Omita y vaya al Contenido

Ascitis

Es la acumulación de líquido en el espacio que existe entre el revestimiento del abdomen y los órganos abdominales (la cavidad peritoneal).

Causas

La ascitis resulta de la presión alta en los vasos sanguíneos del hígado (hipertensión portal) y niveles bajos de una proteína llamada albúmina.

Las enfermedades que pueden causar daño hepático grave pueden llevar a que se presente ascitis. Esto incluye infección prolongada con hepatitis C o B y el consumo excesivo de alcohol durante muchos años.

Las personas con ciertos cánceres en el abdomen pueden desarrollar ascitis, entre ellos: cáncer de colon, de ovario, del útero, del páncreas y del hígado.

Otras afecciones que pueden causar este problema abarcan:

  • Coágulos en las venas del hígado (trombosis de la vena porta)
  • Insuficiencia cardíaca congestiva
  • Pancreatitis
  • Engrosamiento y cicatrización de la cubierta similar a un saco del corazón

La diálisis renal también puede estar asociada con ascitis.

Síntomas

Los síntomas pueden desarrollarse lentamente o de repente dependiendo de la causa de la ascitis. Es posible que no se presenten síntomas si sólo hay una pequeña cantidad de líquido en el abdomen.

A medida que se acumula más líquido, se puede presentar dolor abdominal y distensión. Las cantidades grandes de líquido pueden causar dificultad para respirar.

Muchos otros síntomas de insuficiencia hepática también pueden estar presentes.

Pruebas y exámenes

El médico hará un examen físico para determinar la magnitud de la hinchazón en el abdomen.

Se pueden hacer los siguientes exámenes para evaluar el hígado y los riñones:

  • Recolección de orina en 24 horas
  • Niveles de electrólitos
  • Pruebas de la función renal
  • Pruebas de la función hepática
  • Exámenes para medir el riesgo de sangrado y niveles de proteína en la sangre
  • Análisis de orina
  • Ecografía abdominal  

El médico también puede usar una aguja delgada para extraer líquido de la ascitis del abdomen. El líquido se analiza para buscar la causa de la ascitis.

Tratamiento

Se tratará la afección que causa la ascitis, si es posible.

Los tratamientos para la acumulación de líquido pueden incluir:

Cambios en el estilo de vida:

  • Evitar el alcohol
  • Bajar la sal en la dieta (no más de 1,500 mg / día de sodio)
  • Reducir la ingesta de líquidos
Los medicamentos recetados por su médico: 
  • Diuréticos para eliminar el exceso de líquido
  • Antibióticos para las infecciones
Procedimientos: 
  • Inserción de un tubo en el estómago para eliminar grandes volúmenes de líquido (llamado paracentesis)
  • Colocación de un  tubo especial o derivación dentro del abdomen (TIPS) para reparar el flujo de sangre hacia el hígado
Las personas con enfermedad hepática en fase terminal pueden necesitar un trasplante de hígado.

Posibles complicaciones

  • Peritonitis bacteriana espontánea (una infección del líquido ascítico potencialmente mortal)
  • Síndrome hepatorrenal (insuficiencia renal)
  • Pérdida de peso y desnutrición en cuanto a proteínas
  • Confusión mental, cambio en el nivel de lucidez mental o coma (encefalopatía hepática)
  • Otras complicaciones de cirrosis hepática

Cuándo contactar a un profesional médico

Si tiene ascitis, llame al médico de inmediato si presenta: 

  • Fiebre de más de 100.5º F (38º C) o una fiebre que no desaparece
  • Dolor abdominal
  • Sangre en las heces o heces negras y alquitranadas
  • Sangre en el vómito
  • Hematomas o sangrado que se produce más fácilmente
  • Acumulación de líquido en el abdomen
  • Hinchazón de las piernas o los tobillos
  • Problemas respiratorios
  • Confusión o problemas para permanecer despierto
  • Color amarillo en la piel y la parte blanca de los ojos (ictericia)

Nombres alternativos

Ascitis por hipertensión portal

Referencias

Runyon BA; AASLD Practice Guidelines Committee. Management of adult patients with ascites due to cirrhosis: an update. Hepatology. 2009;49(6):2087-2107.

Mehta G, Rothstein KD. Health maintenance issues in cirrhosis.Med Clin North Am. 2009;93:901-915.

Garcia-Tsao G. Cirrhosis and its sequelae. In: Goldman L, Ausiello D, eds.Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 156.

Actualizado: 11/16/2012

Versión en inglés revisada por: George F. Longstreth, MD, Department of Gastroenterology, Kaiser Permanente Medical Care Program, San Diego, California. Also reviewed by A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc., Editorial Team: David Zieve, MD, MHA, David R. Eltz, Stephanie Slon, and Nissi Wang.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo