamiento

La Mexiletina es un medicamento para el tratamiento de los síntomas de la miotonía congénita. Otros tratamientos abarcan: 

  • Fenitoína
  • Procainamida
  • Quinina
  • Tocainida

Expectativas (pronóstico)

Las personas con esta afección pueden evolucionar bien. Los síntomas sólo ocurren apenas se inicia un movimiento. Luego de unas pocas repeticiones, el músculo se relaja y el movimiento se vuelve normal.

Algunas personas experimentan el efecto contrario (miotonía paradójica) y empeoran con el movimiento. Sus síntomas pueden mejorar posteriormente en la vida.

Posibles complicaciones

  • Neumonía por aspiración causada por las dificultades para deglutir.
  • Asfixia, náuseas o dificultad para deglutir frecuentes en un bebé.
  • Problemas articulares prolongados (crónicos).
  • Debilidad de los músculos abdominales. 

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si su hijo tiene síntomas de miotonía congénita.

Prevención

Las parejas que deseen tener hijos y que tengan antecedentes familiares de miotonía congénita deben contemplar la posibilidad de buscar asesoría genética.

Nombres alternativos

Enfermedad de Thomsen; Enfermedad de Becker

Referencias

Bernard G, Shevell MI. Channelopathies: a review.Pediatr Neurol

Chinnery PF. Muscle diseases. In: Goldman L, Schafer AI, eds.Cecil Medicine

Kerchner GA, Lenz RA, Ptacek LJ. Channelopathies: Episodic and electrical disorders of the nervous system. In: Bradley WG, Daroff RB, Fenichel GM, Jankovic J, eds.Neurology in Clinical Practice

Actualizado 2/20/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.