Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003971.htm

Reeducación del esfínter anal

Un programa de reeducación del esfínter anal, de ejercicios de Kegel o de terapia de biorretroalimentación puede ser empleado por las personas para ayudar a mejorar sus defecaciones. Las afecciones que esto puede ayudar son:

El programa de control intestinal incluye varios pasos para ayudarle a defecar con regularidad. Al cabo de unas semanas, la mayoría de las personas pueden tener deposiciones regulares. Algunas personas necesitarán usar laxantes junto con reeducación del esfínter anal. El médico puede indicarle si necesita tomar estos medicamentos y cuáles son seguros para usted.

Será necesario realizar un examen físico antes de iniciar un programa de educación del esfínter anal. Esto le permitirá al médico encontrar la causa de la incontinencia fecal. En ese momento, se pueden tratar trastornos que se pueden corregir, como retención fecal o diarrea infecciosa. El médico utilizará los antecedentes de defecación del paciente y el estilo de vida como guía para establecer nuevos patrones para defecar.

DIETA:

Hacer los siguientes cambios en la dieta le ayudará a tener heces voluminosas, suaves y regulares.

Consuma alimentos ricos en fibra como granos de trigo entero, verduras frescas y legumbres.

Use productos que contengan psyllium, como el Metamucil, para añadir volumen a las deposiciones.

Trate de tomar de dos a tres litros de líquido al día, a menos que tenga una afección que requiera restringir su consumo, como enfermedad cardíaca o renal.

EDUCACIÓN DEL ESFÍNTER ANAL:

Se puede utilizar la estimulación digital para desencadenar una defecación.

  • Introduzca un dedo lubricado en el ano y realice un movimiento circular hasta que se relaje el esfínter. Esto puede tomar unos cuantos minutos.
  • Después de realizar la estimulación, siéntese en una postura normal para la defecación. Si puede caminar, siéntese en el inodoro o silla retrete. Si está postrado en cama, use un orinal. Adopte la posición más cercana a estar sentado. Si no es capaz de sentarse, acuéstese hacia el lado izquierdo.
  • Trate de tener la mayor privacidad posible. Algunas personas descubren que leer mientras están sentadas en el inodoro les ayuda a relajarse.
  • Si no tiene una defecación al cabo de 20 minutos, repita el proceso.
  • Trate de contraer los músculos abdominales y presione mientras se expulsa la deposición. A usted le puede ayudar el hecho de inclinarse hacia delante mientras presionan. Esto incrementa la presión abdominal y ayuda a evacuar el intestino.
  • Realice la estimulación digital todos los días hasta que tenga un patrón regular para las defecaciones.
  • También se puede estimular la defecación usando un supositorio (glicerina o bisacodilo) o un enema pequeño. Algunas personas descubren que tomar jugo de ciruelas o néctar de frutas les ayuda.

Mantenerse con un patrón regular es muy importante para el éxito de un programa de reeducación del esfínter anal. Establezca una hora determinada para defecar diariamente. Seleccione una hora que sea conveniente para usted, teniendo en cuenta su horario diario. El mejor momento para una defecación es de 20 a 40 minutos después de una comida, debido a que la alimentación estimula la actividad intestinal.

Al cabo de unas pocas semanas, la mayoría de las personas son capaces de establecer una rutina regular para defecar.

EJERCICIOS DE KEGEL:

Los ejercicios para fortalecer los músculos rectales pueden ayudar con el control intestinal en las personas que tienen incompetencia del esfínter anal. Los ejercicios de Kegel que fortalecen el tono de los músculos del recto y de la pelvis se pueden emplear para esto. Estos ejercicios se desarrollaron originalmente para controlar la incontinencia en mujeres después del parto.

Para tener éxito con estos ejercicios, utilice la técnica adecuada y persevere en un programa regular de ejercicios. Hable con el médico para que le dé instrucciones respecto a cómo realizar los ejercicios de Kegel.

BIORRETROALIMENTACIÓN:

La biorretroalimentación proporciona retroalimentación auditiva o visual sobre una función corporal. En personas con incontinencia fecal, la biorretroalimentación se utiliza para fortalecer el esfínter anal.

Se emplea un tapón rectal para detectar la fuerza de los músculos rectales. Se coloca un electrodo de monitoreo en el abdomen. El tapón rectal se conecta luego a un monitor de una computadora que despliega un gráfico en la pantalla que muestra las contracciones musculares rectales y las contracciones abdominales.

Para usar este método, se le enseñará cómo contraer el músculo del recto alrededor del tapón rectal. El gráfico desplegado en la computadora le sirve de guía para constatar que usted lo está realizando correctamente. Sus síntomas deben empezar a mejorar después de tres sesiones.

Nombres alternativos

Ejercicios para la incontinencia fecal

Referencias

Camilleri M. Disorders of gastrointestinal motility. In: Goldman L, Schafer AI, eds.Goldman's Cecil Medicine

Cook IJ, Brookes SJ, Dinning PG. Colonic motor and sensory function and dysfunction. In: Feldman M, Friedman LS, Sleisenger MH, eds.Sleisenger& Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease

Actualizado 8/19/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.