Omita y vaya al Contenido

Reparación de onfalocele

La reparación de onfalocele es una cirugía para reparar un defecto congénito en la pared del vientre (abdomen), en el cual todo o partes del intestino delgado, el hígado y el intestino grueso se salen por el ombligo en un saco delgado.

También se presentan otros defectos congénitos.

Descripción

El objetivo de la cirugía es ubicar los órganos abdominales de nuevo dentro del cuerpo del bebé y reparar el defecto en la pared abdominal, de ser posible. Inmediatamente después del nacimiento:

  • El saco de los órganos expuestos del bebé se cubre con apósitos estériles, tibios y húmedos o con una bolsa plástica estéril.
  • Se introduce una sonda nasogástrica (NG) a través de la nariz o la boca del bebé hasta el estómago, con el fin de mantenerlo vacío. Esto evita que el bebé se ahogue o se broncoaspire con los contenidos estomacales.

Para bebés con onfaloceles pequeños, la cirugía se hace poco después del nacimiento.

Si el bebé tiene un onfalocele grande, la cirugía generalmente se retrasa. Los intestinos y otros órganos se pueden comprimir suavemente hacia el abdomen con la ayuda de una bolsa plástica llamada silo. Esto puede tardar unas cuantas semanas. La cirugía se hará en seguida si el saco alrededor de los órganos se rompe.

Antes de la cirugía, el bebé recibirá anestesia general, lo cual hará que esté dormido y que permanezca sin dolor durante la operación.

El cirujano hará una incisión para extraer la bolsa alrededor de los órganos. El intestino se examinará detenidamente en busca de signos de daño u otros defectos congénitos. Se extirparán las partes afectadas y se suturarán los bordes sanos.

Tal vez se necesiten más cirugías posteriormente para reparar los músculos en el abdomen del bebé.

Por qué se realiza el procedimiento

El onfalocele es una afección potencialmente mortal que necesita tratamiento inmediato. Es necesario tratarla poco después del nacimiento de manera que los órganos del bebé se puedan desarrollar y se puedan proteger en el abdomen.

Riesgos

Los riesgos de cualquier anestesia son:

  • Reacciones alérgicas a los medicamentos
  • Problemas respiratorios

Los riesgos de cualquier cirugía son:

  • Sangrado
  • Infección
  • Coágulos de sangre

Los riesgos adicionales de la reparación de un onfalocele son:

  • Problemas respiratorios. El bebé puede necesitar un tubo respiratorio y un respirador durante unos días o semanas después de la cirugía.
  • Inflamación del tejido que recubre la pared del abdomen y cubre los órganos abdominales
  • Lesión a órganos
  • Problemas con la digestión y la absorción de nutrientes a partir de los alimentos, si un bebé tiene mucho daño al intestino delgado

Antes del procedimiento

Un onfalocele usualmente se ve en una ecografía antes de que el bebé nazca. Después de que se encuentre, se le hará un seguimiento muy minucioso al bebé para verificar que esté creciendo.

El bebé debe nacer en un hospital que cuente con una unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN) y un cirujano pediátrico. La UCIN está dispuesta para manejar emergencias que ocurran durante el nacimiento. Un cirujano pediátrico tiene entrenamiento especial en cirugías para bebés y niños.

Generalmente el parto se planea y con frecuencia se realiza una cesárea.

Después del procedimiento

Después de la cirugía, el bebé recibirá atención en la unidad de cuidados intensivos neonatales del hospital. Al bebé lo dejarán en una cama especial llamada Isolette que tiene una incubadora para mantenerlo caliente.

El bebé posiblemente necesite estar con un respirador hasta que la hinchazón de órganos haya disminuido y el tamaño de su área abdominal haya aumentado.

Otros tratamientos que su bebé probablemente necesitará después de la cirugía son:

  • Antibióticos.
  • Líquidos y nutrientes a través de una vena.
  • Oxígeno.
  • Analgésicos en la medida de lo necesario.
  • Una sonda nasogástrica (NG) puesta a través de la nariz hasta el estómago para drenarlo y mantenerlo vacío.

Las alimentaciones se empiezan a través de la sonda nasogástrica tan pronto como se reanuda la función intestinal del bebé después de la cirugía. Las alimentaciones por vía oral empezarán muy lentamente. El bebé puede comer de manera lenta y puede necesitar terapia de alimentación y mucho estímulo.

El período de tiempo total en el hospital variará y dependerá de si hay otros defectos congénitos y complicaciones. Usted posiblemente se pueda llevar al bebé para su casa una vez que esté tomando todos los alimentos por vía oral y aumentando de peso.

Después de llegar a casa, su hijo puede presentar una obstrucción intestinal (un bloqueo en los intestinos) debido a un retorcimiento o cicatriz en los intestinos.

Pronóstico

La mayoría de las veces, la cirugía puede corregir el onfalocele. El pronóstico del bebé depende de cuánto daño o pérdida de intestino se presentó y si su hijo tiene otros defectos congénitos.

Algunos bebés tienen reflujo gastroesofágico después de la cirugía. Esta afección provoca que el alimento o el ácido gástrico se devuelvan desde el estómago hacia el esófago.

Algunos bebés con onfaloceles grandes también pueden tener pulmones pequeños y posiblemente necesiten el uso de un respirador.

A todos los bebés que nacen con un onfalocele debe hacérseles un análisis cromosómico, lo cual le ayudará a los padres a entender el riesgo de que aparezca este trastorno en embarazos futuros.

Referencias

Chung DH. Pediatric surgery. In: Townsend CM, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery. 19th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2012:chap 67.

Islam S. Advances in surgery for abdominal wall defects: Gastroschisis and omphalocele. Clin Perinatol. 2012;39:375-386.

Actualizado: 1/29/2013

Versión en inglés revisada por: John A. Daller, MD, PhD, Department of Surgery, Crozer-Chester Medical Center, Chester, PA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc., Editorial Team: David Zieve, MD, MHA, David R. Eltz, Stephanie Slon, and Nissi Wang.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo