Omita y vaya al Contenido

Las muletas y los niños: ajuste apropiado y consejos de seguridad

Después de una cirugía o lesión, su hijo puede necesitar muletas para caminar. Su hijo necesita muletas para apoyarse de manera que no ponga peso sobre su pierna lastimada. El uso de muletas no es fácil y requiere práctica. Verifique que las muletas de su hijo le queden bien y aprenda algunos consejos de seguridad.

Ajustar las muletas

Solicítele al médico que le adapte las muletas a su hijo. El ajuste apropiado hace que sea más fácil el uso de éstas y evita que su hijo se lastime al utilizarlas. Incluso si las muletas le quedan bien:

  • Coloque las tapas de caucho en las almohadillas debajo de los brazos, los mangos y las patas. 
  • Ajuste las muletas al largo apropiado. Con las muletas derechas y su hijo de pie, verifique que usted pueda poner dos dedos entre la axila de su hijo y la parte superior de las muletas. Las almohadillas de las muletas contra la axila pueden provocarle a su hijo una erupción y ejercer presión sobre los nervios y los vasos sanguíneos del brazo. Una presión excesiva puede dañar los nervios y los vasos sanguíneos. 
  • Ajuste la altura de los mangos. Deben quedar donde estén las muñecas de su hijo cuando sus brazos estén colgando al lado o por la cadera. 
  • Verifique que los codos de su hijo estén ligeramente flexionados cuando empiece a utilizar las muletas y luego extendidos cuando dé un paso.

Consejos de seguridad

Enséñele a su hijo a: 

  • Mantener siempre las muletas cerca para que las pueda utilizar. 
  • Usar zapatos que no resbalen. 
  • Desplazarse lentamente. 
  • Tener cuidado con las superficies sobre las que camina. Las hojas, el hielo y la nieve son resbaladizas. Su hijo no debe resbalarse sobre carreteras o aceras mojadas si las muletas tienen puntas de caucho; pero las puntas mojadas de las muletas en pisos interiores pueden ser muy resbaladizas. 
  • Nunca colgarse sobre las muletas. Esto ejerce presión sobre el nervio del brazo y puede causar daño. 
  • Llevar consigo un morral con las cosas que necesita. De esta manera las cosas son de fácil acceso y no estorban. 

Las cosas que los padres pueden hacer: 

  • Guardar las cosas en su casa que podrían hacer tropezar a su hijo. Esto incluye cables eléctricos, juguetes, alfombras y ropa en el suelo. 
  • Hablar en la escuela para que le den a su hijo tiempo extra para desplazarse entre las clases y para evitar aglomeraciones en los pasillos. 
  • Revise las patas de las muletas en busca de huella. Verifique que no sean resbaladizas. 
  • Revisar los tornillos de las muletas con frecuencia, ya que se aflojan fácilmente.

Cuándo llamar al médico

Si su hijo no parece estar seguro en las muletas incluso después de practicar con usted, llame al médico. El médico puede remitirlo a un fisioterapeuta que le pueda enseñar cómo usarlas.

Si su hijo se queja de hormigueo, entumecimiento o pérdida de la sensibilidad en el brazo o la mano, llame al médico.

Actualizado: 9/27/2012

Versión en inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo