Omita y vaya al Contenido

Hemorroides

Son almohadillas de tejido hinchadas en el ano o la parte inferior del recto que contienen muchas arterias y venas.

Causas

Las hemorroides son muy comunes y resultan del aumento de la presión en el ano. Esto puede ocurrir durante el embarazo, el parto o debido al estreñimiento. Dicha presión provoca que las almohadillas anales se hinchen. Este tejido puede sangrar, a menudo durante las deposiciones.

Las hemorroides pueden ser causadas por:

  • Esfuerzo durante las deposiciones.
  • Estreñimiento.
  • Sentarse durante períodos de tiempo prolongados, especialmente en el baño.
  • Ciertas enfermedades, como la cirrosis hepática.

Las hemorroides pueden estar dentro o por fuera del cuerpo:

  • Las hemorroides internas se presentan justo dentro del ano, donde comienza el recto. Cuando son grandes pueden salirse (prolapso). El problema más común con las hemorroides internas es el sangrado durante las deposiciones.
  • Las hemorroides externas ocurren por fuera del ano. Pueden causar dificultad para limpiar el área después de una deposición. Si se forma un coágulo de sangre en una hemorroide externa, puede ser muy doloroso (hemorroide externa trombosada).

Síntomas

Las hemorroides generalmente no son dolorosas, pero si se forma un coágulo de sangre, pueden causar mucho dolor. 

Los síntomas de hemorroides incluyen:

  • Sangre roja brillante indolora proveniente del recto.
  • Prurito anal.
  • Dolor anal especialmente mientras se está sentado.
  • Dolor durante la defecación.
  • Una o más protuberancias duras y sensibles cerca del ano.

Pruebas y exámenes

La mayoría de las veces un médico puede diagnosticar las hemorroides simplemente examinado el área rectal. Las hemorroides externas a menudo se pueden detectar de esta manera.

Los siguientes exámenes para ayudar con el diagnóstico del problema abarcan:

Tratamiento

El tratamiento para las hemorroides abarca:

  • Las cremas corticosteroides de venta libre (por ejemplo, cortisona) para ayudar a disminuir el dolor y la hinchazón.
  • Las cremas para hemorroides que contienen lidocaína para ayudar reducir el dolor.
  • Los ablandadores de heces ayudan a reducir el esfuerzo y el estreñimiento.

Las cosas que se pueden hacer para reducir la picazón abarcan:

  • Aplicar agua de hamamelis al área con motas de algodón. 
  • Utilizar ropa interior de algodón.
  • Evitar el papel higiénico con perfumes o colores; usar toallitas para bebés en lugar de esto.
  • Tratar de no rascarse el área.

Los baños de asiento, en agua tibia durante 10 a 15 minutos, pueden ayudar a que usted se sienta mejor.

Si sus hemorroides no mejoran con los tratamientos caseros, usted puede necesitar un tipo de tratamiento en el consultorio médico, como el tratamiento con calor, llamado coagulación infrarroja, para reducir el tamaño de las hemorroides. Esto puede ayudar a evitar una intervención quirúrgica. Otro tipo de tratamiento en el consultorio médico que puede ayudar es la ligadura con bandas de caucho.

Si estos tratamientos no son suficientes, puede ser necesario algún tipo de cirugía, como la extirpación de las hemorroides (hemorroidectomía). Estos procedimientos generalmente se utilizan para pacientes que presentan sangrado intenso o prolapso que no haya respondido a otra terapia.

Posibles complicaciones

La sangre en la hemorroide puede formar coágulos y esto puede provocar que el tejido circundante muera. La cirugía con frecuencia se necesita para extirpar hemorroides con coágulos.

En raras ocasiones, también se puede presentar sangrado intenso. La anemia ferropénica puede ser el producto de una pérdida prolongada de sangre. 

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si: 

  • Los síntomas de las hemorroides no mejoran con el tratamiento casero. 
  • Presenta sangrado rectal. Es posible que el médico esté interesado en buscar otras causas más serias del sangrado. 

Consiga ayuda médica de inmediato si: 

  • Pierde mucha sangre.
  • Está sangrando y siente vértigo, mareo o se desmaya.

Prevención

El estreñimiento, el esfuerzo durante las defecaciones y el hecho de sentarse en el baño por mucho tiempo aumentan el riesgo de hemorroides. Para prevenir el estreñimiento y las hemorroides, usted debe:

  • Tomar por lo menos ocho vasos de agua al día.
  • Consumir una dieta rica en fibra de frutas, verduras y granos integrales.
  • Pensar en tomar suplementos de fibra.
  • Usar ablandadores de heces para prevenir el esfuerzo.

Nombres alternativos

Tumor en el recto; Almorranas; Tumor rectal

Referencias

Sneider EB, Maykel JA. Diagnosis and management of symptomatic hemorrhoids. Surg Clin North Am. 2010 Feb;90(1):17-32, Table of Contents.

Nelson H. Anus. In: Townsend CM Jr, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery. 19th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2012:chap 53.

Actualizado: 4/23/2013

Versión en inglés revisada por: Joshua Kunin, MD, Consulting Colorectal Surgeon, Zichron Yaakov, Israel. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo