Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003558.htm

Grupo de pruebas analíticas para los virus de la hepatitis

El grupo de pruebas analíticas para los virus de la hepatitis corresponde a una serie de exámenes utilizados para detectar infección actual o previa por hepatitis A, hepatitis B o hepatitis C. Se pueden examinar muestras de sangre para más de un tipo de virus de la hepatitis al mismo tiempo.

Las pruebas de antígenos y anticuerpos pueden detectar cada uno de los diferentes virus de la hepatitis.

Nota: la hepatitis D sólo causa enfermedad en personas que también tengan hepatitis B y no se revisa de manera rutinaria en una serie de pruebas analíticas para anticuerpos de la hepatitis.

Forma en que se realiza el examen

La sangre se extrae a menudo de una vena de la parte interior del codo o del dorso de la mano. El sitio se limpia con un desinfectante (antiséptico). El médico envuelve una banda elástica alrededor de la parte superior del brazo con el fin de aplicar presión en la zona y hacer que la vena se llene de sangre.

Luego, el proveedor de atención médica introduce suavemente una aguja en la vena y recoge la sangre en un tubo hermético pegado a la aguja. La banda elástica se retira del brazo. Una vez que se ha recogido la muestra de sangre, se retira la aguja y se cubre el sitio de punción para detener cualquier sangrado.

En bebés o en niños pequeños, se puede utilizar un instrumento puntiagudo llamado lanceta para punzar la piel y hacerla sangrar. La sangre se recoge en un tubo pequeño de vidrio, en un portaobjetos o en una tira reactiva. Finalmente, se puede colocar un vendaje sobre la zona si hay algún sangrado.

La muestra de sangre se envía a un laboratorio para ser analizada. Los exámenes de sangre (serología) se utilizan para verificar si hay anticuerpos contra cada uno de los virus de la hepatitis.

Preparación para el examen

No se necesita ninguna preparación especial.

Lo que se siente durante el examen

Algunas personas sienten un dolor moderado cuando se introduce la aguja para extraer la sangre, mientras que otras sólo sienten un pinchazo o una sensación de picadura. Posteriormente, se puede experimentar algo de sensación pulsátil.

Razones por las que se realiza el examen

Su proveedor de atención médica puede ordenar este examen si usted tiene signos de hepatitis. Se utiliza para:

  • Detectar infección actual o previa por hepatitis.
  • Determinar qué tan contagiosa es una persona con hepatitis.
  • Monitorear a una persona que está recibiendo tratamiento para la hepatitis.

El examen se puede realizar por otras afecciones, como:

Resultados normales

Un resultado normal significa que no se encuentran anticuerpos contra la hepatitis en la muestra de sangre, lo cual se denomina resultado negativo.

Los rangos de los valores normales pueden variar ligeramente, según el laboratorio que realice el examen. Hable con su proveedor de atención médica acerca del significado de los resultados específicos de su examen.

Significado de los resultados anormales

Existen diferentes exámenes para la hepatitis A y B. Un examen positivo se considera anormal.

Un examen positivo puede significar que:

  • Usted actualmente tiene una infección de hepatitis. Puede tratarse de una nueva infección (hepatitis aguda) o puede ser una infección que usted ha tenido durante mucho tiempo (hepatitis crónica).
  • Usted tuvo una infección de hepatitis en el pasado, pero ya no la tiene y no puede transmitírsela a otros.

Resultados del examen para hepatitis A:

  • Anticuerpos IgM contra el virus de la hepatitis A (VHA): usted ha tenido una infección reciente con hepatitis A.
  • Anticuerpos totales (IgM e IgG) contra la hepatitis A: usted tuvo una infección previa o pasada o inmunidad frente a la hepatitis A.

Exámenes para la hepatitis B:

  • Antígeno de superficie de la hepatitis B (AgHB): usted tiene una infección activa de hepatitis B, ya sea reciente o crónica.
  • Anticuerpo contra el antígeno central de la hepatitis B (AgHBc): usted tiene una infección reciente o pasada de hepatitis B.
  • Anticuerpo contra el antígeno de superficie de la hepatitis B (AgHBs): usted tuvo una infección de hepatitis B en el pasado o usted ha recibido la vacuna contra la hepatitis B y es improbable que resulte infectado.
  • Antígeno E de la hepatitis B (AgHBe): usted tiene una infección crónica de hepatitis B y usted es más propenso a contagiar la infección a otros a través del contacto sexual o por compartir agujas.

Los anticuerpos contra la hepatitis C a menudo se pueden detectar de 4 a 10 semanas después de que contrae la infección. Se pueden hacer otros tipos de exámenes para decidir sobre el tratamiento y vigilar la infección de la hepatitis C.

Riesgos

Los riesgos asociados con la extracción de sangre son leves, pero pueden incluir:

  • Sangrado excesivo
  • Desmayo o sensación de mareo
  • Hematoma (acumulación de sangre debajo de la piel)
  • Infección (un riesgo leve cada vez que se presenta ruptura de la piel)

Nombres alternativos

Prueba de anticuerpos contra la hepatitis A; Prueba de anticuerpos contra la hepatitis B; Prueba de anticuerpos contra la hepatitis C; Prueba de anticuerpos contra la hepatitis D

Referencias

Pawlotsky J-M, Mchutchinson J. Chronic vialr and autoimmune hepatitis. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Goldman's Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2011:chap 151.

Pawlotsky J-M, Wedemeyer H. Acute viral hepatitis. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Goldman's Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2011:chap 150.

Perrillo R. Hepatitis B and D. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger & Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2010:chap 78.

Actualizado 11/20/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados