Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/007248.htm

Sonda vesical en bebés

Es un tubo o sonda pequeña y suave que se coloca en la vejiga. Este artículo aborda las sondas vesicales en bebés.

¿Por qué se utiliza una sonda vesical?

Los bebés necesitan sondas vesicales si no están produciendo suficiente orina. Los bebés pueden tener baja producción de orina debido a que:

  • Tienen hipotensión arterial.
  • Tienen un aparato urinario anormalmente desarrollado.
  • Toman medicamentos que no les permiten mover los músculos, como cuando un niño está con ventilación mecánica
Cuando el bebé tiene una sonda, los médicos o el personal de enfermería pueden medir cuánta orina está saliendo. Así pueden determinar cuánto líquido necesita el bebé.

¿Cómo se coloca una sonda vesical?

El médico o la enfermera colocan la sonda dentro de la uretra y la llevan hasta la vejiga. La uretra es la abertura en la punta del pene en los niños y cerca a la vagina en las niñas. El médico o el personal de enfermería:

  1. Limpiarán la punta del pene o alrededor de la vagina.
  2. Pondrán suavemente el catéter en la vejiga.
  3. Si se utiliza una sonda de Foley, hay un globo muy pequeño en el extremo del catéter en la vejiga. Esto se llena con una pequeña cantidad de agua para impedir que el catéter se caiga.
  4. El catéter se conecta a una bolsa para la orina.
  5. Esta bolsa se vacía en una taza medidora para ver cuánta orina está produciendo su bebé. 

¿Cuáles son los riesgos de una sonda vesical?

Existe un pequeño riesgo de lesión a la uretra o a la vejiga cuando se introduce la sonda. Las sondas vesicales que se dejan en el lugar por más de unos cuantos días incrementan el riesgo de una infección renal o vesical.

Nombres alternativos

Catéter vesical en bebés; Sonda de Foley en bebés

Actualizado 10/29/2013

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.