Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003890.htm

Anoscopia

Es un método para observar el ano, el conducto anal y la parte baja del recto.

Forma en que se realiza el examen

El procedimiento generalmente se hace en un consultorio médico.

Primero se hace un tacto rectal. Luego, se coloca un instrumento lubricado, llamado anoscopio, unos cuantos centímetros dentro del recto. Cuando se haga esto, se sentirá algo de molestia.

El anoscopio tiene una luz en el extremo, de tal manera que el médico puede observar toda el área. Si es necesario, se puede tomar una muestra para biopsia.

Preparación para el examen

Es posible que usted reciba un laxante, un enema u otro preparado antes del procedimiento para que pueda vaciar los intestinos por completo. Debe vaciar también la vejiga antes del procedimiento.

Lo que se siente durante el examen

Se presentará algo de molestia durante el procedimiento y usted tal vez sienta necesidad de defecar. Es posible que sienta un pinchazo cuando le tomen una biopsia.

Generalmente, usted podrá retornar a las actividades normales después del procedimiento.

Razones por las que se realiza el examen

Este examen se puede usar para determinar si usted tiene:

Resultados normales

El conducto anal aparece normal en tamaño, color y tono. No hay signos de:

  • Sangrado
  • Pólipos
  • Hemorroides
  • Otro tejido anormal

Significado de los resultados anormales

Los resultados anormales pueden incluir:

  • Absceso
  • Fisuras
  • Hemorroides
  • Infección
  • Inflamación
  • Pólipos (benignos o malignos)
  • Tumores

Riesgos

Los riesgos son pocos. En caso de requerirse una biopsia, existe un riesgo ligero de sangrado y dolor leve.

Imágenes

Referencias

Reynolds PL, Wilkins T. Anoscopy. In: Pfenninger JL, Fowler GC, eds.Pfenninger & Fowler's Procedures for Primary Care

Actualizado 10/24/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.