Dirección de esta página: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/patientinstructions/000520.htm

Cuidados personales en caso de fractura del dedo del pie

Cada dedo está conformado por dos o tres huesos pequeños. Estos huesos son pequeños y frágiles. Se pueden romper después de golpearse el dedo del pie o dejar caer algo pesado sobre él.

Más sobre su lesión

Los dedos rotos son una lesión común. La fractura casi siempre se trata sin cirugía y se puede atender en la casa.

Las lesiones graves abarcan:

  • Rupturas que causan la torsión del dedo del pie.
  • Rupturas que causan una herida abierta.
  • Lesiones que comprometen el dedo gordo del pie.
Si tiene una lesión grave, debe buscar ayuda médica.

Las lesiones que comprometen el dedo gordo pueden necesitar un yeso o férula para sanar. En casos poco frecuentes, se pueden desprender pequeños trozos de hueso e impedir que el hueso sane adecuadamente. En este caso, se puede necesitar cirugía.

Qué se debe esperar

Los síntomas de una fractura del dedo del pie abarcan:

  • Dolor
  • Hinchazón
  • Hematomas que pueden durar hasta dos semanas
  • Rigidez

Si el dedo del pie está torcido después de la lesión, el hueso puede estar fuera de su lugar y necesitar que lo enderecen para que sane apropiadamente. Esto puede hacerse con o sin cirugía.

La mayoría de los dedos fracturados sanan por sí solos con el cuidado apropiado en el hogar. La curación completa puede tardar  de 4 a 6 semanas. El dolor y la hinchazón desaparecerán en pocos días o hasta una semana.

Si se cayó algo sobre el dedo del pie, la zona bajo la uña puede presentar hematoma, el cual desaparecerá con el tiempo a medida que la uña crezca. Si hay sangre bajo la uña, ésta se puede extraer para reducir el dolor.

Alivio de los síntomas

Durante los primeros días o semanas después de su lesión:

  • Descanse: suspenda cualquier actividad física que le cause dolor y mantenga su pie inmóvil siempre que sea posible.
  • Coloque hielo en el dedo del pie por 20 minutos cada hora que esté despierto durante las primeras 24 horas; luego, de 2 a 3 veces al día. No aplique hielo directamente sobre la piel.
  • Mantenga su pie levantado para ayudar a reducir la hinchazón.
  • Tome analgésicos si es necesario.

Para el dolor, puede utilizar ibuprofeno (Advil, Motrin) o naproxeno (Aleve, Naprosyn).

  • Si tiene cardiopatía, hipertensión arterial, enfermedad renal o ha tenido úlceras gástricas o sangrado, hable con el médico.
  • No le dé ácido acetilsalicílico (aspirin) a los niños.

También puede tomar paracetamol (como Tylenol) para aliviar el dolor. Si tiene enfermedad hepática, hable con el médico antes de usar este medicamento.

No tome más de la cantidad recomendada en el envase o por el médico.

Su médico puede recetarle un medicamento más fuerte si es necesario.

Cuidados personales en el hogar

  • Amarrar con cinta a los compañeros: envuelva con cinta el dedo del pie lesionado junto con el dedo que está al lado. Esto ayuda a mantener el dedo estable. Coloque una mota pequeña de algodón entre los dedos para evitar que los tejidos se vuelvan demasiado húmedos. Cambie diariamente el algodón.
  • Calzado para los pies: usar un zapato regular puede ser doloroso. En este caso, el médico puede proporcionarle un zapato de suela rígida, el cual protegerá el dedo del pie y dejará espacio para la hinchazón. Una vez que la hinchazón haya bajado, use un zapato sólido y estable para proteger el dedo del pie.

Actividad

Aumente lentamente la distancia que camina cada día. Puede retornar a su actividad normal una vez que haya bajado la hinchazón y pueda usar un zapato estable y protector.

Puede haber algo de dolor y rigidez al caminar. Esto desaparecerá una vez que los músculos del dedo del pie comiencen a estirarse y fortalecerse.

Si hay algún dolor, aplique hielo en el dedo del pie después de la actividad.

Las lesiones más graves que requieren férula de yeso, reducción o cirugía posiblemente tardarán de 6 a 8 semanas en sanar.

Controles

Asista a control con su médico de 1 a 2 semanas después de su lesión. Con base en la gravedad, es posible que el médico deba verlo más de una vez.

Cuándo llamar al médico

Llame al médico si presenta:

  • Entumecimiento u hormigueo repentinos
  • Aumento repentino del dolor o la inflamación
  • Una herida abierta o sangrado
  • Fiebre o escalofríos
  • Incapacidad para sanar como se esperaba
  • Dedos del pie que lucen más torcidos o doblados

Nombres alternativos

Cuidados personales para un dedo del pie fracturado; Cuidados personales para un hueso roto en el dedo del pie; Cuidados personales para una fractura de un dedo del pie

Referencias

Toe fracture. In: Buttaravoli P, Leffler SM, eds.Minor Emergencies

Actualizado 5/15/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.