Omita y vaya al Contenido

Diverticulitis

La diverticulitis ocurre cuando las pequeñas bolsas o sacos que protruyen y que se forman sobre la pared interna del intestino (divertículos) resultan inflamados o infectados. Con mucha frecuencia, estas bolsas se encuentran en el intestino grueso (colon).

Causas

La formación de estas bolsas o sacos en el revestimiento intestinal se denomina diverticulosis. Se encuentra en más de la mitad de los estadounidenses mayores de 60 años; sin embargo, nadie sabe exactamente qué causa la formación de dichas bolsas.

Consumir una dieta baja en fibra, compuesta en su mayoría de alimentos procesados, puede ser una causa. Es más probable que se presenten estreñimiento y heces duras cuando no se consume suficiente fibra. El esfuerzo con las deposiciones aumenta la presión en el colon o los intestinos, lo cual puede llevar a la formación de estas bolsas. 

La diverticulitis es causada por pequeños pedazos de heces (materia fecal) que quedan atrapados en estas bolsas, ocasionando infección o inflamación.

Síntomas

Las personas con diverticulosis con frecuencia no tienen ningún síntoma, pero pueden presentar distensión y cólicos en la parte baja del abdomen. En muy pocas ocasiones, ellas pueden notar sangre en las heces o en el papel higiénico.

Los síntomas de diverticulitis son más graves y con frecuencia empiezan repentinamente, pero pueden empeorar durante unos días. Ellos abarcan:

  • Sensibilidad, generalmente en el lado inferior izquierdo del abdomen.
  • Distensión o gases.
  • Fiebre y escalofríos.
  • Náuseas y vómitos.
  • No sentir hambre y no comer.

Pruebas y exámenes

El médico lo examinará. Se pueden ordenar exámenes de sangre para ver si usted tiene una infección.

Otros exámenes que ayudan a diagnosticar la diverticulosis pueden abarcar:

Tratamiento

El tratamiento de la diverticulosis depende de la gravedad de los síntomas. Algunas personas posiblemente necesiten estar en el hospital, pero por lo regular usted puede tratar este problema en casa.

Para ayudar con el dolor, su médico puede sugerirle que:

  • Descanse en la cama y posiblemente use una almohadilla térmica en el abdomen.
  • Tome analgésicos (pregúntele al médico cuáles debe usar).
  • Beba sólo líquidos durante uno o dos días y luego lentamente empiece a tomar líquidos más espesos y luego ingiera alimentos.

El médico puede tratarlo con antibióticos.

Después de que usted mejore, el médico le sugerirá que le agregue más fibra a su alimentación. Comer más fibra puede ayudarle a prevenir ataques futuros. Si usted tiene distensión o gases, reduzca la cantidad de fibra que come durante unos días.

Una vez que estas bolsas se hayan formado, usted las tendrá de por vida. La diverticulitis puede retornar, pero algunos médicos piensan que una dieta rica en fibra puede disminuir las posibilidades de una recurrencia.

Expectativas (pronóstico)

La mayoría de las veces, se trata de una afección leve que responde bien al tratamiento. Algunas personas tendrán más de un episodio de diverticulitis. La cirugía puede ser necesaria en algunos casos. Muchas veces, los médicos le recomendarán que se haga una colonoscopia después de que la diverticulitis haya sanado.

Posibles complicaciones

Los problemas más serios que se pueden presentar son:

  • Conexiones anormales que se forman entre partes del colon o entre el colon y otra parte del cuerpo (fístula).
  • Agujero o ruptura en el colon (perforación).
  • Área estrecha en el colon (estenosis).
  • Cavidad llena con pus o infección (absceso).

Cuándo contactar a un profesional medico

Consulte con el médico si se presentan síntomas de diverticulitis.

Igualmente, llame al médico si padece diverticulitis y presenta:

  • Sangre en las heces.
  • Fiebre por encima de 100.4º F (38º C) que no desaparece.
  • Náuseas, vómitos o escalofríos.
  • Dolor de espalda o abdominal repentino que empeora o es muy intenso.

Referencias

Fox JM, Stollman NH. Diverticular disease of the colon. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease. 9th ed. Philadelphia, PA: Saunders Elsevier; 2010:chap 117.

Actualizado: 5/15/2014

Versión en inglés revisada por: Jenifer K. Lehrer, MD, Department of Gastroenterology, Frankford-Torresdale Hospital, Aria Health System, Philadelphia, PA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo