Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/esp_presentations/100151.htm

Conteo de glóbulos blancos - Serie

Procedimiento

Procedimiento

Resúmenes

Forma en que se realiza el examen: Adultos o niños: Se extrae sangre de una vena (punción venosa), por lo general de la parte interna del codo o del dorso de la mano. El lugar de la punción se limpia con antiséptico y se coloca alrededor del brazo superior un torniquete de banda elástica o manga de presión sanguínea con el fin de aplicar presión y restringir el flujo de sangre por la vena. Esto hace que la vena debajo del torniquete se distienda al llenarse de sangre. Se introduce una aguja en la vena y se recoge la sangre en un frasco hermético o en una jeringa. Durante el procedimiento, se retira el torniquete para restaurar la circulación. Una vez que se ha recogido la sangre, se extrae la aguja y el lugar de la punción se cubre para detener cualquier sangrado posible. Bebés o niños pequeños: Se limpia el área con antiséptico y se punza con una aguja afilada o una lanceta. Se recoge la sangre en una pipeta, sobre una placa o tira de prueba o en un envase pequeño. En caso de sangrado, se puede colocar un algodón o una venda en el sitio de la punción. Preparación para el examen: Adultos: No requieren preparación especial. Bebés y niños pequeños: La preparación física y psicológica que se puede proporcionar para ésta prueba o cualquier otro examen o procedimiento depende de la edad, intereses, experiencia previa y nivel de confianza del niño. Para obtener información específica acerca de cómo preparar a un niño, se recomienda leer los siguientes temas de acuerdo con la edad del niño: Preparación de un bebé para un examen o procedimiento (menor de un año) Preparación de un niño pequeño para un examen o procedimiento (1 a 3 años) Preparación de un niño en edad preescolar para un examen o procedimiento (3 a 6 años) Preparación de un niño en edad escolar para un examen o procedimiento (6 a 12 años) Preparación de un adolescente para un examen o procedimiento (12 a 18 años) Lo que se siente durante el examen: Cuando se introduce la aguja para extraer la sangre, algunas personas sienten un dolor moderado, mientras que otras sólo sienten un pinchazo o sensación de picadura. Posteriormente, puede haber una sensación pulsátil. Riesgos del examen: Los riesgos asociados con la punción venosa son leves: Sangrado excesivo Desmayo o mareo Hematoma (acumulación de sangre debajo de la piel) Infección (un riesgo leve presente cada vez que la piel se rompe) Múltiples punciones para ubicar las venas Las venas y arterias pueden variar de tamaño de un paciente a otro y de un lado del cuerpo a otro, por lo que la obtención de una muestra de sangre puede ser más difícil en unas personas que en otras.

Actualizado 2/2/2013

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.