Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000758.htm

Atrofia olivopontocerebelosa

Es una enfermedad que hace que ciertas zonas profundas en el cerebro, justo por encima de la médula espinal, se encojan.

Causas

La atrofia olivopontocerebelosa se puede transmitir de padres a hijos (forma hereditaria) o puede afectar a personas sin antecedentes familiares conocidos (forma esporádica).

Los investigadores han identificado ciertos genes que están involucrados en la forma hereditaria de esta afección.

La causa de la atrofia olivopontocerebelosa en aquellas personas sin antecedentes de la enfermedad se desconoce. La enfermedad empeora lentamente (es progresiva).

Esta enfermedad es ligeramente más común en hombres que en mujeres y aparece en promedio a los 54 años de edad.

Síntomas

Los síntomas tienden a comenzar a una edad más temprana en las personas con la forma hereditaria. El síntoma principal es la torpeza (ataxia) que empeora lentamente. También pueden presentarse problemas con el equilibrio, dificultad para hablar y para caminar.

Otros síntomas pueden incluir:

  • Movimientos oculares anormales
  • Movimientos anormales
  • Problemas de la vejiga o de los intestinos
  • Dificultad para deglutir
  • Mareo al levantarse
  • Espasmos musculares
  • Rigidez o entumecimiento muscular
  • Daño en los nervios (neuropatía)
  • Temblor
  • Problemas con la función sexual

Pruebas y exámenes

Para realizar el diagnóstico, es necesario hacer un examen médico y neurológico completo, al igual que un resumen de antecedentes familiares y de los síntomas.

Existen pruebas genéticas para buscar las causas de algunas formas de este trastorno. Sin embargo, en muchos casos no existen pruebas específicas disponibles. Una resonancia magnética del cerebro puede mostrar cambios en el tamaño de las estructuras cerebrales afectadas, especialmente a medida que la enfermedad empeora. Por otra parte, es posible padecer el trastorno y tener un resultado normal en la resonancia magnética.

Se pueden realizar otras pruebas para descartar otras afecciones. Estas pueden incluir estudios de la deglución para ver si una persona puede tragar alimentos sólidos y líquidos sin problema.

Tratamiento

No existe un tratamiento específico ni cura para esta enfermedad. El objetivo es tratar los síntomas y prevenir complicaciones. Esto puede incluir:

  • Medicamentos para los temblores, como los que se utilizan para tratar el mal de Parkinson
  • Fisioterapia y logopedia
  • Técnicas para prevenir la asfixia
  • Dispositivos para caminar con el fin de ayudar con el equilibrio y prevenir caídas

Expectativas (pronóstico)

La enfermedad lentamente empeora y no existe cura. El pronóstico generalmente es desalentador, sin embargo, pueden pasar años antes de que alguien presente discapacidad significativa.

Posibles complicaciones

  • Asfixia
  • Infección a raíz de la broncoaspiración de alimento (neumonía por aspiración)
  • Lesiones por caídas
  • Problemas nutricionales debido a la dificultad para deglutir

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si tiene síntomas de atrofia olivopontocerebelosa. Se necesitará una remisión a un neurólogo.

Nombres alternativos

Degeneración olivopontocerebelosa; OPCA; Predominancia cerebelosa por atrofia multisistémica; MSA-C

Referencias

Apostolova LG, DeKosky ST, Cummings JL. Dementias. In: Daroff RB, Fenichel GM, Jankovic J, Mazziotta JC, eds.Bradley's Neurology in Clinical Practice

Lang AE. Parkinsonism. In: Goldman L, Schafer AI, eds.Goldman's Cecil Medicine

Actualizado 7/27/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.