Dirección de esta página: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/quittingsmoking.html

Dejar de fumar

Introducción

El consumo del tabaco es la causa de muerte más común que puede prevenirse. Aproximadamente la mitad de las personas que no dejan de fumar morirá a causa del cigarrillo o problemas relacionados con el mismo. Dejar de fumar es importante para su salud y brinda muchos beneficios. Poco después de fumar, la circulación comienza a mejorar, y la presión arterial empieza a retroceder a su estado normal. Su sentido del olfato y del gusto vuelven y empieza a respirar con mayor facilidad. A largo plazo, renunciar al tabaco puede ayudarle a vivir más tiempo. El riesgo de padecer cáncer disminuye cada año que transcurra sin fumar.

Dejarlo no es fácil. Es posible que tenga efectos a corto plazo, como subir de peso, irritabilidad y ansiedad. Algunas personas deben hacer varios intentos antes de lograrlo. Existen muchas maneras para dejar de fumar. Algunas personas dejan el hábito repentinamente. Otros aprovechan los beneficios de los manuales paso a paso, la orientación o los medicamentos o productos que ayudan a disminuir la adicción a la nicotina. Su proveedor de atención médica puede prestarle ayuda para encontrar la mejor manera de dejar de fumar.

NIH: Instituto Nacional del Cáncer

Comience aquí

Tratamiento

Sobrellevando la enfermedad

Condiciones específicas

Asuntos relacionados

Herramientas para evaluar la salud

Directorios

Organizaciones

Estadísticas

Mujeres

Personas mayores