Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000999.htm

Hipertensión arterial y enfermedad ocular

Es un daño a la retina a raíz de hipertensión arterial. La retina es la capa de tejido en la parte posterior del ojo que transforma la luz y las imágenes que ingresan al ojo en señales nerviosas que se envían al cerebro.

Causas

La hipertensión arterial puede provocar daño a los vasos sanguíneos en la retina. Cuanto más alta sea la presión arterial y mayor sea el tiempo que ésta haya estado elevada, más probable será que el daño sea grave.

Usted tiene un riesgo más alto de daño y pérdida de la visión cuando padece diabetes, niveles de colesterol alto o fuma.

En raras ocasiones, las lecturas de presión arterial repentinamente se tornan muy altas, pero cuando sucede, pueden causar cambios graves en el ojo.

Igualmente es más probable que sucedan otros problemas con la retina, como:

Síntomas

La mayoría de las personas con retinopatía hipertensiva no tienen síntomas hasta cuando la enfermedad está avanzada.

Los síntomas pueden abarcar:

Los síntomas súbitos son una urgencia médica.

Pruebas y exámenes

El médico usará un instrumento llamado oftalmoscopio para buscar estrechamiento de los vasos sanguíneos y signos de que se ha filtrado líquido desde estos.

El grado de daño a la retina (retinopatía) se clasifica en una escala de 1 a 4:

  • Grado 1: es posible que usted no tenga síntomas.
  • Grados 2 a 3: hay muchos cambios en los vasos sanguíneos, filtración de los vasos sanguíneos e inflamación en otras partes de la retina.
  • Grado 4: usted tendrá hinchazón del nervio óptico y del centro visual de la retina (mácula). Esta hinchazón puede causar disminución de la visión.

La angiografía con fluoresceína se puede emplear para examinar los vasos sanguíneos.

Tratamiento

El único tratamiento para la retinopatía hipertensiva es el control de la presión arterial alta.

Expectativas (pronóstico)

Las personas con el grado 4 (retinopatía grave) con frecuencia padecen también problemas cardíacos y renales debidos a la hipertensión arterial. Igualmente están en mayor riesgo de accidente cerebrovascular.

En la mayoría de los casos, la retina sanará si se controla la presión arterial; sin embargo, algunas personas con retinopatía grado 4 tendrán daño permanente del nervio óptico o la mácula.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consiga tratamiento médico urgente si tiene hipertensión arterial con cambios en la visión o dolores de cabeza.

Nombres alternativos

Retinopatía hipertensiva

Referencias

Klig JE. Ophthalmologic complications of systemic disease. Emerg Med Clin North Am.

Rogers AH. Hypertensive retinopathy. In: Yanoff M, Duker JS, eds.Ophthalmology

Walsh JB, Rosen RB, Berinstein DM. Systemic hypertension and the eye. In: Tasman W, Jaeger EA, eds.Duane's Ophthalmology

Actualizado 9/2/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.