Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/002923.htm

Exanguinotransfusión

Es un procedimiento potencialmente salvavidas que se lleva a cabo para contrarrestar los efectos de la ictericia grave o cambios en la sangre, debido a enfermedades como la anemia drepanocítica.

El procedimiento consiste en extraer lentamente la sangre de la persona y reemplazarla con sangre o plasma fresco de un donante.

Descripción

Una exanguinotransfusión requiere que la sangre de la persona se pueda extraer y reemplazar. En la mayoría de los casos, esto implica la inserción de 1 o más sondas delgadas, llamadas catéteres, dentro de un vaso sanguíneo. La exanguinotransfusión se hace en ciclos, cada uno de los cuales frecuentemente dura unos pocos minutos.

La sangre de la persona se extrae lentamente (con frecuencia, alrededor de 5 a 20 mL a la vez, según la talla de la persona y de la gravedad de la enfermedad). Una cantidad igual de sangre o plasma fresco y precalentado se transfunde dentro del cuerpo de la persona. Este ciclo se repite hasta que se haya reemplazado el volumen correcto de sangre.

Después de la exanguinotransfusión, se pueden dejar catéteres en su lugar en caso de que sea necesario repetir el procedimiento.

En caso de enfermedades como la anemia drepanocítica, se extrae la sangre y se reemplaza con sangre de un donante.

En afecciones como policitemia neonatal, se extrae una cantidad específica de sangre del niño y se reemplaza con una solución salina normal, plasma (la porción líquida y clara de la sangre) o albúmina (una solución de proteínas de la sangre). Esto disminuye el número total de glóbulos rojos en el cuerpo y facilita el flujo de sangre a través de éste.

Por qué se realiza el procedimiento

Una exanguinotransfusión puede ser necesaria para tratar las siguientes afecciones:

Riesgos

Los riesgos generales son los mismos de cualquier transfusión. Entre otras posibles complicaciones están:

  • Coágulos sanguíneos
  • Cambios en la química de la sangre (potasio alto o bajo, calcio bajo, glucosa baja, cambio en el equilibrio ácido-básico en la sangre)
  • Problemas cardíacos y pulmonares
  • Infección (riesgo muy bajo debido al análisis cuidadoso de la sangre)
  • Shock si no se repone suficiente sangre

Después del procedimiento

Se puede requerir el monitoreo del bebé durante varios días en el hospital después de la transfusión. La duración de la estadía depende de qué afección motivó el tratamiento de exanguinotransfusión.

Referencias

Maheshwari A, Carlo WA. Blood disorders. In: Kliegman RM, Stanton BF, St Geme JW, et al, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 103.

Saunthararajah S, Vichinsky EP. Sickle cell disease - clinical features and management. In: Hoffman R, Benz EJ Jr, Silberstein LE, et al, eds. Hematology: Basic Principles and Practice. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Churchill Livingstone; 2013:chap 40.

Watchko JF. Neonatal indirect hyperbilirubinemia and kernicterus. In: Gleason CA, Devaskar SU, eds. Avery's Diseases of the Newborn. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2012:chap 79.

Instrucciones para el paciente

Actualizado 11/19/2015

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.