Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003679.htm

Análisis del factor IX

Es un examen para medir la actividad del factor IX, una de las sustancias involucradas en la coagulación de la sangre.

Forma en que se realiza el examen

Se necesita una muestra de sangre. Para obtener información sobre la forma como se hace esto, ver el artículo: venopunción.

Preparación para el examen

El médico puede aconsejar la suspensión de medicamentos que puedan afectar el resultado del examen.

Lo que se siente durante el examen

Cuando se inserta la aguja para extraer la sangre, algunas personas sienten un dolor moderado, mientras que otras sólo sienten un pinchazo o sensación de picadura. Posteriormente, puede haber algo de sensación pulsátil.

Razones por las que se realiza el examen

Este examen se utiliza para encontrar la causa de demasiado sangrado (disminución de la coagulación sanguínea) o si se sabe que un miembro de la familia tiene hemofilia B. El examen también se puede hacer para ver qué tan bien está funcionando el tratamiento para la hemofilia B.

Valores normales

Un valor normal es de 50 a 200% del valor de referencia o de control del laboratorio.

Los rangos de los valores normales pueden variar ligeramente entre diferentes laboratorios. Hable con el médico acerca del significado de los resultados específicos de su examen.

Los ejemplos anteriores muestran las mediciones comunes para los resultados de estas pruebas. Algunos laboratorios usan diferentes medidas o podrían evaluar diferentes muestras.

Significado de los resultados anormales

La disminución de la actividad del factor IX puede estar relacionada con:

Riesgos

Las venas y las arterias varían en tamaño de un paciente a otro y de un lado del cuerpo a otro, razón por la cual extraer sangre de algunas personas puede ser más difícil que de otras.

Otros riesgos asociados con la extracción de sangre son leves, pero pueden ser:

  • Sangrado excesivo
  • Desmayo o sensación de mareo
  • Hematoma (acumulación de sangre debajo de la piel)
  • Infección (un riesgo leve cada vez que se presenta ruptura de la piel)

Este examen se realiza con mayor frecuencia en personas con problemas hemorrágicos. El riesgo de un sangrado excesivo es ligeramente mayor al de las personas sin problemas hemorrágicos.

Consideraciones

Cuando uno sangra, el cuerpo inicia una serie de reacciones que ayudan a que la sangre se coagule, lo cual se denomina cascada de coagulación. El proceso involucra proteínas especiales, llamadas factores de coagulación. (El factor IX es un factor de coagulación.)

Cada reacción del factor desencadena la próxima reacción y el producto final de la cascada de coagulación es la formación del coágulo de sangre. Los coágulos de sangre pueden no formarse de manera normal si cualquiera de los factores de coagulación está anormalmente bajo.

Nombres alternativos

Factor IX sérico; Factor IX de la coagulación

Referencias

Carcao M, Moorehead P, Lillicrap D. Hemophelia A and B. In: Hoffman R, Benz EJ Jr, Silberstein LE, Heslop HE, Weitz JI, eds.Hematology: Basic Principles and Practice.

Ragni M. Hemorrhagic disorders: Coagulation factor deficiencies. In: Goldman L, Schafer AI, eds.Goldman's Cecil Medicine.

Actualizado 3/3/2013

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados