Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/patientinstructions/000628.htm

Alta tras un parto vaginal

Usted volverá a su casa después del parto vaginal. Es posible que necesite ayuda para cuidarse y cuidar de su recién nacido. Hable con su pareja, padres, suegros o amigos.

Lo que se debe esperar en el hogar

Usted puede tener sangrado vaginal durante hasta 6 semanas. Al principio, puede eliminar algunos coágulos pequeños apenas se levanta. El sangrado poco a poco se vuelve menos rojo, luego rosado y posteriormente tendrá una secreción más de color amarillo o blanco. El flujo rosado se llama loquios.

El sangrado por lo general disminuye en gran parte durante la primera semana, y puede no detenerse por completo durante varias semanas. No es raro tener un aumento del sangrado rojo alrededor de los 7 a 14 días cuando se forma la costra sobre el lugar donde la placenta se desprendió.

Es probable que su período menstrual regrese en:

  • 4 a 9 semanas después del parto si no está amamantando.
  • 3 a 12 meses si usted está amamantando y tal vez no regrese por varias semanas después de que usted deje de amamantar por completo.

Usted puede bajar hasta 20 libras (9 kg) durante las primeras 2 semanas después de tener a su bebé. Después de eso, lo mejor es la pérdida de peso de alrededor de media libra (225 g aprox.) por semana. Su proveedor de atención médica le puede explicar más sobre bajar de peso después del embarazo.

El útero estará duro y redondo, y casi siempre se puede sentir alrededor del ombligo. Usted puede sentir contracciones durante unos días. A menudo son leves, pero pueden ser más fuertes si ya ha tenido varios bebés. Algunas veces, se pueden sentir como las contracciones del parto.

Si usted no está amamantando, la congestión mamaria puede continuar durante algunos días.

  • Use un sostén de soporte las 24 horas del día durante las primeras 1 a 2 semanas.
  • Evite cualquier estimulación del pezón.
  • Use bolsas de hielo para aliviar la molestia.
  • Tome ibuprofeno para reducir el dolor y la inflamación.

Usted necesitará una cita de control con su proveedor de atención en 4 a 6 semanas.

Tome baños en tina o duchas, utilizando solamente agua potable. Evite los baños de burbujas o aceites.

Cuidado de la episiotomía

La mayoría de las mujeres sanan sin problema, aunque esto puede tardar varias semanas. No es necesario retirar las suturas. Su cuerpo las absorberá.

Usted puede regresar a sus actividades normales, como el trabajo ligero de oficina o la limpieza de la casa, y a caminar, cuando se sienta preparada. Espere 6 semanas antes de:

  • Usar tampones.
  • Tener relaciones sexuales.
  • Realizar ejercicios de impacto como correr, bailar o levantar pesas

Para evitar el estreñimiento (heces duras):

  • Consuma una dieta rica en fibra y abundante en frutas y verduras.
  • Beba 8 vasos de agua al día para prevenir el estreñimiento y las infecciones vesicales.
  • Use un ablandador de heces (no enemas ni laxantes).

Pregúntele a su proveedor de atención lo que usted puede hacer para aliviar la molestia y acelerar la cicatrización de la episiotomía.

Otros cuidados personales

Trate de consumir comidas más pequeñas de lo normal y tome refrigerios saludables entre ellas.

Cualquier hemorroide que se desarrolle debe disminuir lentamente de tamaño. Algunas pueden desaparecer. Los métodos que pueden aliviar sus síntomas incluyen:

  • Baños calientes en tina
  • Compresas frías sobre el área
  • Analgésicos de venta libre
  • Ungüentos o supositorios para hemorroides de venta libre (SIEMPRE hable con su proveedor de atención antes de usar cualquier supositorio)

El ejercicio puede ayudarle a sus músculos y mejorar su nivel de energía, pero no comience hasta que se sienta lista. Aumente la cantidad de ejercicio poco a poco. Descanse mucho.

Usted puede iniciar la actividad sexual alrededor de 6 semanas después del parto, si el flujo o los loquios han cesado.

Las mujeres que amamantan pueden tener un deseo sexual menor de lo normal, junto con resequedad vaginal y dolor durante el coito. Esto se debe a que el amamantamiento reduce los niveles de hormonas. La misma reducción en hormonas normalmente evita que su período menstrual regrese por muchos meses.

Durante este tiempo use un lubricante y tenga relaciones sexuales delicadas. Si a pesar de esto el sexo es complicado, hable con su proveedor de atención. Él le puede recomendar una crema de hormonas que puede reducir sus síntomas. Estos cambios en su cuerpo son temporales. Luego de que deje de amamantar y regrese su ciclo menstrual, su deseo y función sexual deben volver a la normalidad.

Hable con su proveedor acerca de los anticonceptivos después del embarazo. Usted puede ser capaz de quedar embarazada hasta 4 semanas después de haber tenido un bebé. Es importante que utilice anticonceptivos eficaces durante este tiempo.

En los días o incluso meses después del parto, algunas madres se sienten tristes, cansadas, decepcionadas o retraídas. Muchos de estos sentimientos son normales y a menudo desaparecerán.

  • Trate de hablar con su pareja, familia o amigos acerca de sus sentimientos.
  • Si estos sentimientos no desaparecen o empeoran, busque la ayuda de su proveedor de atención.

Orine con frecuencia y beba mucho líquido para evitar infecciones vesicales.

Cuándo contactar a un profesional medico

Llame a su proveedor de atención médica si presenta sangrado vaginal que:

  • Es más abundante que 1 toalla sanitaria por hora o si tiene coágulos que son más grandes que una pelota de golf.
  • Aún es abundante (como su flujo del período menstrual) después de más de 4 días, con excepción del aumento previsto alrededor de los 7 a 14 días durante un día más o menos.
  • Puede ser manchado o sangrado y retorna después de haber desaparecido durante más de unos pocos días.

Llame también a su proveedor de atención si presenta:

  • Hinchazón o dolor en 1 de las piernas (estará ligeramente roja y más caliente que la otra).
  • Fiebre.
  • Aumento del dolor en el abdomen.
  • Aumento del dolor sobre su episiotomía o en esa zona.
  • Flujo vaginal que se vuelve más abundante o presenta olor fétido.
  • Tristeza, depresión, se siente retraída o tiene sentimientos de hacerse daño o hacerle daño a su bebé, o incapacidad de cuidar de su bebé o de usted misma.
  • Una zona enrojecida, sensible o caliente en 1 de las mamas. Este puede ser un signo de infección.

Referencias

Katz VL. Postpartum care. In: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, et al, eds.Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies

Actualizado 11/21/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados