Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/patientinstructions/000289.htm

Alta tras cirugía antirreflujo en niños

A su hijo le realizaron una cirugía para tratarle la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). Esta es una afección que provoca que el ácido, los alimentos o los líquidos se devuelvan del estómago al esófago. Este es el conducto que lleva el alimento desde la boca hasta el estómago.

Durante la operación, el cirujano envolvió la parte superior del estómago de su hijo alrededor del extremo de su esófago.

La cirugía se realizó de una de estas formas:

  • A través de una gran incisión (corte) en la parte superior del abdomen de su hijo (cirugía abierta)
  • Con un laparoscopio (un tubo delgado con una cámara diminuta en el extremo) a través de pequeñas incisiones
  • Por medio de reparación endoluminal (similar al laparoscopio, pero el cirujano ingresa a través de la boca)

A su hijo también pueden haberle realizado un procedimiento de piloroplastia. Este es un procedimiento para ensanchar el orificio entre el estómago y el intestino delgado. El médico también puede haber colocado una sonda G (de gastrostomía) en el abdomen de su hijo para la alimentación.

Qué esperar en el hogar

La mayoría de los niños pueden regresar a la escuela o a la guardería tan pronto como se sienten bien.

  • Su hijo debe evitar levantar objetos pesados y el ejercicio extenuante, como la clase de gimnasia y el juego muy intenso, durante 3 a 4 semanas.
  • Usted puede pedirle al pediatra una carta para enviársela al personal de enfermería y a los maestros de la escuela para explicarles las restricciones que tiene su hijo.

Su hijo puede experimentar una sensación de estrechez al tragar. Esto es provocado por la hinchazón dentro de su esófago. Es posible que el niño también tenga distensión. Esto debe desaparecer en 6 a 8 semanas.

La recuperación de la cirugía laparoscópica es más rápida que de la abierta.

Usted deberá programar una cita de control con el proveedor de atención primaria o el gastroenterólogo que atiende al niño después de la cirugía.

Cuidados personales

Después de que su hijo se vaya a casa, usted lo introducirá lentamente a una dieta regular.

  • Su hijo debe haber empezado una dieta líquida en el hospital.
  • Una vez que el médico crea que su hijo está listo, puede agregarle alimentos blandos.
  • Una vez que su hijo esté tolerando alimentos blandos, consulte con su pediatra sobre la posibilidad de volver a una dieta regular.

Si a su hijo le colocaron una sonda G durante la cirugía, se puede utilizar para alimentarlo y sacarle los gases. Esto último consiste en abrir la sonda de gastrostomía para liberar el aire del estómago, similar a eructar.

  • El personal de enfermería en el hospital debe haberle mostrado cómo sacar los gases, cuidar, volver a colocar la sonda de gastrostomía, al igual que la forma de solicitar los suministros para dicha sonda. Siga las instrucciones sobre el cuidado de la sonda de gastrostomía.
  • Si necesita ayuda con la sonda de gastrostomía en la casa, póngase en contacto con la enfermera de atención médica domiciliaria que trabaja para el proveedor de este tipo de sondas.

Para el dolor, puede darle a su hijo analgésicos (calmantes) de venta libre como paracetamol (Tylenol) e ibuprofeno (Advil, Motrin). Si el niño aún siente dolor, llame a su pediatra.

Cuidado de la herida

Si se utilizaron suturas (puntos), grapas o goma para cerrar la piel de su hijo:

  • Usted puede retirar los apósitos (vendajes) y dejar que su hijo tome una ducha un día después de la cirugía.
  • Si su hijo no puede ducharse, dele un baño de esponja.

Si se utilizaron cintas quirúrgicas para cerrar la piel de su hijo:

  • Cúbrale las heridas con una envoltura de plástico antes de la ducha durante la primera semana y coloque cuidadosamente cinta alrededor del plástico para evitar que entre el agua.
  • No trate de lavar las Cintas. Se caerán por sí solas después de aproximadamente una semana.

No deje que su hijo se moje en bañeras, jacuzzis (hidromasajes) ni que vaya a nadar hasta que el pediatra le diga que no hay problema.

Cuándo llamar al médico

Llame al proveedor de atención médica de su hijo si el niño presenta:

  • Una temperatura superior a los 101° F (38.3° C)
  • Incisiones que están sangrando, están rojas, calientes al tacto o tienen una secreción espesa o lechosa, de color amarillo o verde
  • Dolor o inflamación abdominal
  • Náuseas o vómitos por más de 24 horas
  • Problemas para tragar que le impiden al niño comer
  • Problemas para tragar que no desaparecen después de 2 o 3 semanas
  • Dolor que no se alivia con analgésicos
  • Problemas para respirar
  • Tos que no desaparece
  • Cualquier problema que le impida a su hijo comer
  • Si la sonda de gastronomía se retira accidentalmente o se cae

Referencias

International Pediatric Endosurgery Group (IPEG). IPEG guidelines for the surgical treatment of pediatric gastroesophageal reflux disease (GERD). J Laparoendosc Adv Surg Tech Awww.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19371153

Iqbal CW, Holcomb GW. Gastroesophageal reflux. In: Holcomb GW, Murphy P, Ostlie DJ.Ashcraft's Pediatric Surgery

Actualizado 2/9/2015

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.