Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000776.htm

Neuropatía autónoma

Es un grupo de síntomas que ocurren cuando hay daño a los nervios que controlan funciones corporales cotidianas como la presión arterial, la frecuencia cardíaca, la transpiración, la evacuación de los intestinos y de la vejiga y la digestión.

Causas

La neuropatía autónoma es un grupo de síntomas, no una enfermedad específica. Existen muchas causas.

La neuropatía autónoma implica un daño a los nervios que llevan información desde el cerebro y la médula espinal hasta el corazón, los vasos sanguíneos, la vejiga, los intestinos, las glándulas sudoríparas y las pupilas.

La neuropatía autónoma se puede observar con lo siguiente:

  • Alcoholismo
  • Diabetes (neuropatía diabética)
  • Trastornos que implican cicatrización de tejidos alrededor de los nervios
  • Síndrome de Guillain Barre u otras enfermedades que inflaman los nervios
  • VIH y SIDA
  • Trastornos neurológicos hereditarios
  • Esclerosis múltiple
  • Mal de Parkinson
  • Lesión a la médula espinal
  • Cirugía o lesión que compromete los nervios

Síntomas

Los síntomas varían según los nervios afectados y generalmente aparecen de manera gradual en el curso de años.

Los síntomas estomacales e intestinales pueden incluir:

  • Estreñimiento (heces duras)
  • Diarrea (heces sueltas)
  • Sensación de llenura después de unos pocos bocados (saciedad rápida)
  • Náuseas después de comer
  • Problemas para deglutir
  • Distensión abdominal
  • Vómito de comida no digerida

Los síntomas cardíacos y pulmonares pueden incluir:

  • Ritmo o frecuencia cardíaca anormales
  • Cambios en la presión arterial con la posición que causa mareo al pararse
  • Hipertensión arterial
  • Dificultad respiratoria al realizar actividad o ejercicio

Los síntomas en la vejiga pueden incluir:

Otros síntomas pueden incluir:

  • Sudoración excesiva o insuficiente
  • Intolerancia al calor provocada por la actividad y el ejercicio
  • Dificultades sexuales, que incluyen problemas de erección en los hombres y resequedad vaginal y dificultades orgásmicas en las mujeres
  • Pupila pequeña en un ojo
  • Pérdida de peso involuntaria

Pruebas y exámenes

Los signos de daño nervioso autónomo no siempre se observan cuando el médico lo examina. Su presión arterial o la frecuencia cardíaca puede cambiar cuando está acostado, sentado y de pie.

Se pueden hacer pruebas especiales, denominadas pruebas autónomas, para medir la sudoración y la frecuencia cardíaca. 

Otras pruebas dependen del tipo de síntomas que usted tenga. 

Tratamiento

El tratamiento para neutralizar el daño neurológico casi siempre no es posible. Como resultado, el tratamiento y los cuidados personales se enfocan en el manejo de los síntomas y la prevención de problemas posteriores.

Su médico puede recomendarle: 

  • Sal extra en la alimentación o tomar tabletas de sal para incrementar el volumen de líquidos en los vasos sanguíneos
  • Fludrocortisona o medicamentos similares para ayudarle al cuerpo a retener sal y líquidos
  • Medicamentos para tratar los ritmos cardíacos irregulares 
  • Marcapasos
  • Dormir con la cabeza levantada
  • Usar medias elásticas

Lo siguiente le puede ayudar a los intestinos y al estómago a trabajar mejor: 

Los medicamentos y los programas de cuidados personales pueden ayudarle si usted tiene:

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico dependerá de la causa del problema y si se puede tratar.

Cuándo contactar a un profesional médico

Solicite una cita con el médico si se presentan síntomas de neuropatía autónoma. Los síntomas iniciales podrían abarcar:

  • Desmayarse o marearse al ponerse de pie.
  • Cambios en la función sexual, vesical o intestinal.
  • Náuseas y vómitos inexplicables al comer.

El diagnóstico y tratamiento a tiempo pueden controlar los síntomas.

La neuropatía autónoma puede ocultar los signos de advertencia de un ataque cardíaco. En lugar de sentir dolor en el pecho, si tiene una neuropatía autónoma, usted puede sentir solamente fatiga repentina, sudoración, dificultad para respirar, náuseas y vómitos durante un ataque cardíaco.

Prevención

El hecho de prevenir o controlar los trastornos asociados con la neuropatía autónoma puede reducir el riesgo relacionado con el trastorno. Por ejemplo, los diabéticos deben controlar estrictamente los niveles de glucemia.

Nombres alternativos

Neuropatía autonómica; Enfermedad neurológica autónoma

Referencias

Chelimsky T, Robertson D, Chelimsky G. Disorders of the autonomic nervous system. In: Daroff:Bradley's Neurology in Clinical Practice

Cheshir WP. Autonomic disorders and their management. In: Goldman L, Schafer AI, eds.Goldman's Cecil Medicine

Actualizado 11/5/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados