Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000371.htm

Tiroiditis crónica (Enfermedad de Hashimoto)

Es una hinchazón (inflamación) de la glándula tiroides que frecuentemente ocasiona disminución en la función tiroidea (hipotiroidismo).

Causas

La tiroiditis crónica o enfermedad de Hashimoto es un trastorno de la glándula tiroides común que puede ocurrir a cualquier edad, pero que se observa con mayor frecuencia en mujeres de mediana edad. Es ocasionada por una reacción del sistema inmunitario contra la glándula tiroides.

La enfermedad comienza lentamente y pueden pasar meses o incluso años para detectarla. La tiroiditis crónica es más común en mujeres y en personas con antecedentes familiares de enfermedad de la tiroides.

La enfermedad de Hashimoto en raras ocasiones puede estar relacionada con otros trastornos endocrinos ocasionados por el sistema inmunitario. Esta enfermedad puede presentarse con insuficiencia suprarrenal y diabetes tipo 1. En estos casos, la afección se denomina síndrome autoinmunitario poliglandular tipo 2 (PGAII, por sus siglas en inglés).

Con menor frecuencia, la enfermedad de Hashimoto se presenta como parte de una afección llamada síndrome autoinmunitario poliglandular tipo 1 (PGA I), junto con:

Síntomas

Los síntomas de la enfermedad de Hashimoto pueden ser cualquiera de los siguientes:
  • Estreñimiento
  • Dificultad para concentrarse o pensar
  • Piel seca
  • Cuello grueso o presencia de bocio
  • Fatiga
  • Pérdida de cabello
  • Menstruación irregular y abundante
  • Intolerancia al frío
  • Aumento de peso leve
  • Glándula tiroides pequeña o encogida (en las últimas etapas de la enfermedad)

Pruebas y exámenes

Los exámenes de laboratorio para determinar el funcionamiento de la tiroides abarcan:

Generalmente no se necesitan estudios imagenológicos para diagnosticar la tiroiditis de Hashimoto.

Esta enfermedad también puede cambiar los resultados de los siguientes exámenes:

  • Conteo sanguíneo (hemograma) completo
  • Prolactina en suero
  • Sodio en suero
  • Colesterol total

Tratamiento

Se puede presentar una falta de hormona tiroidea. Uno puede recibir terapia sustitutiva con hormona tiroidea (levotiroxina) si el cuerpo no la está produciendo en cantidad suficiente o puede recibirla si tiene signos de insuficiencia tiroidea leve (como en el caso de hormona estimulante de la tiroides elevada). Esta afección también se conoce como hipotiroidismo subclínico.

Si no hay evidencia de deficiencia de la hormona tiroidea, usted simplemente puede necesitar que un médico lo vea regularmente.

Expectativas (pronóstico)

La enfermedad permanece estable por años. Si progresa lentamente a deficiencia de hormona tiroidea (hipotiroidismo), se puede tratar con terapia sustitutiva de hormona tiroidea.

Posibles complicaciones

Esta afección puede presentarse con otros trastornos autoinmunitarios. En casos poco frecuentes, se puede desarrollar linfoma o cáncer de la tiroides.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si desarrolla síntomas de tiroiditis crónica.

Prevención

No hay una forma conocida de prevenir este trastorno. El hecho de ser consciente de los factores de riesgo puede permitir el diagnóstico y tratamiento tempranos.

Nombres alternativos

Tiroiditis de Hashimoto; Tiroiditis linfocítica crónica; Tiroiditis autoinmunitaria

Referencias

Brent GA, Davies TF. Hypothyroidism and thyroiditis. In: Melmed S, Polonsky KS, Larsen PR, Kronenberg HM, et al.Williams Textbook of Endocrinology

Garberg JR, Cobin RH, Gharib H, et al. Clinical practice guidelines for hypothyroidism in adults: cosponsored by the American Association of Clinical Endocrinologists and the American Thyroid Association.Thyroid

Kim M, Ladenson P. Thyroid. In: Goldman L, Schafer AI, eds.Goldman's Cecil Medicine

Actualizado 5/10/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados