Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001437.htm

Ganglioneuroma

Es un tumor del sistema nervioso periférico.

Causas

Los ganglioneuromas son tumores raros que a menudo se originan en las células nerviosas autónomas que pueden estar en cualquier parte del cuerpo. El tumor generalmente no es canceroso (benigno).

Los ganglioneuromas se presentan por lo general en personas en edades entre los 10 y los 40 años. Crecen lentamente y pueden secretar ciertos químicos u hormonas.

No se conocen factores de riesgo. Sin embargo, los tumores pueden estar asociados con algunos problemas genéticos, como la neurofibromatosis tipo 1.

Síntomas

Un ganglioneuroma normalmente no causa ningún síntoma. El tumor solo se descubre durante un examen o tratamiento para otra afección.

Los síntomas dependen de la localización del tumor y del tipo de químicos que secrete.

Si el tumor se encuentra en el área del tórax (mediastino), los síntomas pueden abarcar:

  • Dificultad respiratoria
  • Dolor torácico
  • Compresión de la tráquea

Si el tumor se encuentra en la parte baja del abdomen en la zona llamada espacio retroperitoneal, los síntomas pueden ser:

  • Dolor abdominal
  • Distensión

Si el tumor se encuentra cerca de la médula espinal, puede causar:

  • Compresión de la médula, lo cual lleva a que se presente dolor y pérdida de la fuerza y sensibilidad en las piernas, brazos o ambos
  • Deformación de la columna

Estos tumores pueden producir ciertas hormonas, las cuales pueden causar los siguientes síntomas:

  • Diarrea
  • Agrandamiento del clítoris (mujeres)
  • Hipertensión arterial
  • Incremento del vello corporal
  • Sudoración

Pruebas y exámenes

Las mejores pruebas para identificar un ganglioneuroma son:

Se pueden hacer exámenes de sangre y orina para determinar si el tumor está produciendo hormonas u otros químicos.

Se puede necesitar una biopsia o una extirpación completa del tumor para confirmar el diagnóstico.

Tratamiento

El tratamiento implica la cirugía para extirpar el tumor (si está causando síntomas).

Expectativas (pronóstico)

La mayoría de los ganglioneuromas no son cancerosos. El pronóstico esperado generalmente es bueno.

Un ganglioneuroma puede volverse canceroso y diseminarse a otras áreas. O puede reaparecer después de su extirpación.

Posibles complicaciones

Si el tumor ha estado presente durante mucho tiempo y ha comprimido la médula espinal o ha causado otros síntomas, es posible que la cirugía para extirparlo no neutralice el daño.

La compresión de la médula espinal puede ocasionar pérdida del movimiento (parálisis), especialmente si la causa no se detecta oportunamente.

La cirugía para extirpar el tumor también puede llevar a complicaciones en algunos casos. En casos raros, se pueden presentar problemas debido a la compresión incluso después de la extirpación del tumor.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si usted o su hijo tiene síntomas que puedan ser causados por este tipo de tumor.

Referencias

McCool FD. Diseases of the diaphragm, chest wall, pleura, and mediastinum. In: Goldman L, Schafer AI, eds.Goldman's Cecil Medicine

Actualizado 9/3/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.