Dirección de esta página: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/neuraltubedefects.html

Defectos del tubo neural

Introducción

Los defectos del tubo neural son defectos congénitos del cerebro, la columna vertebral y la médula espinal. Se producen en el primer mes de embarazo, muchas veces antes que la mujer sepa que está embarazada. Los dos defectos más comunes son la espina bífida y la anencefalia. En la espina bífida, la columna vertebral del feto no llega a cerrarse del todo. Suele haber un daño a los nervios que causa parálisis leve en las piernas. En la anencefalia, gran parte del cerebro y cráneo no se desarrolla. Generalmente, los bebés con anencefalia nacen sin vida o mueren poco tiempo después de nacer. Otro tipo de defecto del tubo neural son las malformaciones de Chiari, que causa que el tejido cerebral se extienda al canal espinal.

No se conocen las causas de los defectos del tubo neural. Existen mayores riesgos de que un feto los desarrolle si la madre:

  • Es obesa
  • Sufre de diabetes y no está bien controlada
  • Toma ciertos medicamentos para las convulsiones

Tomar suficiente ácido fólico, un tipo de vitamina B, antes y durante el embarazo, previene la mayoría de los defectos del tubo neural.

En general, los defectos del tubo neural se diagnostican antes de que el niño nazca a través de exámenes de laboratorio o de imagen. No existe una cura para estas condiciones. El daño a los nervios y la pérdida de las funciones, muchas veces son permanentes. Sin embargo, una variedad de tratamientos pueden, a veces, prevenir daños futuros y ayudar con las complicaciones.

NIH: Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano

Comience aquí

Diagnósticos/Síntomas

Prevención/Exámenes

Condiciones específicas

Especialistas