Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/patientinstructions/000368.htm

Decidirse por una artroplastia de cadera o de rodilla

Hay muchos factores que pueden ayudarle a decidir si se somete o no a una artroplastia de cadera o rodilla, tales como leer sobre la operación y hablar con otras personas con problemas de rodilla o de cadera. 

Un paso clave es hablar con el médico sobre la calidad de vida y las metas ante la posibilidad de realizarse una cirugía.

La cirugía puede o no ser la opción correcta para usted. Sólo un análisis y reflexión cuidadosos pueden ayudarle a tomar una decisión.

¿Quién se beneficia de una artroplastia de cadera o de rodilla?

La razón más común para someterse a una artroplastia de rodilla o de cadera es brindar alivio al dolor de la artritis grave que limita sus actividades. El médico puede recomendar la artroplastia de rodilla cuando:

  • El dolor le impide dormir o realizar las actividades normales.
  • Usted no puede movilizarse por sí mismo y tiene que usar un bastón o un caminador. 
  • El dolor no ha mejorado con otro tratamiento.
  • Usted comprende la cirugía y la recuperación que implica.

Algunas personas están más dispuestas a aceptar los límites que su dolor de rodilla o de cadera les pone y esperarán hasta que los problemas sean graves. Otras querrán someterse a la artroplastia con el fin de continuar con los deportes y otras actividades que disfrutan.

Por lo regular, las artroplastias de cadera y de rodilla se hacen en personas de 60 años y más; sin embargo, muchas personas que se someten a esta cirugía son más jóvenes. Cuando se lleva a cabo una artroplastia de cadera o de rodilla, la nueva articulación puede desgastarse con el tiempo, lo cual es más probable que ocurra en personas con estilos de vida más activos o en aquellas que probablemente van a vivir por más tiempo después de la cirugía. Por desgracia, si se necesita una segunda artroplastia en el futuro, posiblemente no funcione tan bien como la primera.

¿Existe algún riesgo al esperar?

En la mayoría de los casos, las artroplastias de cadera y de rodilla son procedimientos electivos, lo cual significa que estas cirugías se hacen para brindar alivio a su dolor y no por alguna otra razón médica.

En la mayoría de los casos, demorar la cirugía no debe hacer que la artroplastia sea menos efectiva si decide someterse a ella en el futuro. En algunos casos, los médicos pueden recomendar enfáticamente la cirugía si la deformidad o la ruptura o desgaste extremos en la articulación afectan otras partes del cuerpo.

Además, si el dolor le está impidiendo movilizarse bien, los músculos alrededor de su articulación pueden volverse más débiles y los huesos más delgados. Esto puede afectar su tiempo de recuperación si le practican la cirugía en una fecha posterior.

¿Por qué no puede someterse a una artroplastia?

El médico puede desaconsejar la artroplastia de cadera o de rodilla si usted tiene cualquiera de los siguientes problemas:

  • Obesidad extrema (pesa más de 300 libras o 136 kg).
  • Cuádriceps (los músculos en la parte frontal de su muslo) débiles, lo cual puede dificultarle mucho el hecho de caminar y usar su rodilla.
  • Piel enferma alrededor de la articulación.
  • Infección previa de rodilla o de cadera.
  • Problemas cardíacos o pulmonares, los cuales pueden hacer que una cirugía mayor sea más riesgosa.
  • Otros problemas de salud que posiblemente no le permiten recuperarse bien de una artroplastia.

Referencias

Harkess JW, Crockarell JR. . Arthroplasty of the hip In: Canale ST, Beaty JH, eds.Campbell's Operative Orthopaedics

Mihalk WM. Arthroplasty of the knee. In: Canale ST, Beaty JH, eds.Campbell's Operative Orthopaedics

Actualizado 5/15/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados