Dirección de esta página: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/002396.htm

Llanto en la niñez

Los niños lloran por muchas razones. El llanto es una respuesta emocional a una experiencia o situación de sufrimiento. El grado de su angustia depende de los niveles de desarrollo y de las experiencias previas. Los niños lloran cuando sienten dolor, temor, tristeza, frustración, confusión, ira o cuando no pueden expresar sus sentimientos.

El llanto es una respuesta normal a las situaciones angustiantes que un niño no puede resolver. Cuando la capacidad de un niño para hacerle frente a estas situaciones se agota, el llanto es automático y natural.

Con el tiempo, un niño aprende a expresar sentimientos de frustración, ira o confusión sin llorar. Es posible que los padres necesiten establecer pautas para ayudarle al niño a desarrollar comportamientos apropiados.

Elogie la capacidad del niño para posponer el llanto hasta que sea el momento o lugar adecuado. Enséñele otras respuestas ante situaciones angustiantes. Anime a los niños a "utilizar sus palabras" para explicar lo que les molesta.

A medida que los niños desarrollan más destrezas para resolver y enfrentar problemas, lloran con menos frecuencia. A medida que van madurando, los niños varones tienden a llorar menos que las niñas. Muchos creen que esta diferencia entre los niños y las niñas es un comportamiento aprendido.

Información

Los niños lloran por muchas razones. El llanto es una respuesta emocional a una experiencia o situación de sufrimiento. El grado de su angustia depende de los niveles de desarrollo y de las experiencias previas. Los niños lloran cuando sienten dolor, temor, tristeza, frustración, confusión, ira o cuando no pueden expresar sus sentimientos.

El llanto es una respuesta normal a las situaciones angustiantes que un niño no puede resolver. Cuando la capacidad de un niño para hacerle frente a estas situaciones se agota, el llanto es automático y natural.

Con el tiempo, un niño aprende a expresar sentimientos de frustración, ira o confusión sin llorar. Es posible que los padres necesiten establecer pautas para ayudarle al niño a desarrollar comportamientos apropiados.

Elogie la capacidad del niño para posponer el llanto hasta que sea el momento o lugar adecuado. Enséñele otras respuestas ante situaciones angustiantes. Anime a los niños a "utilizar sus palabras" para explicar lo que les molesta.

A medida que los niños desarrollan más destrezas para resolver y enfrentar problemas, lloran con menos frecuencia. A medida que van madurando, los niños varones tienden a llorar menos que las niñas. Muchos creen que esta diferencia entre los niños y las niñas es un comportamiento aprendido.

Referencias

American Academy of Pediatrics. Temper tantrums: a normal part of growing up. Available at http://patiented.aap.org/content2.aspx?ad=5725.Accessed May 23, 2013.

Consolini DM, ed. Crying. In:Merck Manual

Actualizado 5/14/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.