Omita y vaya al Contenido

Parálisis general

Es un problema con el funcionamiento mental debido a un daño al cerebro a raíz de sífilis no tratada.

Causas

La parálisis general es una forma de neurosífilis, una infección del cerebro o la médula espinal. Generalmente ocurre en personas que han tenido sífilis sin tratamiento durante muchos años. La sífilis es una infección bacteriana que casi siempre se transmite mediante el contacto sexual o no sexual. Actualmente, la neurosífilis es muy rara.

La infección por sífilis puede aparecer en muchas formas diferentes y dañar muchos nervios diferentes del cerebro. Este daño puede causar:

  • Funcionamiento mental anormal que incluye alucinaciones e ideas falsas (delirios)
  • Dolores "relámpago", agudos y breves que ocurren con el tabes dorsal
  • Disminución de la actividad mental
  • Cambios oculares con respuesta pupilar anormal
  • Cambios en el estado anímico
  • Reflejos hiperactivos
  • Cambios de personalidad
  • Cambios en el habla

La parálisis general por lo regular comienza alrededor de los 15 a 20 años después de la infección con sífilis. Entre los factores de riesgo se pueden mencionar infección por sífilis e infección por otras enfermedades de transmisión sexual, como la gonorrea (la cual puede ocultar síntomas de la infección por sífilis).

Síntomas

Los síntomas de la neurosífilis pueden ser cualquiera de los siguientes:

  • Disminución de la capacidad de hablar (afasia)
  • Disminución de la motivación
  • Deterioro de la capacidad de discernimiento
  • Pérdida de la capacidad de calcular
  • Pérdida de la memoria a largo plazo (hechos pasados remotos)
  • Pérdida de la memoria a corto plazo (hechos recientes)
  • Debilidad muscular (dificultad para usar las piernas, los brazos u otras partes del cuerpo)
  • Cambios de personalidad como delirios, alucinaciones, irritabilidad, comportamiento inapropiado
  • Convulsiones

Pruebas y exámenes

El médico realizará un examen físico y preguntará acerca de su historial clínico. Durante el examen, el médico puede revisar la función del sistema nervioso. Por ejemplo, los músculos se pueden evaluar en busca de debilidad o le puede pedir que se pare mientras sus ojos están cerrados.

Se pueden ordenar exámenes de sangre y orina para detectar sífilis en el cuerpo.

Los exámenes del sistema nervioso pueden ser:

Tratamiento

Los objetivos del tratamiento son curar la infección y reducir el empeoramiento de la enfermedad. El médico recetará penicilina u otros antibióticos para tratar la infección. El tratamiento probablemente se continúa hasta que la infección se haya curado por completo.

El tratamiento de la infección reducirá el nuevo daño nervioso, pero no curará el daño que ya se ha presentado.

Se requiere el tratamiento de los síntomas para el daño neurológico existente.

Expectativas (pronóstico)

Sin tratamiento, una persona puede quedar discapacitada. Las personas con infecciones de sífilis tardía tienen mayor probabilidad de contraer otras infecciones y enfermedades.

Posibles complicaciones


  • Incapacidad para cuidar de sí mismo
  • Incapacidad para comunicarse o interactuar con los demás
  • Lesiones debido a convulsiones o caídas

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al médico si sabe que ha estado expuesto a la sífilis u otra enfermedad venérea en el pasado y no ha recibido tratamiento.

Consulte con el médico si tiene problemas del sistema nervioso (como caminar o dificultad de pensamiento), especialmente si sabe que ha estado infectado con sífilis.

Acuda a la sala de urgencias o llame al número local de emergencias (como el 911 en Estados Unidos) si presenta convulsiones.

Prevención

El tratamiento de las infecciones por sífilis primaria y sífilis secundaria permite prevenir la parálisis general.

El hecho de tener relaciones sexuales con precaución, como limitar el número de parejas sexuales y usar protección, puede reducir el riesgo de contraer una infección de sífilis. Use guantes para evitar el contacto directo de la piel con pacientes que tengan sífilis secundaria.

Referencias

Beck BJ. Mental disorders due to a general medical condition. In: Stern TA, Rosenbaum JF, Fava M, et al., eds. Massachusetts General Hospital Comprehensive Clinical Psychiatry. 1st ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2008:chap 21.

Koshy A, Roos K. Infections of the nervous system. In: Daroff RB, Fenichel GM, Jankovic J, Mazziotta JC, eds. Bradley's Neurology in Clinical Practice. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2012:chap 53C.

Actualizado: 2/24/2014

Versión en inglés revisada por: Joseph V. Campellone, M.D., Division of Neurology, Cooper University Hospital, Camden, NJ. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo