Omita y vaya al Contenido

Parálisis de Bell

Es un trastorno del nervio que controla el movimiento de los músculos de la cara. Este nervio se denomina nervio facial o séptimo par craneal.

El daño a este nervio causa debilidad o parálisis de estos músculos. Párálisis significa que usted no puede usar los músculos en absoluto.

Causas

La parálisis de Bell afecta a aproximadamente 30,000 a 40,000 personas cada año en los Estados Unidos.

Esto implica daño al séptimo par craneal (facial), el nervio que controla el movimiento de los músculos de la cara.

Se piensa que la parálisis de Bell se debe a la hinchazón (inflamación) de este nervio en el área donde atraviesa los huesos del cráneo.

La causa a menudo no es clara. Un tipo de infección por herpes llamada herpes zóster podría estar relacionada. Otras afecciones que pueden causar la parálisis de Bell abarcan:

Síntomas

Algunas veces, usted puede presentar un resfriado poco antes del comienzo de los síntomas de la parálisis de Bell.

Los síntomas con mayor frecuencia empiezan de manera repentina, pero pueden tardar de 2 a 3 días en aparecer y no se vuelven más graves después de ese tiempo.

Los síntomas casi siempre se presentan sólo de un lado de la cara y pueden ir de leves a graves.

Muchos pacientes sienten molestia por detrás del oído antes de que se note la debilidad. La cara se sentirá templada o estirada hacia un lado y puede lucir diferente. Otros síntomas pueden abarcar:

  • Dificultad para cerrar un ojo.
  • Dificultad para comer y beber; el alimento se sale por un lado de la boca.
  • Babeo debido a la falta de control sobre los músculos de la cara.
  • Descolgamiento de la cara, como el párpado o la comisura de la boca.
  • Problemas para sonreír, hacer muecas o hacer expresiones faciales.
  • Fasciculaciones o debilidad de los músculos en la cara.
Otros síntomas que pueden presentarse:
  • Resequedad de los ojos que puede llevar a úlceras o infecciones oculares
  • Boca seca
  • Dolor de cabeza
  • Pérdida del sentido del gusto
  • Sonido que es más fuerte en un oído (hiperacusia)
  • Fasciculaciones en la cara

Pruebas y exámenes

A menudo, la parálisis de Bell se puede diagnosticar simplemente por la historia clínica y realizando un examen físico completo.

Se hará exámenes de sangre para buscar problemas médicos tales como la enfermedad de Lyme, que puede causar parálisis de Bell. 

Si su médico está preocupado porque sospecha que un tumor cerebral está causando los síntomas, se puede necesitar:

Algunas veces, se necesitará un examen para revisar los nervios que inervan los músculos de la cara:

Tratamiento

Con frecuencia, no se necesita ningún tratamiento. Los síntomas a menudo empiezan a mejorar inmediatamente. Sin embargo, pueden pasar semanas o incluso meses para que los músculos se fortalezcan, y esto puede ser frustrante.

El médico puede darle gotas para lubricar los ojos o ungüentos oculares para mantener la superficie del ojo húmeda en caso de que no pueda cerrarlo completamente. Tal vez necesite usar un parche para el ojo mientras duerme.

Algunas veces, se pueden usar medicamentos, pero no está claro cuánto ayudan. Si se emplean medicamentos, se deben empezar de inmediato.

  • Los corticoesteroides pueden reducir la hinchazón alrededor del nervio facial.
  • Los medicamentos pueden combatir el virus que puede estar causando la parálisis de Bell.

No se ha comprobado que la cirugía para aliviar la presión en el nervio (cirugía de descompresión) beneficie a la mayoría de las personas con parálisis de Bell.

Si tiene problemas para cerrar el ojo, tendrá que protegerlo de lesiones. Pídale consejos al doctor.

Expectativas (pronóstico)

La mayoría de los casos desaparece completamente al cabo de unas pocas semanas o meses.

Si usted no perdió toda la función del nervio y los síntomas comienzan a mejorar al cabo de tres semanas, tiene más probabilidades de recuperar toda o la mayor parte de la fuerza en los músculos faciales.

Algunas veces, los siguientes síntomas aún pueden estar presentes.

  • Cambios prolongados en el sentido del gusto
  • Espasmos de músculos o párpados
  • Debilidad persistente en los músculos faciales

Posibles complicaciones

La superficie ocular puede resecarse, lo que lleva a que se presenten úlceras o infecciones en los ojos, y pérdida de la visión.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico de inmediato si su cara se cuelga o tiene otros síntomas de la parálisis de Bell. El médico puede descartar otras afecciones más graves, como un accidente cerebrovascular.

Prevención

No existe ninguna forma conocida de prevenir la parálisis de Bell.

Nombres alternativos

Parálisis facial; Parálisis facial periférica idiopática; Mononeuropatía craneal

Referencias

Baugh RF, Basura GJ, Ishii LE, et al., American Academy of Otolaryngology -- Head and Neck Surgery. Clinical practice guideline: Bell's palsy. Otolaryngology - Head and Neck Surgery. 2013;149:S1-S27.

Gronseth GS, Paduga R. Evidence-based guideline update: Steroids and antivirals for Bell palsy. Neurology. 2012;79:1-5

McAllister K, Walker D, Donnan PT, Swan I. Surgical interventions for the early management of Bell's palsy. Cochrane Database Syst Rev. 2011 Feb 16;(2):CD007468.

Actualizado: 5/20/2014

Versión en inglés revisada por: Joseph V. Campellone, M.D., Division of Neurology, Cooper University Hospital, Camden, NJ. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo